NOISE MAGAZINE

#MorrasQueInspiran: Wasabichi

Por Kassandra Torres

Share on facebook
Share on twitter

Estamos en temporada decembrina y como somos muy de tradiciones, regresamos con nuestra muy amada sección #MorrasQueInspiran, donde el día de hoy les presentamos una entrevista a una de las mujeres más irreverentes e inspiradoras que conocemos, nuestra querida Karla Concha, mejor conocida como Wasabichi en el medio digital y standupero, quien ha colaborado con la revista en ocasiones pasadas gracias a su increíble, caótica e interesante carrera en el mundo de la moda, el diseño, la comedia y el activismo. Actualmente, Wasa es “activista del amor propio” mediante su #IFuckingLoveMyselfChallenge un reto que fomenta la aceptación y el amor hacia nosotros mismos, por otro lado es co-creadora de “Estas son viejas”, el primer evento de stand up de mujeres para mujeres donde se tocan temas de crítica social y empoderamiento femenino haciendo uso de una comedia nueva en la escena standupera.

Ya sea mediante su arte, su comedia o sus retos, Wasabichi siempre ha sido una persona que nos ha inspirado desde el día uno, por ello hoy platicamos con ella sobre amor propio, inspiración y empoderamiento. ¡Esperamos que te inspire tanto como a nosotrxs!

¿Qué mujer te inspira y por qué?
Cuando me hacen esta pregunta mi mente se va en blanco porque pienso en tantas que me pierdo en cual elegir, pero ahorita elijo a dos, jiji, Tina Fey por su humor “nerd”, ser productora, crear shows de comedia muy buenos con tintes políticos y Hannah Gadsby, porque ese es el tipo de standup al que aspiro hacer, uno que te haga reir, llorar y reflexionar.

¿Cuáles son los impedimentos más grandes a los que te has enfrentado al emprender y cómo los has superado?
El primer obstáculo: YO, haha, yo NO quería emprender, no quería sufrirle pero porque no creía tener la capacidad de poder hacerlo y porque me creía lo que los demás decían: “Es difícil” “Nadie te va a tomar en serio” “No todxs pueden” “Necesitas mucho dinero” y Wasabichi lo inicié con un pantalón y una cadena rota, un tutorial en YouTube sobre como coser y listo, usé los recursos que tenía sin limitarme. El segundo: Y este me enojaba mucho (ahorita ya aprendí a usarlo a mi favor), mi físico, mi forma de ser, curioso right? haha, pero el que me vean joven, con pelos pintados, gorda (y hermosa obvi), la gente no tiende a tomarme en serio porque hay una imagen de mujer emprendedora, seria, respetable, que no dice malas palabras, toda “propia”, etc. Y yo no encajo en eso, y me dolía, voy a conferencias y a veces tienden a hacerme jetas porque se preguntaban el que hago yo en ese lugar, pero en el momento en el que me dan el micrófono y hablo sobre mis causas, lo que me inspira y mueve, ven lo que he hecho, pues ellxs mismxs se quedan callados.

¿Cómo definirías a una #GirlBoss?
Una mujer empática, que esta conscientes de sus privilegios y los usa a su favor y el de lxs demás sin pisotear a nadie. Una mujer que levanta la voz para inspirar y motivar a otras a que hagan lo mismo, aquella que aprovecha sus “fallas” y las ve como aprendizaje para evolucionar y ser esa perra empoderada que es.

¿Qué te empodera como mujer?
Wow, que buena pregunta, no sé si es raro, he estado tratando de apartarme un poco de los géneros (me identifico como mujer cis) pero he querido verme a mí y a lxs demás, sin la etiqueta de mujer/hombre y más de ser humano, entonces ¿a mí que me empodera como humana? El inspirar a otrxs, el saber que puedo llegar y platicar con alguien y ver que todxs sin importar nuestra condición ya sea social, de clases, etc. todxs tenemos problemas, todxs lloramos, todxs reímos y reconocernos como humanos, respetar esos sentimientos y no verlos como debilidades, eso me empodera.

¿Cómo te mantienes constantemente inspirada y creativa?
Uff! Es un trabajal, hahaha, algo que me causa issues de las redes sociales y que me conozcan en vivo es que la gente cree que soy una bola de felicidad constante, y cuando me ven tranquila, o comento que ando triste se sacan de onda, hasta como que se decepcionan, haha, pero es parte de entender y recordarles que soy humana y para inspirarme y ser creativa siempre cargo con una libreta y plumones, escribo e ilustro (tengo un insta secreto donde subo mis ilustraciones jiji), la música con ondita tropicalera y electrónica que me haga bailar y mover mi cuerpo, pero moverlo en serio me llena de endorfinas, me oxigena el cerebro y hace que las ideas fluyan, trato de ir a parques y estar yo sola, contemplando y dándome momentos de paz para conectarme conmigo y así poder conectar con los demás.

¿Qué te apasiona?
Hacer reír a la gente, no hay mejor sentimiento para mí como en el momento en el que me subo al escenario, estoy llena de nervio y emoción, me dan un micrófono y empiezo a contar mis anécdotas. Que la gente al final se me acerque para decirme que los hice reír, llorar e inspiré al mismo tiempo es lo mejor que me pueden dar.

¿Nos podrías decir un libro, obra, película que te haya cambiado la vida?
La película de “Amélie” me cambió la vida, nunca había visto una película tan enfocada en los detalles, los datos curiosos que daban e identificarme con un personaje soñador, creativo y tan libre me movió mi mundo. Hay una frase que siempre recuerdo: “Son tiempos difíciles para los soñadores” , me impactó mucho escucharla porque creo que el mundo es de quien sueña y se mueve por crear eso que se han inventado, y yo me considero prueba (e incluyo a Noise Mag 😉 ) de que SÍ se puede soñar y trabajar en lo que te gusta y mueve.

¿Qué fue lo que te movió para emprender tu proyecto “Estas son viejas”?
Está curiosa esta historia, yo empecé dando conferencias random, a la gente le gustaba y se atacaban de risa (todavía lo hacen haha) y cuando terminaban se me acercaban y me decía: “Wow, que buen standup” y yo de: “Ay, estemmm, no era comedia, era mi vida, pero pues… bueno, haha” y me entró la espinita y curiosidad de investigar un poco más del standup. Pero una conferencia de mujeres emprendedoras, todas se conocían, yo era la outsider haha, se me acercaron las conferencistas y dijeron: “Esto es lo que tenemos que hacer las mujeres, tenemos que dejar el cafecito y hacerle como los hombres, ¡Vámonos a los bares! hablemos como queramos” y de ahí nació ESV. Lo que nos movió a mi socia Mena y a mí fué el quitarnos ya esta presión de ser perfectas y de representar a las emprendedoras humanas, con fallas, pero trabajadoras, resilientes.

¿Cómo ha sido incursionar en la escena standupera con un proyecto con un trasfondo de crítica social y empoderamiento femenino?
Ha estado suuuuuper interesante, la verdad es que pensábamos que iba a ser muy difícil pero fue aceptado de una manera increíble, hemos tenido historias padrísimas del impacto que hemos tenido con las mujeres que participan, hemos mejorado el esquema, se nominan las mujeres, se reconocen entre ellas, les damos el taller de standup con perspectiva de género porque ya chole humillarnos para hacer reír y dejar los chistes machistas de la suegra, y hemos descubierto que las mujeres tienen, no, me corrijo, TENEMOS muchas ganas de levantar la voz y contar nuestras experiencias sin intención de “joder” a los hombres o a alguien en especial, para nada, si no para visibilizar lo que vivimos, porque hemos tenido mujeres muy variadas de edad, de educación, dinero, y TODAS siempre conectan en el taller porque hemos vivido algo similar, yo en lo personal amo el taller porque se fomenta la sororidad.

¿Cómo es que llegaste a ser “activista del amor propio” y qué es lo mejor que esto te ha dejado?
Llegué a ese término que amo, haha, porque ya estaba harta de no aceptarme, es una tortura estar “atrapada” en un cuerpo que no te gusta y que no cumple los estándares que se imponen y me cuestioné a mí misma: “¿Porque no te quieres?, ¿quién es más importante? ¿tú o los demás?” Y dije: “YO MIL VECES”. Recuerdo llegar llorando a mi depa de un antro del cual me discriminaron, entré al baño a berrear intensamente porque pues, soy piscis, haha, y mientras me veía en el espejo con odio, con enojo porque yo “no era bonita” por eso no me dejaron entrar, empecé a decir: “¿cuándo va a llegar alguien que me quiera como soy? ¿cuándo me van a ver por quien soy por dentro y no por fuera? ¿cuándo me van a aceptar?” y en eso sentí como un golpe en la cabeza y dije: “¿cómo que cuando? aquí estás tú, eso no es responsabilidad de nadie más que mía, “no puedo darle a los demás mi felicidad porque no depende de ellos, depende de mí” y nació el #IFkinLoveMyselfChallenge (ya sé, larguísimo haha) donde me puse 14 retos para recordarme el amor propio, lo inicié el 1er de febrero terminaba el 14, día del amor, pero amor para mí y por ende a los demás y me ha dejado muchas cosas, reconocerme como una mujer bella, resiliente y poderosa, el ver que hay MUCHAS personas que necesitan esto, verse a sí mismxs como seres humanos increíbles y las ganas de hacer el “I love me fest” el primer evento de amor propio, que ha tenido sus trabas, pero no me dejo vencer, se tiene que hacer.

Si le pudieras dar un consejo de vida a todas las chavas que nos leen en este momento ¿Cuál sería?
Tengo una frase de vida que yo me generé: INCOMODAR PARA CREAR REFLEXIÓN. A veces vivimos tan encerrxdxs en nuestro propio mundo que se nos olvida que todxs tenemos vivencias y educación diferente, hay que siempre ser empáticos y salirnos de nuestro círculo para comprender lo que pasan los demás, y el mejor consejo que te podría dar (por ahorita) es: QUIÉRETE, nadie lo va a hacer por ti, observate en el espejo, date besos, llora y no te sientas mal por ser “débil” porque al contrario, cuando lloras, cuando reconoces que te puedes quebrar eso te da un poder y es un momento de cambio, de evolución para que te conviertas en esa persona chingona que sabes que eres pero te da miedo reconocerlo por el que dirán lxs demás, recuerda que fuiste la esperma más rápida, ya estas/estamos ganando desde el útero de nuestras mamás, y tienes un propósito: vivir.

Te mando un abrazo para quien esté leyendo :*

Instagram: @Wasabichimx

Share on facebook
Share on twitter