NOISE MAGAZINE

¿En qué país debería estar hecha mi ropa?

Por Sebastián Rojas

Share on facebook
Share on twitter

Recuerdo que cuando era pequeño e iba de compras siempre me entraba la curiosidad de buscar las etiquetas de las cosas para ver lo que había en ellas y muchas de esas veces algo que siempre me parecía extraño era leer “Made In”, esto era porque yo no entendía porque una camiseta de Nike no tenía “Made In USA” en vez de “Made in China” en la etiqueta ya que se suponía que esta era una marca americana, ¿Que relación podría tener con un país como China que está a miles y miles de kilómetros de distancia?

El concepto de comprar productos hechos en tu país es algo que a lo largo de los años se convirtió en algo muy popular con la idea de apoyar a negocios locales y al mismo tiempo a que la economía del país pudiera crecer, este concepto siempre me gustó porque sentía que era como una hermandad en donde todos nos apoyábamos unos a otros.

Siempre pensé que si la etiqueta llegaba a decir que estaba hecho en países como China, India o Vietnam lo más seguro sería que la historia detrás de estos productos era que estaban hechos con baja calidad, empleados explotados, productos contaminantes, y básicamente todo lo negativo de esta industria, a comparación con países como Canadá, Estados Unidos o México que me brindaban cierta seguridad.

A decir verdad me lleve una gran sorpresa al enterarme sobre la realidad de esta famosa frase “Hecho en” y es que las marcas tienen permitido legalmente usar este término si es que cierto porcentaje del artículo está hecho en el país, muchas marcas hacen su proceso de manufactura en otros lugares y solo llegan a poner cierres, botones y pequeños detalles en el país que muestra la etiqueta y lo venden como producto 100% hecho en ese país.

Después de tener esta información conmigo no pude evitar pensar en dónde debería comenzar a comprar mi ropa de ahora en adelante si ya no es posible confiar “Hecho en América (Canadá, USA, México)” como una seguridad de que fue hecho éticamente.

Resultado de imagen para fashion revolution gif

¿En qué país debería estar hecha mi ropa? Si cualquier marca mexicana puede mandar a hacer sus chaquetas a China para hacer los cierres, después mandarlas a Pakistán para agregar los bolsillos y después terminar en México para agregarles sus etiquetas y decir que es un producto “Hecho en México”. ¿En quien confiamos ahora?

Esto representa un problema para la industria de la moda ya que se están subcontratando proveedores y fábricas para hacer el trabajo, en donde la comunicación de la marca con estas está perdida y no llegan a saber de dónde vino el producto final. Esto abre una conversación en donde ya no importa el “Hecho en” sino el “Hecho por”, y todo termina en un solo lugar, “sweatshops”.

Los sweatshops son las instalaciones de fabricación donde los trabajadores están en malas condiciones de trabajo, largas horas, bajos salarios, trabajadores expuestos a sustancias tóxicas o que usan maquinaria peligrosa sin la protección adecuada y otras violaciones de los derechos laborales.

Muchas marcas sin importar la clase de ropa que venden, recurren a estos lugares para fabricar su ropa ya que la mano de obra es demasiado barata y rápida. Esto puede ocurrir en cualquier parte del mundo y no necesariamente en países en desarrollo, estos talleres de explotación se pueden encontrar en países como Francia hasta Brasil e incluso México.

A finales del 2016 en USA se encontraron talleres de explotación en el sur de California de marcas conocidas como Forever 21, Tj Maxx, Macy’s y Nordstrom, todo esto fue gracias a una investigación hecha por el Departamento de Trabajo de California en donde se encontraron en el 85% de los casos violaciones laborales hacia sus empleados y es  que el 50% de las fábricas de ropa en USA son talleres clandestinos o violan los códigos laborales, esto es un problema que sucede en todas partes sin importar el dinero o poder que un país pueda tener.

Mientras tanto al otro lado del mundo países en Asia están siendo juzgados por las personas que quieren dejar de consumir cualquier producto fabricado en este continente ya que existen noticias que hablan sobre las injusticias que los trabajadores enfrentan, esto es una idea equivocada porque estos también son también el hogar de marcas artesanales y comprometidas con sus trabajadores que producen prendas éticamente, esto perjudica a quienes intentan ganarse la vida honestamente en la industria de la moda.

Entonces, ¿En qué país debería estar hecha mi ropa? la respuesta es sencilla y al mismo tiempo un poco complicada, al momento de hablar de ropa y sus procesos no hay una certeza de nada, se podría decir que la respuesta se resume “en cualquier país”.

Es importante exigir transparencia a las marcas sobre su proceso de manufactura, y no quedarnos con la idea de que si un producto está hecho en algún país de primer mundo o subdesarrollado signifique que no violó ninguna derecho laboral a sus empleados o que fue producido éticamente. Esto es un problema que ocurre en todo el mundo y tiene que terminar.

Instagram: @Sebastian_ctlr

Share on facebook
Share on twitter