NOISE MAGAZINE

La aplicación que te hará pensar dos veces antes de consumir moda

Por Hiram Pinto

Share on facebook
Share on twitter

¿Estás tratando de ser un mejor consumidor de moda?

Los hechos están muy claros: la mayoría de los trabajadores del sector de confección con salarios mediocres en los países bajos son mujeres.

Las acciones son evidentes: se descubren talleres de confección clandestinos alrededor del mundo todos los días.

Y los números no mienten: esos pantalones vaqueros que tanto te gustan fueron realizados por alguien que gana 3 libras a la semana. (Alrededor de $75 pesos mexicanos.) 

La industria de la moda es el segundo –por muy poco, la primera detrás del petróleo– contaminante industrial más grande del mundo. Aún y sabiendo esto, cuando se trata de estar a la moda y comprar en un momento compulsivo, nos importa un carajo, ¿verdad?, pero, ¿porqué? Seguramente porque no sabemos cómo buscar, o qué hacer, porque no tenemos conocimiento de qué marcas lo están haciendo realmente bien y cuáles son sus estándares con sus textiles, sus trabajadores, sus consumidores. La frustración de llevar una carga hacia nuestros hombros es mucha, pero los hechos duros y éticos lo son más.

Si ninguna razón te parece suficiente y aún así lo que buscas no lo encuentras, existe una aplicación que hará que esa búsqueda de la felicidad sea más fácil. –Porque sí, el encontrar ropa siempre es emocionante y satisfactorio.– Good On You, fundada en 2015, es una aplicación que tiene como misión educar al consumidor a adquirir piezas más sustentables y éticas. Su interfaz te permite ver instantáneamente cuál es la calificación de la marca (que es valuada en un rango de una a cinco estrellas.) y leer un resumen de cuán ética es realmente la empresa, así como porqué tiene dicha puntuación. Los usuarios pueden buscar desde una marca hasta una prenda y comparar afinidad, funcionalidad, precio y proximidad con otras marcas similares.

“Nos dimos cuenta de que cada vez más personas quieren tomar decisiones éticas cuando consumen moda, pero es difícil leer las etiquetas verdes y saber qué es realmente ético“, dice Sandra Capponi, que fundó la aplicación con Gordon Renouf. “La moda no es como los alimentos, donde todos los ingredientes están en la etiqueta – es una industria masiva y compleja con cadenas de suministro opacas y es difícil para la gente deshacerse de eso.”

Resultado de imagen para good on you app

La aplicación también tiene una función interesante, la cuál es clasificar los datos de las masas para evaluar el impacto de las marcas en los seres humanos, los animales, las plantas y el planeta en general. Esta información (que es brindada por los mismos usuarios y eventualmente corroborada por los desarrolladores), incluye los estándares de la industria, las certificaciones ambientales y los datos públicos de las empresas que se unen todos en un solo lugar para los compradores. De esta manera Good On You hace prácticamente todo el trabajo y así no tienes porqué preguntarte si el cuero orgánico de tus botas MANGO es mejor o peor que las prendas “Join Life” de ZARA.  

La aplicación Good On You no sólo ha sido benéfica para los consumidores, sino que también está generando un impacto en la industria. Todo se ha tratado de volver a ser transparentes, por lo que si hay información pública disponible de una marca, será más fácil clasificarla, de otra forma, cuando no se encuentra rastro de las maneras de operar de una firma, la puntuación de la misma es mas baja, generando comentarios de los usuarios y lanzando peticiones que las presionan a ser más transparentes en cuánto a sus procedimientos. Esto no sólo ha afectado a cadenas de moda rápida, ya que los potenciales consumidores de firmas de lujo también tienen derecho a saber sobre el origen de los productos y se interesan por los procesos de calidad y cuidado de las prendas que están utilizando. Stella McCartney es un ejemplo de moda ética, y el reciente Kering (grupo propietario de casas de moda como Gucci, Balenciaga y Saint Laurent) están empezando a tomar la delantera en transparencia y moda sostenible, llevando estas ideas a su definición de lujo: “Si uno produce productos de lujo, tiene que cuidar de las personas involucradas y tiene que cuidar del planeta”, dice Marie-Claire Daveu, directora de sostenibilidad del grupo.

Sabiendo todo lo anterior y si aún naufragas en dudas, ¿cómo podemos ser entonces consumidores de moda más conscientes?

Descargar la aplicación podría ser un gran paso, sin embargo empezar por consumir menos suena a una estupenda idea. Todos somos capaces de parar y pensar qué es lo realmente importante para nosotros al momento de vestir, pensar si realmente estás de acuerdo con comprar un nuevo par de vaqueros sin saber si causó daño a otras personas o a nuestro medio ambiente y pensar, en el poder que tenemos para cambiar la industria con las decisiones que tomamos día con día.

Instagram: @Thebabymilk

Share on facebook
Share on twitter