NOISE MAGAZINE

Valentine’s story: ¿Por qué importa que mi crush vea mis stories?

Por Marcela Guevara

Share on facebook
Share on twitter

“¡Lo vio mi crush!”, era la única frase que podía salir de mi boca después de haber observado con cuidado todos los usuarios que vieron mi último insta story. Una práctica común entre algunas personas, según parece. Podían haber sido mis mejores amigos, mi familia, etc., pero solo me interesaba uno. ¿Por qué? Si quienes lo habían visto son personas importantes en mi vida y yo en las de ellas, ¿por qué tenía que prestarle más atención a uno en la que no existe esa reciprocidad?

Desgraciadamente, no porque tengas a tus favoritos al inicio significa que ellos son quienes ven tu perfil más seguido. Entonces, ¿cómo sé quién lo ve primero? Las personas que aparecen al principio son aquellas con quienes más engage tienes tú, comentó Julian Gutman de Instagram en una entrevista con The Verge. Ya sabiendo esto, ¿por qué me sigue importando que las vea o no?

Lo conocí a través de una amiga, la cual supo que me iba a atraer y organizó una salida. Cuando lo conocí platicamos, nos dimos cuenta que teníamos gustos musicales parecidos y fue una buena noche, no lo negaré.

A partir de ahí salimos, convivimos y platicamos por mucho tiempo, nunca fue algo serio ni mucho menos formal.Todo se mantuvo como una buena amistad. Cuando me preguntaban si estaba interesada en alguien, les contaba sobre él y ponían cara de sorpresa al saber que sí hablábamos y no era una fantasía. Incluso me ‘echaban porras’ para que sí funcionara.

Por un momento sentí que podía pasar todo. Comenzamos a vernos con regularidad, pero solo en fiestas. En una ocasión, nos vimos un viernes y el sábado fuimos a un concierto que para mi sorpresa, terminamos siendo solo él y yo. Lo disfruté mucho. Pero ahí empecé a pensar que esta, era una de esas relaciones en las que no sabía si éramos amigos o solo conocidos.

Después de dos años, hubo una pausa. Ya no lo vi. Fue cuando de amistad pasó a ser la definición de crush. O bueno, según la de Urban Dictionary: “Se llama crush porque destruye tu alma y todo en lo que creías.”

La pausa fue buena, porque al parecer estaba tan ensimismada que hacía falta un break. Conocí a más personas, pero ninguna me convencía. Dejé que pasara el tiempo. Hablábamos poco por Instagram, hasta que un día caí. Me di cuenta que lo estaba idealizando, hasta cierto punto. Tomé la decisión de dejarlo ahí. Le di unfollow y llegó la paz. Pude abrirme a otras posibilidades y a conocerme más a mi misma.

Meses después nos volvimos a encontrar, estuve feliz toda esa noche y amanecí con una sonrisa (roña, ya sé). Lo volví a seguir, empezamos a hablar y de nuevo, ya no supe qué hacer. Solo sabía que los sentimientos que tenía hacía él habían regresado, y que mi cabeza tenía mil preguntas sin respuesta. ¿Era el destino?, ¿una prueba?, ¿qué?

La respuesta  que obtuve después de tanto pensar, es sencilla: me gusta saber que está ahí. Pensar que pone atención a lo que hago e incluso imaginar que sí le importo. Suena algo loco, pero pienso que es lo máximo que puedo añorar por ahora.

Update: me contestó el story del sábado. ¿Qué procede?

Instagram: @Marcelaguevara1

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 1