NOISE MAGAZINE

Ho’oponopono, la práctica Hawaiana enfocada en el perdón

Por Pame Clynes

Cuatro sencillas frases que puedes adoptar a tu rutina espiritual. Qué mejor manera de empezar el comienzo de una nueva década.

Lo siento

Perdóname

Te amo

Gracias

 

Resultado de imagen para gif gratitude"

La primera vez que escuché la palabra Ho’oponopono fue gracias a una de mis mejores amigas, maestra de yoga y doula profesional.  Le platiqué en estos días, antes de que acabe el año, para contarle algo personal que no he podido superar del todo, y me recomendó practicar este mantra que viene de la sabiduría Hawaiana.

Me puse a buscar videos en YouTube y a leer más información para poder aplicarlo a mi vida espiritual. Ho’oponopono significa “to put to right; to put in order or shape”. Como si decimos corregir y poner en orden o ajustar lo que no está bien. Para los Hawaianos es una práctica ancestral que se basa en el perdón y en la reconciliación. Ellos lo ven como una forma de limpiar los pensamientos negativos, que muchas veces son el origen de los problemas y de las enfermedades en el mundo físico.

Todavía soy bastante nueva al Ho’oponopono, y sé que estas frases no van a lograr que mágicamente en un instante todo cambie, pero sí te puedo decir que estoy en otro nivel de consciencia. Cuestionando a qué o a quién le estoy pidiendo perdón. Si doy las gracias observo que realmente sienta, de corazón, que estoy agradeciendo. Si no lo siento genuino me pregunto qué es lo está bloqueando este proceso. Realmente estoy conectando conmigo misma hacia afuera.

Si yo sano, tú sanas

Más allá de que sea un mantra, los Hawaianos utilizan la base del Ho’ponopono y su poder para crear una consciencia colectiva cambiando las situaciones de nuestro alrededor. Retomar el papel de corregir y hacer las cosas bien. Desde este punto de vista, la intención que estoy poniendo al decir estas palabras refleja una vibración en mi salud y en la tuya, así como en el perdón, en el amor y el agradecimiento. Busco cortar con bloqueos y energías negativas e indeseables del pasado que ya no quiero seguir cargando. Repito varias veces al día las cuatro frases cuando tengo miedo, o me siento frustrada. A veces las pienso, en otras ocasiones las digo en fuerte, o las canto. Pensando en mi salud y en la del mundo.

Hazlo ahorita junto conmigo

Simplemente cierra los ojos y háblale al universo. Di en fuerte: sana dentro de mí las memorias dolorosas, las ideas erróneas que están ocasionando este miedo, que están produciendo este dolor y esta enfermedad. Lo siento, perdóname, te amo, gracias.

Suéltalo, déjalo ir sin poner presión ni expectativa en el resultado. Deja que el proceso se dé solo.  Como todo en la vida, funciona con la práctica y con la intención diaria, tanto en momentos de crisis como de felicidad.

Hacer Ho’oponopono todos los días me ha dado una herramienta más para sanar, de una forma muy linda y nada egoísta.  Recuerda que tú misma decides sanar. Piensa en sanar. Dale prioridad a sanar. Toma el control de tu salud. Gracias por sanarte, porque yo me estoy sanando junto contigo. Y cada vez que yo sano, tú estás sanando junto conmigo.  ¡Aloha!

El Dr. Ihaleakala Hew Len, psiquiatra y chamán Hawaino, fue quien empezó esta práctica. Si quieres conocer más visita la página The Zero-Wise Team.

Instagram: @Peacewithpain