NOISE MAGAZINE

Nuestra Voz Como Protagonista

Por Cinthya Roura

Share on facebook
Share on twitter

Para los que me conocen en persona (o por redes sociales), probablemente no les es difícil imaginarme siendo vocal sobre lo que pienso o siento respecto a ciertos temas. Saben que no me importa alejarme de ciertas personas si las considero tóxicas o si sus ideales no van de acuerdo a mi filosofía de vida. Posturas como ser pro-choice, feminista, apoyar y defender los derechos de la comunidad LGBTQ+ resultan en cuestionamientos diarios de muchas personas, especialmente de generaciones más grandes que la mía. Pero si algo he aprendido es que por más complicado o difícil que pueda resultar, es imperativo que demostremos lo fuerte que puede llegar a ser nuestra voz, y los cambios que ésta puede lograr.

El día de hoy, con 22 años de edad me doy cuenta que nadie, absolutamente nadie, tiene la verdad absoluta por más edad que pueda tener. Cada uno de nosotros ha vivido y sigue viviendo bajo distintos contextos lo cual convierte al dialogo en una herramienta sumamente relevante para entendernos y progresar.

#diainternacionaldelamujer

El problema aquí, contrario a lo que muchos piensan, en realidad no es generacional, sino que es la falta de apertura que existe de ciertas personas, principalmente aquellas con ideologías conservadoras, hacia opiniones distantes de la suya. Entiendo que de-construirnos puede ser difícil, incluso agotador, pero ¿acaso no es mejor entender de qué estamos hechos y decidir activamente nuestra ideología y por ende el rumbo de nuestra vida? No podemos permitirnos repetir patrones sin siquiera cuestionarlos. Y es que aún y cuando unos cuantos alcemos la voz, no es suficiente para lograr verdaderos cambios si no nos unimos en unísono. Necesitamos volvernos solidarios y sobre todo empáticos con las situaciones que viven los demás, tenemos que entender que contamos con privilegios que muchos otros no, que el no hablar o vocear nuestros intereses nos torna en una sociedad estancada e incapaz de progresar.

Sin embargo, creo que es importante recalcar, que aún y cuando tengamos todo el derecho del mundo de expresar nuestras ideas, tenemos que considerar que no podemos atentar contra la libertad de expresión de nadie, o ir en perjuicio de su libre desarrollo de la personalidad o su dignidad humana. De la misma manera, reafirmo la importancia de espacios seguros en donde las víctimas puedan alzar su voz de manera anónima. La existencia de estos lugares es imperativa para disminuir el índice de revictimización  que ha alcanzado niveles alarmantes en México y el mundo.

Solamente cuando entendamos el valor que cada una de nuestras voces tiene y puede aportar a la vida del prójimo es que podremos empezar a motivar cambios. Lo hemos visto las mujeres: cuando nos unimos para conseguir el voto lo logramos, así como cuando luchamos por derechos reproductivos y de propiedad los alcanzamos. El día de hoy queremos libertad de decidir por nuestro cuerpo; queremos terminar con la discriminación por razones de género, raza o clase social; queremos ser libres de elegir nuestro propio camino sin ser víctimas del sistema. Queremos libertad e igualdad y la única manera de lograrlo es siendo protagonistas de nuestra propia historia.

4,296 Me gusta, 8 comentarios - Vogue España (@voguespain) en Instagram: "Porque el futuro se escribe en femenino y porque #JuntasHacemosHistoria (Collage: Mar Ordonez…"

Instagram: @Cinthyaroura

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 2