NOISE MAGAZINE

El ocaso del estilo personal en la era de Instagram

Por Kassandra Torres

Share on facebook
Share on twitter

Creo que envejeceré 30 años después de escribir la siguiente oración, pero recuerdo cuando tenía 7 u 8 años y mi mamá llegaba a casa con algunos vestidos de flores o pants coordinados de Mickey Mouse y me era tan sencillo amar o aborrecer estas opciones de looks “dosmileros”, tal vez era la sinceridad de una niña de primaria o la fidelidad a mi estilo personal que desarrolle durante la infancia, no lo sé, lo que me consta es que esa mágica fidelidad cada vez se vuelve más compleja de mantener en pleno 2019, donde entre tantas imágenes, stories, videos y tweets, la idea de lo que soy, me gusta o quiero, se confunde con una basta cantidad de imágenes en tendencia que marcan pauta entre lo que es ser cool o “fashionable” y lo que no. Y no me malentiendan, en la actualidad creo tener una clara idea de mi estilo personal e identidad, sólo que no ha sido una tarea fácil o tan orgánica como uno pensaría. 

Durante años de ir de aquí para allá en busca de mi estilo predilecto, borre todo lo que conocía cómo lo “correcto” o lo que la gente esperaría que yo vistiera, muchas veces el cargar con la etiqueta de cómo tiene que lucir una estudiante, una novia o una hija “bien” nos marca de por vida limitando el infinito abanico de posibilidades que nos ofrece la moda, y al por fin haber podido eliminar esta carga, ya tenía la mitad de la batalla ganada. 

Resultado de imagen para fashion gif

El eliminar etiquetas y concentrarme en lo que siempre quise ser y reprimía, a la par de un gran detox e introspección, me llevó a por fin encontrar y definir mi estilo personal, solamente que olvidaba un pequeño detalle: Vivo en el 2019 e Instagram es la nueva tía que marca las etiquetas entre lo que viste una “chica bien” o una “chica cool”. 

Sí, no sé cómo pasó o en qué momento le dimos tanto poder a nuestra red social favorita, pero es claro que gracias a ello cada vez se torna más difícil tener una idea clara de lo que somos o lo que sentimos presión por ser. Veamos, cuántos de nosotros nos hemos encontrado en la situación en la cual pensamos en un look increíble, que morimos por usar, pero un minuto antes de dar luz verde la idea, corremos a Instagram, al perfil de nuestra blogger o fashion inspo favorita para ver si “Es algo que ella usaría”, si vemos que no sería así, abortamos misión y buscamos un look mucho más sobrio e Instagrameable que nuestra blogger predilecta usaría. Así es amigos, al parecer ya vivimos en un Black Mirror de la moda que hace años no hubiésemos imaginado. 

Resultado de imagen para black mirror gif

Y sí, siempre existieron las tendencias, siempre existieron las musas de la moda, y en nuestra infancia tuvimos muchas de ellas (Belinda, Lizzie McGuire, etc.) pero más allá de indicarnos lo que debíamos o no vestir, nos enseñaban (ellas más que nadie tbh) que el estilo era ¡personal! that´s it, y si queríamos usar jeans con una falda de plumas encima deberíamos hacerlo, I mean… Ashley Tisdale queen of style!. De eso, al círculo vicioso en el que nos encontramos hoy en día, donde las tendencias llegan y se van a la velocidad de la luz, hay un mundo de diferencia.

Lo sé, es difícil encontrar tu propia identidad a la hora de vestir cuando ya existen mil personas que lo están haciendo muy bien, puede parecer sencillo dejarnos llevar por lo que ellos ya han dominado, pero en un mundo donde las tendencias llegan y van en un abrir y cerrar de ojos, el replicar lo que nuestra blogger favorita está usando es como tratar de seguirle el paso al maniquí de Zara que cambia de tendencia cada 3 días. No, no estamos siguiendo el estilo personal de alguien, estamos olvidando lo que nos hacer ser nosotros mismos… qué colores nos mueven, qué texturas nos hacen sentir felices, qué prenda comunica lo que pienso, sueño y quiero comunicar. 

Olvídate de tratar de ser “la chica cool” intentando entrar en las etiquetas de nuestra tía Instagram y concentrate más en desarrollar un estilo propio y atemporal. El estilo personal no se trata de clips de perlas o dad sneakers por tres meses, más allá de tendencias pasajeras la identidad propia es el mejor accesorio.

Y a tí… ¿Qué ropa te hace sentir tu mismx?

Ahí está la respuesta.

Resultado de imagen para fashion gif

Instagram: @Kasstorres

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 2