NOISE MAGAZINE

Activismo, religión y expresión. Así vivimos el Catolicunt Ball

Por Kassandra Torres

Hablar de voguing es hablar de historia, rebelión y activismo, todo englobado en un movimiento que representa libertad sexual, feminismo y empoderamiento por medio de la creación de una comunidad consolidada bajo los principios con los que se creó el movimiento en plenos años sesentas en Harlem, donde miembros de la comunidad LGBTQ+ reivindicaban la diversidad sexual por medio de esta danza en tiempos donde la represión era la norma.

Mucho tiempo ha pasado desde el origen de este fenómeno cultural y social, sin embargo todo lo que tiene cimientos fuertes está listo para perdurar en la historia, y es así como lo estamos viviendo en pleno año 2018 en el que a pesar del paso de los años y la cultura machista y homofóbica de nuestra ciudad, hoy podemos decir que el voguing está cada vez más vivo en Monterrey. Prueba de ello es el pasado viernes 5 de octubre, día en el que tuvimos la oportunidad de asistir al Catolicunt Ball, evento organizado por House of Apocalipstick en el que presenciamos una competencia de voguing con la iglesia católica como temática central, donde regidos por la creatividad, crítica social e igualdad, pasamos una noche llena de música, comunidad y mucho glitter.

Hoy te compartimos nuestros momentos favoritos y te invitamos a acercarte a esta comunidad emergente que está despertando las voces más fuertes y ruidosas de nuestra ciudad.