NOISE MAGAZINE

Maternidad: el vínculo y el arte

Por Cynthia González

Share on facebook
Share on twitter

El arte contemporáneo nos permite hablar de cualquier tema. Sin embargo, muy pocos artistas se han detenido a abordar el tema de la maternidad como parte de la feminidad. Siendo una de las tantas experiencias por las que pasan algunas mujeres, la concepción, el parto, la lactancia y la crianza han pasado a ser poco visibles; pero sumamente importantes para todo ser humano.  Que si bien, no todos deciden ser madres de alguien, todos hemos sido hijos de alguien.

Ante esto, el día de las madres hace celebrar a aquellas personas que brindan la capacidad de jugar e imaginar, que impulsan la creatividad en cada encuentro. Y es que cuando hablamos de creatividad, instantáneamente nos hace asociar el concepto con las artes plásticas, no obstante, la creatividad se caracteriza por ser la capacidad de crear cualquier cosa, pero, ¿cómo creamos las cosas?

La función materna además de proveer el cuidado y sustento del bebé, acerca a este nuevo ser a la cultura, transmitiendo las costumbres, creencias y las leyes que el mundo que esta por conocer contiene. Es ella quien acompaña al niño al descubrimiento de este nuevo mundo y quien su relación principal tendrá un impacto grande en la vida de su hijo como individuo.

El vínculo que existe entre una madre y su hijo, es una experiencia única e íntima. Es por ello que durante la infancia el cuidado materno permite desarrollarse y vivir con aquello que lo rodea, ya que, para el niño, las experiencias por las que atraviesa ya sean desagradables o placenteras son completamente nuevas y fuera de su alcance.  Durante esta etapa, la madre guía, explica, apoya, impulsa y abre camino a que el niño (apoyado por ella) pueda buscar maneras socialmente adecuadas para transmitir su sentir.

En el arte, la muestra de la creatividad y la profundidad del sentir, nos proyecta imágenes, movimientos y sensaciones que el artista retoma de esa desconocida experiencia propia que parte del misterio, aun sin ser consciente de ello.  Se transporta y nos transporta a aquel lugar donde la fantasía y la realidad juegan entre si y se encuentran con aquello que parece tener sentido. De manera paralela, nos encontramos en sus obras de distintas formas, en algunas conectamos y alcanzamos a vislumbrar ese sentir y en algunas otras pasan desapercibidas ante nosotros, lo cual significa que, aunque la experiencia haya sido la misma, todos conservamos una vivencia diferente.

Después de todo, la creatividad en sí, conlleva la relación que existe con el exterior, como reconocemos el mundo, la manera en que lo acatamos y como nos adaptamos, es aquello que impulsa a cualquiera a producir arte de una forma saludable, que nos ayuda a procesarlo, a destruir y construir, a incorporar.

Lic. Cynthia Gonzalez

Psicóloga

Psi.cynthiagonzalez@gmail.com

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 0