NOISE MAGAZINE

El fenómeno de la falsa moda mexicana en Monterrey

Por Kassandra Torres

Share on facebook
Share on twitter

Llevo meses con este encabezado dando vueltas por mi cabeza, y cuando digo meses, estoy hablando de casi un año con la intriga de sacar o no sacar el poco veneno que mi boca suelta cada vez que pienso en tan delicado tema, delicado porque el hecho de irrumpir o no la paz de cualquier persona mediante una crítica siempre me ha causado problema, pero al final entendí que una crítica bien fundamentada y objetiva es algo que necesitamos con urgencia en la escena de la moda mexicana actual, donde vamos por la vida tirando flores y aventando brillantina a cual marca o proyecto se nos cruce en el camino, sin importar el valor -o no- del mismo, siempre y cuando quedemos “bien” con el dueño, diseñador, PR, o cualquier persona que pueda traer una que otra invitación por la vida, al final ¿a quién le gustaría ser vetado de por vida? a nadie, y menos si hablamos de Monterrey donde la idea distorsionada de la industria de la moda le ha dado la última palabra a unas cuantas personas con el mismo tono de rubio y mismo molde de nariz. Not anymore baby… Empecemos:

Imagen relacionada

Cuando llegué a Monterrey hace más de 6 años con tan solo 17 inocentes años de edad, fui deslumbrada por la escena de la moda en Monterrey… comenzaban a llegar las invitaciones a eventos de moda de mi universidad donde todo era organizado 100% por el alumnado, hasta ahí todo iba muy bien, podías notar el amor y hambre por comerse el mundo en cada uno de mis compañeros, creando eventos ambiciosos y llenos de creatividad que nos mantenían en una burbuja muy bella de lo que creíamos que era la moda en Monterrey, burbuja que se rompió una vez comenzamos a salir a la superficie y a visualizar lo que la industria de la moda regia tenía para nosotros: decepción.

Al salir a la luz y comenzar a frecuentar los “eventos de moda” más importantes de la ciudad, me dí cuenta de lo distorsionada que está la idea de la moda en nuestra región, donde pasarelas de centro comercial afuera de palacio de hierro son consideradas una oferta de valor y eventos como Trends Monterrey que funge como “una plataforma para el talento regio” muestra en su mayoría a marcas que más allá de diseñar, se dedican al re-etiquetado de ropa China comprada en Los Angeles, disfrazando una vez más al fast fashion con bordados típicos de “moda mexicana”, engañando al consumidor que una vez más termina celebrando una falsa idea de moda que solo en Monterrey nos compramos, una idea de moda donde un número muy limitado de influencers con alto nivel adquisitivo y vestidos de pies a cabeza de Zara y una que otra bolsa Prada, son considerados los referentes de moda más importantes de la ciudad que terminan moviendo a masas dentro de la idea de una moda mexicana que está muy alejada de la realidad, en este sentido considero que nosotros somos el “Peña Nieto de la moda” en el país, que entre jiji y jajaja, un evento por aquí y una pasarela por allá, nos hemos convertido en un show disfrazado de moda que solo esta ciudad se ha terminado comprando y que tristemente durante años ha obligado a decenas de egresados de la carrera de moda a abandonar la ciudad por la falta de oportunidades y la loca idea de la moda en la región, donde si no te ves como la sampetrina promedio, no tienes los contactos suficientes dentro de “la escena”, o te sales aunque sea un poco de lo que el fresometro regio indica, tus posibilidades de crecer como parte de la industria de la moda en Monterrey son casi nulas.

Resultado de imagen para josefina vero solis

Sin duda alguna en Monterrey vivimos en una realidad paralela al resto del país -no por nada somos la ciudad más odiada en Twitter lol- pero es por ello que distintos proyectos en la ciudad, como lo somos Noise Mag, Casa Cler, Da Wearhouse y un sinnúmero de marcas más, hemos elegido ser la resistencia al sistema. Hemos elegido permanecer y luchar hasta que dentro de unos cuantos años más la verdadera industria de la moda en Monterrey tenga una voz dentro del país, de nada nos sirve seguirnos quejando si no vamos a hacer nada por generar el cambio, por ello la próxima vez que decidas criticar el evento coctelero “de moda” de tu preferencia, cuestiónate ¿qué estamos haciendo para generar un cambio y derrocar al sistema de wannabe moda regiomontana?. Seamos la resistencia.

Con este artículo más allá de ofender a unos cuantos nombres, pretendo fomentar la crítica objetiva de moda en la región. Dejemos de pensar tanto en “quedar bien” y más en nuestra voz como medio, marca, proyecto, etc. Al final del día alguien tenía que decirlo ¿no?

xoxo!

Instagram: @kasstorress

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 1