NOISE MAGAZINE

El poco compromiso de la grandes firmas de moda con el ambiente

Por Hiram Pinto

Share on facebook
Share on twitter

Recientemente, científicos han revelado una estadística alarmante: Habrá más residuos de plástico en el mar que de pescado en 2050. Diferentes investigaciones sostienen que más de 8 mil millones de toneladas de plástico se han producido desde los años cincuenta y sólo la mitad de dicha cantidad ha sido producida desde el año 2000. 

Se sabe que el 60% del plástica termina en vertederos o en el medio ambiente y que el 99% de todos los plásticos en el mundo se producen a partir de productos químicos que son derivados del petróleo, un recurso no renovable y un alto contaminante. 

2050, claro, faltan años para que ese día llegue –podrías pensar.– pero si nos ponemos a analizarlo detenidamente, no estamos muy lejos de dicha realidad. 

Resultado de imagen para fashion revolution gif

Son cifras desgarradoras y preocupantes, y a pesar de que por años hemos sabido de las consecuencias ambientales de la industria del plástico, fue hasta la revelación de estos números que algunas firmas selectas de moda se han comprometido para limpiar sus actos: Stella McCartney, Burberry y H&M –marcas que ya trataban de llevar un modelo comercial más sostenible.– se unieron a los gobiernos británicos y chilenos para firmar el Compromiso Global de la Nueva Economía del Plástico. Dicho pacto tiene como misión erradicar los residuos de plásticos y la contaminación en su origen y fue impulsado por la ONU Medio Ambiente y la Fundación Ellen MacArthur, comprometiendo a las marcas, gobiernos y organizaciones a seguir tres objetivos para funcionar de manera más verde. 

Son más de 290 organizaciones y empresas internacionales las mayores generadoras de plásticos, sin embargo están buscando la manera de erradicar el desperdicio y la contaminación del medio ambiente debido a este material. “El acuerdo marca un viaje sin retorno con empresas, gobierno y actores en todo el mundo, que se han unido detrás de una visión clara de lo que necesitamos hacer para crear una economía circular para el plástico.” dijo Ellen MacArthur, quién inició la iniciativa.

Los tres objetivos que las empresas deben realizar son los siguientes:

  • Eliminar los envases de plástico problemáticos o innecesarios y sustituirlos por algunos otros que sean reutilizables.
  • Ser productivos en el reciclaje y la reutilización de los plásticos que ya existen en circulación. 
  • Innovar nuevos métodos para reducir los residuos de plásticos y garantizar que los embalajes se puedan volver a utilizar de forma fácil y segura, antes del año 2025.  

Dichos cumplimientos o cada avance que tengan las empresas, se deben publicar anualmente y se revisarán los objetivos cada 18 meses, para así incentivar a las demás empresas a guiarse por la norma que garantiza que el 100% de los envases de plástico puedan reciclarse de forma segura dentro de 7 años.

“Sabemos que sacar los plásticos de nuestras playas y océanos es vital, pero esto no impide que una marea de plásticos siga llegando cada año a los océanos. Necesitamos frenar la contaminación desde su fuente.” En palabras de Ellen MacArthur, quien anunció el compromiso en la Conferencia Nuestro Océano en Bali. 

Debemos resaltar que de las 290 organizaciones comprometidas con el acuerdo, sólo 6 son nombres de moda y belleza. (L’Óréal, Johnson & Johnson y Unilever también firmaron el compromiso.) y que aún nos queda un largo camino por recorrer para que la crisis del medioambiental deje de ser una emergencia. Las marcas de moda tienen un papel muy importante que cumplir y es trabajo de todos hacer que el cambio suceda.

Resultado de imagen para fashion revolution gif 

Instagram: @Thebabymilk

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 0