NOISE MAGAZINE

Salud Mental: Lidiando con la ansiedad

Por Sam Lacayo

Hay momentos en la vida donde notas que las cosas son más complicadas de lo que parecen. No te explicas por qué te sientes de cierta manera y cómo es que a tu alrededor no parece haber alguien que entienda por lo que estás pasando. Es un alivio reconocer que lo que sea que te está sucediendo tiene nombre y de cierta manera es normal o común en otras personas. No estás solo.

Mi camino al descubrir que sufro de TAG (Trastorno de Ansiedad Generalizada) fue confuso, solitario y muy estresante – duh, ¡gracias ansiedad! -. Las enfermedades mentales o trastornos de la mente apenas estaban saliendo de su closet catalogado como “delirios de locura”. Me tocó ser de las personas que abrazaron su condición mental, tratando de explicarle a una sociedad “perfecta” que el sufrir de este tipo de trastornos no nos hace menos o quita capacidades de nosotros; fue y es simplemente otro peldaño de problemas personales que tienes que considerar en tu vida para seguir avanzando. Como cualquier otro problema en la salud.

El diagnóstico en mi caso fue exacto. Por una temporada estuve sufriendo de ataques de estrés y pánico por el día, mientras que en la noche tenía episodios de insomnio. Actividades sencillas como entregar un proyecto escolar o tomar un examen de evaluación  me hacían llorar; mi cuerpo llegó a provocar una gastritis en respuesta a tanto estrés, los bloqueos mentales que sufría en respuesta a situaciones angustiantes me dejaban sin aire y paralizada. En fin, el inicio se sintió como un infierno críptico en donde buscaba la respuesta a todos mis problemas que a los ojos de otros parecían muy sencillos, y honestamente en los míos también. Me causo bastante frustración no poder explicar porque reaccionaba de tal manera, tardé un tiempo en entenderlo y aún más tiempo en lograr que otros lo entendieran. La ansiedad es algo muy fuerte que si se deja al aire y sin controlar puede arruinar muchos aspectos de tu vida. Es difícil, pero muy necesario, llegar a conocer tu enfermedad, dedicarle el tiempo para entenderla y finalmente poder manejarla de acuerdo a lo que necesitas.

Aprendí que mi tipo de ansiedad se puede controlar a través de ciertas terapias y no solamente con medicamento. La relajación y auto-exploración cognitiva son maneras de entender y lidiar con la ansiedad al reconocer problemas específicos causantes de la misma; inseguridad, miedo, duda, preocupación, etc. Se aprende a identificar situaciones que detonan pensamientos o sentimientos claves de la ansiedad para así poder controlarla.

Siendo muy sincera, llevo seis años lidiando conscientemente con mi ansiedad. Hay momentos en donde creo que la tengo perfectamente controlada, – ya no sufro de insomnia y mis ataques de pánico no son frecuentes – pero de manera inconsciente mi cuerpo reacciona al estrés al estilo típico del TAG. Es una lucha constante que cansa y astia. El sentir que debes pelear por el control con nadie más que contigo mismo y recordar que no todo lo que piensas y sientes es real, es más tu mente jugando trucos sucios, depresivos y de mal gusto. En esos momentos suelo detenerme, respirar profundo y recordar que no todo es tan malo como mi cabeza lo pinta.

Al pasar el tiempo he aprendido a enfrentar mi ansiedad de diferentes maneras. Antes de contarles cuales o como he sido capaz de sobrellevar esta enfermedad quisiera dejar en claro que de ninguna manera estoy certificada por algún médico o terapeuta, les escribo desde mi punto de vista y experiencia personal acerca de lo que he vivido. Prosigo … cada quién lidia con sus problemas de maneras muy distintas, ya sea en base a gustos personales y actividades favoritas, estas son algunas de las mías en casos generales de ansiedad o durante ataques de pánico:

  1. Caminar sin destino mientras escucho música
  2. Salir a correr
  3. Practicar yoga o meditación
  4. Leer un buen libro
  5. Sacar mi frustración gritando (a solas y en espacios cerrados)
  6. Estar en compañía de amigos
  7. Preguntarme “¿Qué es lo peor que podría pasar?” y por consiguiente “¿De que manera puedo sobrellevarlo?”
  8. Respirar profundo y conscientemente durante 1 a 3 min.
  9. Tomar un baño
  10. Ver videos o películas de comedia
  11. Pensar en algo positivo como respuesta a lo que está causando el estrés
  12. Darme un tiempo fuera de lo que sea que me causo pánico
  13. Hablar con una persona de confianza
  14. Analizar la causa de mi estrés y si realmente vale la pena sentirlo
  15. Reconocer y aceptar lo que sucede
  16. Vivir en el ahora y no pensar de más en el futuro

Si necesitan hablar con alguien acerca de la ansiedad y cómo sobrellevarla, o simplemente tienen dudas de esta y/o más enfermedades mentales pueden escribirnos a hello@noisemag.mx, por instagram a @noisemag_ u @obscurelookbok. Recuerda, no estás solo.

Instagram: @Obscurelookbook