NOISE MAGAZINE

Conversión al minimalismo: Un nuevo estilo de vida.

Por Sam Lacayo

Hace no mucho mi novio me dijo – Tú podrías ser una minimalista -, de lo cual se retractó sarcásticamente al ver mi colección de tazas de café preferidas; pero el comentario se quedó conmigo. Honestamente, no entendía el concepto detrás de la filosofía del minimalismo, más quería saber si yo era capaz de seguirla. Así que me puse a investigar: ¿qué es minimalismo?

En pocas palabras, encontré que el minimalismo empezó como una corriente de vida que trataba de deshacerse del sobreuso material y consumismo rápido. O séase que el minimalismo se trata de vivir con la menor cantidad de posesiones materiales posibles y/o solamente lo necesario. Me sonó bastante agradable y un tanto difícil, pues ¿quién puede definir qué es realmente necesario?

Entre más investigaba más iba descubriendo curiosidades del minimalismo, como que este viene a tus propios términos porque tu eres quien juzga qué es lo que REALMENTE necesitas. ¿Siete tazas distintas de café? Obviamente… no. ¿Suficientes calzoncillos para la semana? ¡Probablemente sí! Tal vez necesites más de cinco, o tal vez no necesites porque odias usar ropa interior (eso lo dejo a tu criterio). El punto es, ¿qué es substancial y al mismo tiempo te hace feliz?

Varios minimalistas definen este movimiento como algo liberador y significativo por que hay una mayor prioridad a las cosas que realmente valen la pena, se hace mejor uso del tiempo, y hay un menor gasto en cosas innecesarias. En general, cosas buenas. Pero, con la mentalidad de consumistas que llevamos desde hace algunas décadas, el minimalismo suena un tanto imposible.

La mayoría lo relacionan con vivir escasamente y con restricciones. No puedes salir tan libremente porque no tienes carro, tienes menos de cinco prendas en tu armario, y no usas electricidad en tu casa. Estas y otras más son mis-concepciones que la gente tiene acerca del vivir en minimalismo. La verdad es que puedes ser tan minimalista como tu gustes, así como puedes ser tan vegano como creas soportar. Todo depende de lo que tu quieres, puedes, y creas que te da una mejor calidad de vida.

Los bloggers minimalistas Joshua Fields Millburn & Ryan Nicodemus hacen una pequeña lista de ejemplos de cómo el minimalismo les ha ayudado en sus vidas…

  • Reclamar el tiempo
  • Vivir al día
  • Perseguir los sueños
  • Descubrir propósitos de vida
  • Experimentar una verdadera libertad
  • Crear más, consumiendo menos
  • Ser más saludable física y mentalmente
  • Crecer como individuo
  • Contribuir más allá de uno mismo
  • Deshacerse de excesos

El minimalismo se trata de vivir mejor con menos, y al mismo tiempo nace una razón social a través del consumismo consciente. Se crea menos deshecho y una mejor calidad de vida. ¡Perfecto! ¿No les parece? Es por eso que si eres una de esas personas que necesitan hacer su vida más sencilla o simplemente quieres una nueva manera para ayudar al ambiente, el minimalismo seguro te va a encantar.

Instagram: @Obscurelookbook