NOISE MAGAZINE

Feminismo y moda: una relación histórica

Por Melissa Jauregui

Share on facebook
Share on twitter

En el mes de la Mujer y con el día Internacional de la Mujer a solo unos días por ser conmemorado, es importante recordar lo que la moda ha contribuido para la revolución feminista.

Sabemos que el feminismo no es una tendencia temporal, es un movimiento constante y necesario. A lo largo de la historia, la moda siempre ha formado gran parte de la revolución feminista. Ha sido un apoyo para las mujeres, desde movimientos y protestas hasta sacudir las reglas de la sociedad que se dictaban en cada época (hasta la fecha).

Las mujeres hemos sabido utilizar la moda como una declaración poderosa a través de la historia, y es por eso que te comparto algunas de las prendas que causaron mayor revuelo, y claro, marcaron un momento importante en la lucha de los derechos de la mujer y su liberación.

Pantalones

Resultado de imagen para first woman pants second world war

La tendencia de los pantalones en mujeres empezó a finales del siglo XIX pero no por simple “moda”, sino por ser cómodos y prácticos al trabajar. Como es bien sabido, en la segunda guerra mundial, mientras los hombres estaban en batalla, las mujeres ocuparon sus lugares en las fábricas, minas, granjas, entre otras labores. Para ahorrar dinero, usaban la ropa de sus respectivos esposos. Un par de pantalones, para después adoptarlos como ropa casual. Pero no fue hasta 1960 donde se empezó a comercializar los pantalones de moda, especiales para mujeres. Una de las causas principales por la cual se empezó a esparcir “la tendencia” de los pantalones en el siglo XIX, fue por el ya conocido caso de Luisa Capetillo, donde la arrestaron y llevaron a corte por usar un par de pantalones en público, causando polémica y escándalo para la época.

El Bikini

Resultado de imagen para first bikini

Esta prenda marcó gran parte de la liberación femenina. Donde antes de la creación del bikini, teníamos que ir a la playa cubiertas completamente en ropa, que además era demasiado pesada una vez que estaba mojada. En 1946 Louis Reard creo el bikini, al principio, fue duramente criticado y rechazado por la sociedad. Fueron las bailarinas exóticas las que se encargaron de modelar y publicitar la polémica prenda. En medio de la revolución sexual de la mujer, el bikini fue la prenda perfecta para señalar la revolución femenina. Se convirtió en una celebración de libertad y gozo para las mujeres.

 Mini falda

Resultado de imagen para first mini skirt

En 1960, las bastillas de las faldas y vestidos eran hasta los tobillos. Según datos históricos la mini falda se creó en 1961 por Mary Quant o André Courréges. La prenda fue muy bien recibida, descrita como “divertida, exuberante, optimista, joven y sexy”. Desde chicas de secundaria hasta profesionales comenzaron a utilizarla. Gracias a esta prenda, nuestras piernas fueron liberadas y descubiertas marcando una vez más, la liberación sexual de la mujer.

El traje

Resultado de imagen para woman suit ysl 1966

El diseñador Yves Saint Laurent es acreditado con la creación del traje para la mujer en 1966. Aun que ya existían varias versiones, fue hasta este momento que marcó la historia por ser el icónico traje “Le Smoking”, el cual el estilismo estaba basado en el traje clásico del hombre. En ese entonces no era bien visto que una mujer vistiera un traje profesional para trabajar. De hecho, no fue hasta 1993 que hicieron legal el usar trajes profesionales en el senado de Estados Unidos.

La playera feminista

Resultado de imagen para dior feminist

Las camisetas con mensajes de protesta se han llevado desde hace varios años, pero probablemente el crédito de el comienzo de esta revolución se la debemos a la diseñadora Maria Grazia Chiuri por popularizar la tendencia en la modernidad. En su colección debut en Dior como directora creativa, Chiuri hizo desfilar playeras con la icónica frase de Chimamanda Ngozi Adichie “We should All Be Feminist”. Después de este gran acontecimiento, grandes marcas siguieron sus pasos para crear sus propias versiones de la playera y nació esta nueva tendencia de protesta que hasta el momento seguimos viendo en las calles y diferentes pasarelas.

Sin duda, al utilizar cualquiera de estas prendas, nos impulsamos y empoderamos al vestir statements tan importantes hoy en día, sobre todo al conocer la historia detrás de cada una. Pero recuerda que, más que ser una tendencia revolucionaria, el feminismo es un estilo de vida.

Instagram: @melissajauregui

Share on facebook
Share on twitter