NOISE MAGAZINE

¿Cómo nace una tendencia y por qué es hora de alejarnos de ellas?

Por Kassandra Torres

Hace unas semanas tuve la oportunidad de impartir junto con Claudia Melgoza nuestro primer workshop enfocado en estilo personal donde indagamos en diferentes temas con la finalidad de potencializar la esencia de cada una de las personas que nos acompañaron y desarrollar su estilo personal de una manera auténtica y funcional, todo esto mediante conceptos clave que nos ayudan a entender más nuestro comportamiento como consumidores de moda y tener mejor entendimiento del estilo personal, por ello para mi fue muy importante el impartir una clase 100% enfocado en tendencias; ¿de dónde nacen?, ¿cómo surgen?, ¿cómo terminan? y más importante: ¿por qué están acabando con el estilo personal?. Y pues nada, comencemos:

Una tendencia es definida como:

“Idea o corriente, especialmente de tipo religioso, político o artístico, que se orienta en determinada dirección”

Es decir, una tendencia es cualquier cosa que atraiga a las personas de manera masiva con un factor en común, fenómeno que vemos todos los días en la industria de la moda sin indagar más al respecto, pero ¿cómo nacen estas tendencias? ¿Por qué un día todos despertamos con la inmensa necesidad de comprar los nuevos biker shorts que están en todos lados?; no, no es obra de los astros ni una conspiración illuminati (o tal vez si), más allá de conspiraciones o rituales místicos las tendencias dan inicio en la misma sociedad para luego pasar a tomar vida en laboratorios de investigación, ¡sí, laboratorios! en el mundo existen empresas dedicadas a la investigación y predicción de tendencias como lo es WGSN, una de las empresas más importantes a nivel mundial que con base en Londres y con un gran equipo de sociólogos, psicólogos, investigadores, diseñadores y mercadólogos, entre otras disciplinas, se dedican a la detección temprana de tendencias a través de la investigación de la sociedad en aspectos políticos, económicos, sociales, religiosos y comportamiento colectivo. Gracias a estos procesos de investigación son capaces de identificar las tendencias que la sociedad consumirá hasta con 4 años de anticipación, es decir que actualmente estas empresas tienen conocimiento de lo que nos volverá locos en el año 2022.

Resultado de imagen para wgsn

Tan extraño como parezca es así como nace una tendencia, donde un ejemplo claro de cómo funciona esta predicción podrían ser los años 2011 y 2012 donde la tendencia de motivos y estampados étnicos y tribales inundaron la industria de la moda y por ende nuestros closets. Los sociólogos e investigadores explicaron este fenómeno como un resultado del desapego que la sociedad estaba sintiendo hacia sus raíces y antepasados por motivo del estallido de las redes sociales y la aparición de la tecnología en nuestra vida diaria. Curiosamente ellos lo predijeron precisamente con 4 años de anticipación. Cuidado ahí Monhi vidente.

Resultado de imagen para trend tribal

El siguiente paso para que una tendencia se consolide llega cuando las empresas de predicción e investigación revelan sus pronósticos a diseñadores quienes adquieren este servicio pagando una suscripción de unos cuantos miles de dólares con la que logran tener acceso a información detallada de distintas macrotendencias listas para aplicar en función a sus colecciones.

Son muchas las casas de moda que cuentan con acceso a esta información, es por ello que en ocasiones nos puede parecer extraño que alrededor del mundo distintas marcas lancen colecciones con factores en común. Que después se ven replicadas por las grandes marcas de fast fashion que se encargan de llevar estas tendencias al mercado masivo.

Es así como una tendencia recorre un largo camino de 4 años para llegar a volarnos la cabeza cada mes con propuestas nuevas que nos tienen en constante ansiedad social por pertenecer a esta industria tan cambiante. Sin embargo ¿realmente de esto se trata la moda?; podría decirse que la industria sí, pero el estilo personal y la autenticidad están muy alejados de este concepto. Pensemos en iconos como Iris Apfel; Lentes grandes, collares kilométricos, plumas, pelo, colores neón y telas de tapicería, ¿te parece que esto está en tendencia actualmente? claramente no, ahora pensemos, ¿crees que eso estaba en tendencia en los años 70, 80, 90, etc.? ¡Tampoco! Y es lo que la ha convertido en el icono de la moda que es actualmente. Su autenticidad, individualidad y excentricismo le han dado el espacio en la historia de la moda que actualmente posee.

Resultado de imagen para iris apfel

Iris es atemporal y lo es porque así lo ha decidido al no seguir tendencias y establecer su propio estilo personal, donde alejada de ellas ha logrado explorar la belleza de su personalidad a través de la ropa que de otro modo hubiese frustrado en el camino por pertenecer a algo que no la representa. Ahora piensa en ti, piensa en unos años cuando tus nietos vean tus fotos de joven y vean una capirotada de estilos y tendencias que no son exactamente un reflejo de tu persona. Es ahí donde encontramos la importancia de desapegarnos poco a poco a lo que la industria de la moda nos dicta cada cierto tiempo como parte de un proceso prefabricado que limita un mundo de posibilidades a la hora de vestir.

El mundo de las tendencias es fascinante pero a la vez es algo que debemos conocer y saber diferenciar para así después de haberlo entendido descifrar nuestro estilo personal.

Instagram: @Kasstorress