NOISE MAGAZINE

“FEMINISARTE: Artistas reconstruyendo el discurso de la feminidad”

Por Cynthia González 

Margarita Aizpuru, crítica y conservadora del arte, expone en el proyecto llamado “Feminisarte IV” el trabajo de 18 mujeres artistas de diferentes nacionalidades con la finalidad de comunicar temas de óptica y violencia de género, así mismo, acerca de planteamientos feministas y estereotipos de identidad.

La propuesta de Margarita pretende causar una reflexión al instante, debido a que su objetivo es observar las impresiones que se generan en los espectadores al apreciar la obra en torno a la temática feminista, de manera paralela pretende impulsar a la comunidad a indagar en la temática de género.

El concepto de feminidad ha sido un tema debatible en la actualidad, expresando opiniones diversas sobre los movimientos feministas y las actividades que se han emprendido o abandonado bajo la misma causa. Y es que, al hablar de una feminidad, hablamos del conjunto de valores, costumbres, características e ideologías de acuerdo a la cultura en lo que respecta a la mujer; sin embargo, no es exclusiva de la misma.

El psicoanalista Jacques A. Miller hace referencia a los conceptos relacionados con la feminidad y la virilidad, mencionando que los estereotipos socioculturales están en plena mutación, debido a que los hombres son invitados a “feminizarse” es decir, a dar cabida a sus emociones y la expresión de las mismas. Por el contrario, las mujeres se ven impulsadas por un “yo también” en pro de la igualdad jurídica.

Por otra parte, Françoise Dolto menciona “La sexualidad femenina no ha cambiado. Lo que ha cambiado es que en la actualidad se descubre el ‘verdadero’ poder de la mujer”. Al igual que las aportaciones de A. Miller y Dolto, Margarita pone en juego la mirada del otro respecto a los temas sociales relacionados con lo femenino.

Aunque la obra se encuentra actualmente en Uruguay se espera que llegue a los ojos de los países participantes como México, con el objetivo de demoler las perspectivas y el discurso que gira en torno a la desigualdad, para construir un concepto diferente de la masculinidad y la feminidad, con un ambiente de inclusión y respeto.

El identificar estas dinámicas sociales acerca de los grupos de poder y la violencia de género da apertura a romper estereotipos e identidades binarias. Además, nos orienta a repensar la concepción de la feminidad en el género y suscita al diálogo acerca de la diversidad, recordando que el ser humano, está conformado por elementos biológicos, de expresión de género, identidad y orientación sexual.

Es decir que todo aquello que conforma la feminidad gira en torno a la perspectiva social de la pasividad de la mujer y la dinámica activa que involucra al hombre.  Sin embargo, con las propuestas feministas y la igualdad social se ha volteado a ver la dinámica activa que conforman y que tanto hombres como mujeres buscan darle un lugar respecto al cuerpo, la sexualidad, la crianza y los ideales.

Finalmente, al ser una perspectiva diferente, genera comentarios o reacciones de desaprobación a causa de ser un tema sobre el que se desconoce. Cabe señalar que como sociedad valdría la pena cuestionarnos si estamos listos para escuchar aquello que se está proponiendo y visualizar de qué manera podríamos ser afectados al admitir una moción diferente.