NOISE MAGAZINE

¿Podrías hacer ropa de mi talla?, con amor para las marcas de moda

Por Elsa Cavazos

Visitar tiendas departamentales para buscar nuevas prendas me resulta estresante, y se que no soy la única que se siente de esta manera al entrar a tiendas como Zara o H&M en las cuales una talla grande no es suficiente para una de mis piernas…

La primera vez que note una gran diferencia en las tallas de ciertas tiendas a comparación con otras me sacó de onda el cómo en una yo podía ser mediana pero en otras grande. En algunas tiendas era cierta talla de pantalón y en otras ni siquiera entraba en esa misma talla.

No estoy muy segura que tipo de modelo utilizan estas tiendas para crear sus tallas pero estoy segura que no usan mujeres de diferentes cuerpos. Katie Sturino, plus-size fashion blogger que maneja un blog llamado 12ish style, visita tiendas y boutiques que son populares y se mide la ropa que se supone debería quedarle. En la mayoría de sus visitas, las blusas no le entran, le quedan cortas o sus pechos quedan de fuera. Yo me identifico con todas estas situaciones. Sturino maneja un hashtag que dice #MakeMySize y yo estoy de acuerdo. Medirnos ropa se ha convertido una tarea estresante y para muchas hasta motivo de ansiedad. Hay quienes odian el tener que subir de talla o se trauman al saber que antes eran talla chica y ahora son mediana. A mi eso no me sucede pero lo que sí me molesta es que no pueda ni siquiera usar la talla que se supone es la más grande. Tuve una experiencia en una boutique en McAllen,Texas, donde la mayoría de la ropa que me medí no me quedo. La dueña me preguntó que si no me gustaron las prendas, a lo que respondí que la mayoría no me habían quedado. Ella me respondió, “Bueno tal vez deberías hacer un poco de ejercicio y empezar a cuidarte mamita. Es por salud.”

Me quise reír, como alguien que ha trabajado atendiendo a clientes me llamó la atención su honesta respuesta. Tal vez si debería cuidar mas mi salud, pero lo que ella no sabe es que bajo el síndrome del ovario poliquístico, del cual sufro, es difícil bajar de peso. Las marcas no deben de volverse tan exclusivas al punto de hacer a sus clientes sentirse mal, todos queremos usar ropa que nos llame la atención. Pero lo más importante es que nos quede y se nos vea bien. Una talla doce no debería ser más pequeña y entallada en otra tienda. Es complicado, sin embargo, en mi opinión las marcas venderían más si fueran incluyentes de verdad, diseñando para cuerpos diversos, cuerpos con piernas grandes y caderas chicas, pechos chicos y caderas grandes. No existe un molde en el cual todos encajamos, por ello exigimos una industria de la moda con tallas reales para cuerpos reales, punto.

Instagram: @elsacavazos