NOISE MAGAZINE

REPELENTE DE HOMBRES: Las mujeres ya no se visten para ellos.

Por Kassandra Torres

¿Cuántas veces no te has encontrado con artículos con encabezados del tipo…? 

“las 10 prendas que ellos prefieren”

“lo que nunca deberías usar para impresionar a tu crush”

“Estas son las prendas que ELLOS odian, ¡evítalas!”

Lo más probable es que hayas leído cosas similares más de una vez, acompañada de comentarios de tus hermanos, amigos o novio de que no entienden tu overol, tus boyfriend jeans, o peor aun… tu increíble labial naranja.

Todas hemos vivido una situación similar en algún punto de nuestras vidas (más de lo que nos gustaría aceptarlo) pero es la realidad. Es un hecho que hay prendas y tendencias de moda que a nosotras nos hacen hiperventilar de la emoción y a ellos les produce confusión y ganas de salir corriendo.

Es claro que existen 3 grupos distintos de mujeres: Quienes se visten para los hombres, quienes se visten para otras mujeres y quienes se visten para ellas mismas. Para mí tiene mucho sentido la última; los hombres giran la cabeza al ver unos leggins super ceñidos y una blusa de tirantes, pero… ¿Quién aparte de ti va a apreciar la construcción de tu outfit ecléctico de vestido muy a la Françoise Hardy con tenis, bolsa de plumas y lentes que cubren la mitad de tu cara?… claramente no vale la pena, y confirma el tema de este día: Las tendencias que nosotras amamos la mayoría de los hombres las encuentra ridículas, anti estéticas o incomprensibles y es un hecho que a los hombres no les gusta lo que no pueden entender.

Obviamente eso no significa que nosotras debamos privarnos de estas increíbles prendas, porque primero esta tu gusto personal y luego la opinión de los demás. Prueba del éxito que se puede llegar a obtener siendo fiel a ti misma y no a lo que le gusta a la sociedad es Leandra Medine, la creadora de mi blog favorito desde hace años: Man Repeller. Seguro ya la conocen debido a que lleva años manteniéndose en la cima de la blogósfera y ha sabido hacer de su blog una empresa funcional.

En el 2010 Leandra tuvo una ruptura sentimental trágica, así que decidió lidiar con ello de la única forma que conocía: Yendo de compras… se vió con una amiga en Topshop solo para llegar a la conclusión de que a Leandra le pasaban todas esas decepciones amorosas por su forma de vestir… Claramente, era un repelente de hombres, horas más tarde llegó a su casa para crear lo que hoy conocemos como Man Repeller. ¡Buena esa Leandra!

En Man Repeller se celebran las tendencias que las mujeres aman y los hombres odian, así como la individualidad y el lado más cómico de la moda, se discuten temas tales como “El extraño caso de los pantalones gigantes” o “Cómo usar un sarong en la ciudad”.

Los artículos en conjunto nos recuerdan el mantra que deberíamos recordar todos los días: Las mujeres no se deberían vestir para los hombres, tampoco para otras mujeres, si no solo para ellas mismas.

El ser un “repelente de hombres” es más que ser una fashionista de izquierda, es sobre las mujeres sintiéndose cómodas en su propia piel, es sobre usar a la moda como herramienta para promover el amor propio.

Así que sigamos abrazando nuestros boyfriend jeans, culottes, mangas de trovador medieval, lentes de control prenatal y plataformas setenteras. La moda es para divertirse y expresarse y el hecho de perder cualquiera de esas oportunidades suena muy triste ¿no crees?.

Porque al final de cuentas la persona a la que tienes que complacer y con la que realmente vas a pasar todos los días del resto de tu vida, eres tú.

¿Y tú, para quien te vistes?

Instagram: @Kasstorress