NOISE MAGAZINE

La incertidumbre de Céline: ¿Slimane llenará el hueco que dejó Philo?

Share on facebook
Share on twitter

No ha pasado mucho desde que comenzamos a leer que Riccardo Tisci reemplazaría a Christopher Bailey en Burberry, Kim Jones dejaba la dirección creativa de la línea masculina de Louis Vuitton para cubrir a Kris Van Assche en Dior Homme. Virgil Abloh, fundador de la marca street Off-White y ex-stylist de Kanye West, asumió la posición de Jones en Vuitton. Seguimos sin entender el feminismo comercial de Maria Grazia Chiuri en Christian Dior. Haider Ackermann dejó la firma Berluti. O que Oliver Lapidus, hijo del famoso diseñador Ted Lapidus, salió de Lanvin después de tan sólo 8 meses. Esta última broma duró mucho. Sumando a los fuertes rumores que Anna Wintour, editora de la edición gringa de Vogue por 30 años y altamente reconocida en la industria, dejaría su posición próximamente. Podríamos sufrir de pánico al saber que nos encontramos en ese estado de cambio constante. Comencé a percatarme de toda esta oleada de dubitación cuando reparé en todos los movimientos que está sufriendo el mundo de la moda últimamente. Está claro entonces que lo único seguro que tenemos estos días es la incertidumbre.

En diciembre del año pasado, la cuenta oficial de la casa de modas francesa Céline, liderada –hasta entonces– por la diseñadora inglesa Phoebe Philo, anunciaba que Philo dejaba la marca después de 10 años. Esta noticia no nos impactó del todo ya que desde hace un par de años se filtraron rumores de su salida de Céline. Al parecer, la aversión de Phoebe a la era digital, principalmente a las ventas en línea, así como no mostrarse como la diseñadora-celebridad a la que LVMH (corporativo dueño de la marca) está acostumbrado con otros diseñadores de su propiedad la terminaron por quebrar.

Alguna vez Philo declaró que preferiría caminar desnuda por la calle antes de tener una cuenta de Facebook. Muchos coincidiríamos con esta aseveración después de la noticia de la red social y Cambridge Analytica.

El verdadero foco no fue su anunciada partida sino quién la reemplazaría. Nada más y nada menos que el controversial diseñador de 49 años, Hedi Slimane. La última vez que supimos de él fue en Saint Laurent. Su paso por esta icónica marca francesa fundada por Yves Saint Laurent y su pareja Pierre Bergé en 1961, comenzó desde el 2012, culminando en el 2016. El diseñador eliminó el nombre de pila de Yves en la línea ready-to-wear y la edición de Alta Costura; cambió el logo por uno más simple, llevando a la marca, por cuestiones comerciales, a una audiencia más “moderna”. Las opiniones fueron divididas. Tal fue el caso de la crítica de moda de la revista New York, Cathy Horyn, quien escribió una tajante reseña respecto al trabajo de Slimane en Saint Laurent. Horyn consideró el regreso de Hedi como “ropa hecha por alguien que llevaba años desconectado de la moda”. Dicho texto le costó que no la volvieran a invitar a ningún desfile de la marca mientras el diseñador estuviera al mando, además de una acalorada riña vía Twitter en donde Lady Gaga intervino. A pesar de la mala publicidad que se ganaba el diseñador, bajo su dirección creativa aumentaron las ventas de la marca considerablemente.

Hedi Slimane mostraba un estilo de adinerados fiesteros de Los Ángeles que gustaban por parecer cantantes drogadictos de una banda grunge noventera en cada colección que creó para Saint Laurent. Estilo altamente copiado por las famosas marcas del fast fashion. Su última colección para Saint Laurent fue Alta Costura Otoño Invierno 2016, criticada por los periodistas de moda pero querida por las celebridades. Lou Stoppard, ex-editora del sitio ShowStudio reseñó que Slimane “odiaba a las mujeres” por esa colección. Aún así, nadie podrá olvidar ese gran abrigo rojo en forma de corazón que Rihanna usó por las calles de Nueva York. Kendall Jenner y Belinda se sumaron a las famosas que lo portaron.

Durante los 10 años que Phoebe Philo le dedicó a Céline, su mensaje siempre fue el mismo: empoderar a las mujeres poniéndose ropa sumamente femenina o masculina, los extremos de la estética de cada género. Entendió la forma en que las mujeres querían vestirse antes que ellas mismas lo supieran. Comprendiendo sus estilos de vida actuales: trabajan en una oficina, algunas son madres, esposas y tienen eventos que atender durante la noche. Son cultas y ponen la comodidad en primer lugar. Esta mujer inteligente, no titubea al querer usar un traje que podría parecer de su marido, con accesorios llamativos o sutiles. Eso era la mujer que proponía la diseñadora. Renovó el minimalismo de forma contemporánea y no se quedó solo en esa tendencia, su estilo creció con ella en cada temporada. Phoebe fue la encargada de resurgir los Stan Smiths que todos usamos hasta estos días. Tomó parte en el reavivamiento del normcore, para bien o para mal. A pesar de no haber una línea masculina, muchos hombres apostamos por esta estética. Le agradecemos la simplicidad al vestir, siluetas fáciles y la atención a los detalles.

Resultado de imagen para celine runway 2017

Celine SS 2017

La estética de Philo no sobrevivió los cambiantes objetivos de venta que tenía el corporativo para Céline. A pesar de que cada pieza es sumamente costosa, la ambición de Bernard Arnault, dueño de LVMH, y el efecto del street-style en la industria lo llevaron a tomar la decisión de contratar a Slimane para la marca

–hasta entonces– feminista. Aunque la primera colección que trabajará el diseñador para la marca se mostrará en un par de días, ya sabemos que expandirá el negocio diseñando una línea para hombre, agregando Alta Costura e incursionará en la categoría de belleza con la creación de un perfume. Además de obsequiarle a Lady Gaga, amiga de Slimane, el primer bolso Celine bajo la dirección del diseñador. Acto valorado como astuto para el negocio, poniéndolo en boca de todos estando a días del tan esperado desfile.

No sabemos con certeza qué sucederá con Celine, ahora sin acento. ¿Slimane dejará de lado el empoderamiento que construyó Philo? ¿Veremos la evolución de los drogadictos californianos a siluetas limpias y estructuradas? ¿Phoebe abrirá su propia marca? La única respuesta que tenemos es la incertidumbre.

Instagram: @cmalibran

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 1