NOISE MAGAZINE

UNIFORMES NEUTROS: Un pedazo de tela que cuestiona la equidad

Por Cynthia González

“La incapacidad para tolerar la ambigüedad es la raíz de todas las neurosis” S. Freud

Tras el anuncio del uso del uniforme neutro en las escuelas, la respuesta de la población mexicana mostró su postura, inquietud o apoyo a la modificación del uniforme escolar. La controversia no se hizo esperar y, por ende, los tabús, estereotipos y comentarios sexistas se mantuvieron a la luz del día en las redes sociales.

 Al inicio, el planteamiento de la modificación del uniforme escolar prometía ser un pequeño gran paso para la equidad, sin embargo, emergieron comentarios y posturas que señalaban que la igualdad no se resolvía permitiendo que las niñas usaran pantalón y los niños falda, reacción que, tras la respuesta de la población mexicana provocó que el secretario de educación señalara que la aplicación de dicho uniforme únicamente fuera en las mujeres.

Ante esto, es curioso que el dato más inquietante como lo es la violencia, haya pasado a ser una situación de segundo plano. Visualizado en estadísticas, veremos que tan solo el año pasado en México, nacieron 10 mil bebes de madres de entre 10 y 14 años de edad, que en su gran mayoría fueron producto de alguna agresión sexual y violación. Y que, a su vez, el 90% de los casos de crímenes sexuales contra niñas y adolescentes no se denuncian debido al temor, desinformación y poco soporte de la ley mexicana. Lo cual, es bastante preocupante.

Pero no, esta situación no solo concierne a las niñas y a las mujeres que educan a esas niñas, sino a toda la población en general. La infancia y la adolescencia son etapas fundamentales para la evolución y la formación del ser humano, etapas donde uno elige quien quiere ser, que le gusta, hacia donde dirigirse y, sobre todo, poner los cimientos de quien se mostrará en la vida adulta y esto, es vital para el desarrollo psíquico.

Entonces ¿Qué haremos con el uniforme neutro? Principalmente, la situación cultural, social y religiosa han distorsionado conceptos como neutralidad, equidad, masculinidad y la feminidad.  Conceptos que, a su vez, se encuentran constantemente en crecimiento, contribución e interés por su aplicación.  Que si bien, existen adultos que han expresado su inquietud por la orientación sexual de los niños y el Bullying escolar que podría existir a causa de esta propuesta, han pasado desapercibido un importante factor: el bullying, la homosexualidad, la violencia y la discriminación existen y aparecen todos los días en México, se manifiestan de tantas formas que muchas veces es difícil observar la delgada línea entre uno y otro, no obstante, el que la línea sea delgada no significa que no podamos prestarle atención y cuestionarla cada vez que nos paremos sobre ella.

Es por ello que la posibilidad de que los niñxs hagan sus actividades sin importar su género encamine a elegir, ser libres, mostrar su singularidad y promover el cuestionamiento y la propuesta de nuevas formas de ver lo que ahora conocemos. Vayamos ahora a reflexionar, ¿Por qué será que incomoda saber que están ahí?; Que existen, que piensan, sienten y eligen.

Finalmente es importante darle el peso que debe tener la libertad de elegir, pero sobre todo que saber que la tolerancia, el respeto, la aceptación y el amor no provienen de usar falda o pantalón, de vestir de rosa o de azul, de jugar con “x” o “y”, sino de lo que aprendemos no solo en casa, sino también en la escuela y la sociedad.

Lic. Cynthia Gonzalez

Psicóloga

Psi.cynthiagonzalez@gmail.com