NOISE MAGAZINE

Estoy cansada de que me llames feminazi

Por Kassandra Torres

“Feminazi” una palabra con la que nos topamos todos los días en redes sociales, en la escuela, el trabajo y realmente en cualquier lugar del mundo, ninguna mujer está exenta, si has defendido tus derechos muy probablemente has sido llamada “feminazi” más de una vez. En lo personal considero que si me dieran un dólar por cada vez que me han llamado “feminazi” probablemente ya hubiese acabado con la hambruna mundial, sin embargo más que dinero, recibo un amargo ardor en la garganta y ganas de gritar cada que escucho este erróneo término. Ganas de gritar por la todas las veces que me han intimidado al caminar por la calle, ganas de gritar por la inmensa brecha salarial en el país, ganas de gritar por todas las mujeres que ya no pueden hacerlo por haber sido víctimas de feminicidio.

Y es que… ¿qué tan poco sensible tienes que ser para comparar la lucha por la equidad de género con el holocausto? mi mente no logra dimensionarlo.

El término “feminazi” es utilizado para referirse de una forma despectiva a quienes forman parte del movimiento feminista y fue utilizado por primera vez por Rush Limbaugh, un locutor de radio estadounidense conservador y -¡Oh sorpresa!- republicano y actualmente simpatizante de Trump. Con este término Limbaugh compara al feminismo con el nazismo, gobierno con una política de exterminio y responsable de la muerte y tortura de millones de personas. Sin embargo la teoría de Limbaugh no tomó en cuenta ciertos detalles como que Hitler fue un gran opositor del feminismo, asesinando a mujeres consideradas feministas en sus campos de concentración, cerrando clínicas de planificación familiar y declarando el aborto como crimen de estado. Sin duda exigir no ser asesinadas por ser mujer no es lo mismo a exterminar una raza humana… ¿no?

Al parecer muchas personas no tienen esto en mente y al escuchar “feminismo” lo perciben como “¡castración colectiva!” y empiezan a atacar y “trollear” con chistes utilizando el término “feminazi”. Se burlan y llaman nazi a toda mujer que exija sus derechos. Y aunque siempre es útil ignorar al ignorante ¿qué tan perjudicial es normalizar este término?

El feminismo es un movimiento social que busca conseguir la igualdad entre mujeres y hombres en lo político, económico, social y cultural. Pretende erradicar la violencia de género y generar igualdad en las normas y leyes para ambos sexos. El utilizar el término “feminazi” desacredita su lucha y solo genera odio y estereotipos erróneos contra un movimiento que únicamente busca respeto e igualdad en un mundo donde nos están matando por el simple hecho de nacer mujer.

Tenemos que plantearnos: ¿cuántos hombres temen caminar por la calle solos por el simple hecho de ser hombres?, ¿cuántos hombres tienen que pensar en qué ropa usar para no sentirse amenazados por miradas intimidantes e insultos? ¿cuántos hombres han perdido el derecho de decidir sobre su propio cuerpo?… ¿Tienen miedo de que el “feminazismo” se vuelva la norma? Pues yo tengo miedo de salir de mi casa en falda y ya nunca regresar.

Instagram: @Kasstorress