NOISE MAGAZINE

Copenhague: La capital de la moda de la que todos deberíamos estar hablando

Por Kassandra Torres

París, Nueva York, Londres y Milán… Por décadas la industria de la moda se había resumido en 4 grandes capitales de la moda que reinaban al mundo temporada tras temporada, estableciendo las pautas de la industria y marcando tendencias a nivel global. Cada una de estas ciudades se ganaron su lugar gracias al trabajo generado dentro de ellas y al peculiar estilo de quienes abundan en su ecosistema de moda, generando cierto nivel de exclusividad e imaginario colectivo al que no cualquier ciudad podía aspirar, sin embargo en este año 2019 existe una ciudad que se ha ido abriendo paso dentro las capitales de la moda más importantes del mundo, estableciéndose como “The -not so- new kid on the block” de la industria de la moda, que durante los últimos años ha puesto en el spotlight a la moda escandinava… sí, estamos hablando de Copenhague.

Copenhague ha sido conocida durante décadas como la ciudad de las bicis y el buen vivir, sin embargo en los últimos 5 años se ha ido abriendo paso dentro de las capitales de la moda por establecer una de las Fashion Week’s más redituables y propositivas a nivel mundial, sin embargo este sistema no es nuevo en la ciudad, de hecho la semana de la moda de Copenhague fue establecida en 1968, por lo que el crecimiento del ecosistema de moda escandinavo ha ido a un paso más lento comparado con el resto del mundo, cuestión que no parece afectar a esta nueva capital de la moda, más bien su lento crecimiento es prueba de la evolución de una industria y la sociedad en la que habita.

The Best Copenhagen Street Style Looks To Steal For Yourself

Mientras por años la moda escandinava fue un reflejo de la estética sueca y su simplicidad, hoy en día la moda de Copenhague marca un statement social mediante sus colores,siluetas y composiciones, destacando dentro de las otras capitales de la moda, gracias a que han decidido “ir directo al grano” presentando colecciones 100% Ready Siluetas básicas pero con algún tipo de anomalía que corta con lo básico de la prenda, le da un toque clásico pero a la vez contemporáneo.To Wear, olvidándose del viejo sistema de la moda escandinavo regido por piezas artísticas y conceptuales. La moda danesa de hoy pretende vestir a las personas de hoy, que buscan comodidad, practicidad, sustentabilidad, diseño y color, como menciona Ulrika Lundgren para Business of Fashion: «Estocolmo es buena en líneas limpias y estructuradas, pero Dinamarca es más romántica y salvaje».

Tanto ha sido el crecimiento de la industria de la moda en Dinamarca, que actualmente este sector de la economía representa una de las 4 industrias con mayor exportación a nivel nacional, con un estimado de $7,3 mil millones de dólares al año, todo esto gracias al surgimiento de marcas y diseñadores como Ganni, Sophie Bille Brahe, Cecilie Bahnsen, Maria Palm, entre muchos otros. Por otro lado, no podemos ignorar el hecho de que Copenhague ha sido el destino favorito para los fotógrafos de street style en los últimos años, por lo que está de más decir que la moda danesa va 3 pasos adelante de nosotros y que el “Danish look” será la nueva versión del cotizado “French look” que hemos aspirado por décadas, ¡y nos encanta!.

Resultado de imagen para stine goya studio

Stine Goya Studio

Sin duda alguna el crecimiento que ha tenido la industria de la moda en Copenhague es un fenómeno que nos encanta y nos pone a reflexionar; Uno nunca cree que dentro de una industria que ya tiene todo establecido desde hace décadas, pueda existir el surgimiento de nuevas capitales y sistemas de moda, sin embargo Copenhague nos ha demostrado lo contrario, creciendo a paso lento pero seguro, generando un camino de aprendizajes que nos pueden servir como ejemplo a replicar desde este lado del planeta, donde tal vez en unos años México se posicione como el nuevo Copenhague.

Resultado de imagen para copenhagen fashion week

Instagram: @Kasstorress