NOISE MAGAZINE

Modelando historias: Juliana Lepine

Por Cynthia González

“El arte no necesita ser perfecto, si tienes algo a decir es maravilloso.”

Juliana Lepine (@julianalepine) es una escultora de origen brasileño que reside en Canadá, cuyo trabajo se ha caracterizado por crear mini esculturas de manera detallada y realista. Conocida en las redes sociales como aquella persona generadora de la famosa mini escultura de Freddie Mercury, el trabajo y la sensibilidad de Juliana tiene mucho más que decir a la sociedad.

En una extensa conversación vía Skype con Juliana, explica como su trabajo “Let the women speak” (Dejen que las mujeres hablen) ha sido como un llamado para ella, además de ser un trabajo profundo física y emocionalmente.  En el 2016, tras su video de la elaboración de la figura de Freddie mercury que ha cautivado a más de 4 millones de espectadores, recibió una llamada de la asociación no gubernamental  CARIBBEAN AMERICAN DOMESTIC VIOLENCE AWARENESS con la finalidad de reconstruir el cuerpo de Babita Sarjou a partir de su esqueleto. El caso de Babita había sido cerrado tiempo atrás, debido a que durante seis años la búsqueda de su cuerpo había fracasado, sin embargo, al reabrir el caso, encuentran solamente su esqueleto en el patio trasero de la casa de su ex esposo. Babita había sido asesinada por su pareja sentimental, al igual que muchas otras mujeres. Tras la pérdida, la CADVA se dirigió a Juliana para reconstruir el cuerpo de Babita y, de esta manera, la familia pudiera darle un funeral adecuado.  Sin embargo, Juliana menciono no poder realizar este tipo de trabajo por la rapidez, costos y trabajo que implicaba, pero se ofreció a construir una mini escultura de Babita, para comunicar su historia y reconstruir su vida.

“Mi mamá siempre decía: Eres responsable por lo que cautivas”

Es así, como de la mano de un grupo de estudiantes de Brasil, Juliana cuenta las historias de mujeres que han vivido la violencia y el abuso en diferentes formas y etapas, envolviéndose en cada una de las historias y en el proceso.  “¿Cómo contar esto en una muñeca sin sangre, sin poner lo feo de la historia? la historia es fea, esto ya se sabe, pero quisimos contarlo con poesía y el gran desafío es hacer una construcción de la historia de una manera poética pero fuerte, porque es fuerte …  lo mostraron en sus proyectos, y nosotros nos quedamos envueltas en la historia” afirma Juliana.

El trabajo que realiza, como el de muchos artistas, los compromete emocionalmente con la historia, el sentir y lo que el espectador localiza en su trabajo. “Era muy fuerte. Yo conseguí hacer las cuatro primeras muñecas, luego de eso quedé muy sensible.” Comentó. Por otro lado, la artista hace énfasis en que el objetivo del proyecto es que las mujeres reconozcan las relaciones abusivas, que no se dejen pasar las señales o esperar a que todo se torne en un desastre, que las relaciones así, existen y que resultan complicadas de reconocer.

“La agresión, no tiene país, no tiene cultura. No tiene un espacio específico“

Juliana ha sido rodeada de la expresión artística desde pequeña, siendo hija de personas con un interés artístico, ella misma considera que su carrera ha sido una casualidad, sin embargo, ella ha levantado su bandera y ha mostrado un interés genuino por defender a la mujer, “no todo mundo quiere contar su historia y cuando alguien quiere que yo cuente su historia, siento una responsabilidad muy grande, hay que darles un espacio y lugar, no podemos parar, es una responsabilidad como artista”

Como artista, Lepine expresa y transmite la libertad que tiene al elegir sus trabajos, como ella menciona, son impulsivos y sensibles, así como fuertes y difíciles. Pero que no todo es violencia, “a pesar de ser una experiencia profunda necesitamos reír, nos necesitamos divertir, nosotros necesitamos, para hacer la vida más bella, hacer la vida placentera.” De igual manera, su trabajo ha sido un preámbulo para hablar de aquello que se dificulta o se desconoce, “quiero que sean como heroínas, me gusta romantizar la historia de la víctima, no de lo agresor, quiero traer la poesía de vuelta, porque ya sufrieron mucho, no necesitan más. Ya lo saben, la verdad cruda”

LA VIOLENCIA NO SE DETIENE

De acuerdo a una estadística de la ONU, al menos el 70% de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual en algún momento en su vida y México no es la excepción. En el país el INEGI ha reportado que existen 6.5 millones de mujeres en México, de las cuales el 63% han experimentado algún acto violento (y lo han reportado, cabe recalcar), pero ¿A qué se debe esto?; El movimiento feminista ha movilizado a cientos de personas en el mundo, sin embargo, pareciera que se vive un momento muy tenso en dicho movimiento, el sexismo y la desinformación ha dificultado el alcance de la lucha. 

Desde su definición el feminismo se caracteriza por ser una corriente de pensamiento cuyo objetivo principal es conseguir la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en los ámbitos político, social y económico. Por otra parte, pareciera que el avance en el incremento de la igualdad se percibe como una amenaza.

En diferentes ocasiones los medios y la sociedad misma, ha intentado encontrar justificantes para amenizar la historia, de cualquier tipo, y esto, es algo que ocurre y se encuentra en todas las minorías, buscando romantizarlo.  El patriarcado opera no solo de hombres hacia las mujeres, sino de entre las mujeres mismas, si el feminismo se trata de algo, es de reconocer las posiciones de privilegio y no permitir ser usadas unas contra otras. El feminismo debe ir en ese camino, ayudar unas a las otras (que no se debe interpretar como “querer a todas las mujeres” sino solidarse entre todas)

Finalmente, el proyecto de Juliana, da apertura a la visibilidad de lo “no tan agradable”, recordándonos que una historia se puede reconstruir desde los huesos, que no implica que se olvide lo acontecido, sino de darle un sentido diferente a la vivencia; función que tanto el artista como el psicólogo cumple. Y que en ambos espacios donde se da lugar a lo visible y explicito, como a lo rebuscado y desconocido.

El arte se constituye en “el punto medio entre la oscuridad de las fuerzas desconocidas e inconscientes y la luz de la ciencia o el conocimiento” (V. Huamán). Es por ello que necesitamos a los artistas, a las fuentes creadoras de este punto medio, donde inspiran, responden, reflexionan y plantean cuestiones sociales con un instrumento distinto. Los invito a conocer el trabajo y la galería de Juliana ( https://julianalepine.com.br/index.html ) además de acercarse a este proyecto tan transparente.  

Resultado de imagen para juliana lepine

Cynthia González

Psicóloga

Psi.cynthiagonzalez@gmail.com