NOISE MAG

Lo que nadie te dijo de emprender

Por Kassandra Torres

Share on facebook
Share on twitter

Muchas veces he platicado de mi amor por la moda a muy temprana edad, sobre cómo decidí convertirla en mi licenciatura, y los mil y un obstáculos dentro de la universidad que me hicieron darme cuenta de las tantas misconcepciones que tenía sobre la industria de la moda. Sin embargo, ni con eso y todas las horas de llanto, insomnio y estrés que viví en la carrera, estaría preparada para la travesía y responsabilidad que vino a mi vida cuando me vi obligada a emprender. Digo obligada porque a diferencia de muchas personas, nunca mantuve dentro de mis posibilidades la idea de emprender, mi vocación se limitaba a entender que la moda era mi pasión y la industria en la que buscaba desarrollarme, sin embargo, mis planes iban más de la mano de buscar trabajo en una empresa ya establecida que emprender por mi misma. Siendo honesta la idea nunca había estado en mi cabeza, al final del día crecí con el concepto de que el emprender era solo cosa de ricos, hijos de empresarios o estudiantes del Tec, y siendo honesta yo no podría haber estado más alejada de cualquiera de estas opciones.

Sin embargo, como siempre la vida nos da sorpresas, y a mi en específico me tocó mi turno en mi último año de carrera, cuando en medio de mi tesis surgió la idea de “generar un medio de comunicación enfocado en moda basado en el noreste del país”, es decir, lo que hoy en día ha evolucionado a Noise Mag. Así fue como lo que inició un proyecto para sobrevivir el último año de tesis, se convirtió en la idea perfecta para comenzar mi propio emprendimiento, sólo había un pequeño problema: Estaba recién egresada, sin dinero, sin trabajo y con una crisis existencial del tamaño de Chihuahua. 

Para tener un poco de contexto, toda mi vida crecí en la frontera, Reynosa, Tamaulipas para ser exacta, eso quiere decir que prácticamente soy hija del mundo de las maquiladoras. Mi papá ingeniero y mi mamá contadora, quienes dedicaron toda su vida a trabajar en empresas extranjeras en México, cuestión que se ha replicado con mi hermano mayor y por lógica conmigo misma, es decir, la sangre emprendedora no corría por mis venas. Sin embargo, al adentrarme en lo que para mí sería el terrorífico mundo laboral, me di cuenta de una cuestión para la que nadie me había preparado: Soy una terrible empleada, una pésima godín y la peor persona para cuestiones corporativas. Así es, ni los casi 5 años de universidad, ni los mil consejos de mis papás, me habían preparado aunque fuese un poco para lo que sería la realidad que me obligó a dejar todo y darle vuelo a mi proyecto con los pocos o nulos recursos que tendría en el momento, recursos que se limitaban a 3,000 pesos de mi semana trabajada en la empresa a la que renuncie al quinto día y 500 pesos que me dió mi mamá porque pues #amordemadre.

Con ello inició la travesía que hoy, casi dos años después, se ha convertido en mi trabajo y fuente de ingresos al 100%. Cosa que no fue nada fácil y que más allá de lo que nos “enseñan” los emprendedores sampetrinos que dan consejos en Instagram, fue un proceso con errores y lecciones que fui aprendiendo día con día, por ello hoy, te quiero compartir con todo mi amor y honestidad, los consejos y realidades que me hubiese encantado saber al emprender, no para evitarte algunos madrazos, esos seguro te lo vas a dar, sino más bien para prepararte y motivarte a comenzar tu proyecto ya, con todos los golpes y regadas que esto implique, pero eso sí, con mucho amor y visión.

Comienza con lo que tengas

Y comienza ya. Como les comentaba hace unos párrafos, cuando inicie Noise estaba recién egresada y desempleada, por lo que en mi desesperación y crisis existencial decidí iniciar el proyecto con los $3,000 pesos que me habían pagado de mi trabajo de una semana y $500 que mi mamá me dio para completar la cantidad necesaria para pagar el dominio de la página web y $100 pesos de publicidad en Instagram. Con eso y muchísimo miedo fue que comenzó Noise Mag, rompiendo por completo mi creencia de que para emprender es necesario venir de una familia de empresarios o tener una inversión gigantesca. 

Ahora entiendo todo esto, pero creo que si nunca hubiese sentido tanto miedo y necesidad de iniciar algo, nunca me hubiese animado a iniciar el proyecto con “tan poca” inversión, así que mi mejor consejo es que comiences ahora, en donde estés, trabajando desde tu cama o en una cafetería, con lo poco o mucho que tengas. La clave es hacer todo con miedo, pero hacerlo ya.

Nunca lo hagas por dinero

Hay algo que nunca me cansaré de decir y eso es: “Cuando haces las cosas por dinero se nota, y se nota demasiado” por ello mi mayor consejo al momento de emprender un nuevo proyecto es que no le des de inmediato la “carga del dinero”, hazlo enteramente por amor, y con eso no me refiero a que dejes de lado tus necesidades vitales, todos tenemos deudas y servicios que pagar, por eso mismo es importante encontrar un proyecto o trabajo alterno que logre solventar tus necesidades económicas sin necesidad de montar toda la presión del dinero sobre tu nuevo emprendimiento. 

En mi caso, desde un principio busqué mi propia forma de hacer dinero fuera de Noise y eso fueron mis servicios de styling y dirección de arte para agencias y casas productoras, con ello logré cubrir mis necesidades económicas básicas y generar ahorros para invertir en Noise, a la vez que el proyecto iba naciendo, creciendo y desarrollándose 100% de mis ganancias personales, hasta que eventualmente y de forma orgánica se convirtió en un proyecto 100% redituable.

Cásate con tu idea y no le pongas fecha de caducidad

Cuando inicie con Noise Mag la pregunta más frecuente que recibía era: ¿Y hasta cuándo le vas a dar para que funcione?, refiriéndose a cuánto tiempo estaba yo dispuesta a continuar con el proyecto sin que me diera dinero, como si estuviese tirando mi tiempo a la basura. Mi única respuesta lógica era ¿Te refieres a una fecha de caducidad? Ni que fuera leche Lala. 

Para mí, una de las cosas que más me ha funcionado al momento de emprender es casarme con mi proyecto, al 100% y enamorarme de él en su totalidad, al final del día cuando estás enamorada no inicias una relación pensando en hasta cuándo le vas a dar antes de que te den anillo ¿no?.

Por ello mi mejor consejo es: olvídate de los plazos y la presión de la gente, los sueños no tienen fecha de caducidad y los tiempos de cada persona nunca son iguales. Cásate con tu proyecto, trabajalo y ámalo sobre todas las cosas.

Al principio tendrás que regalar tu trabajo, y está bien

¡Basiquísimo! el colaborar es clave para dar a conocer tu trabajo a un público más grande, y esto algunas veces significa “regalar” tu trabajo a cambio de exposición, sin embargo, esto no significa prostituir tu proyecto con cuanto influencer o marca se cruce en tu camino, sino más bien ser estratégica y aterrizada a la hora de planear colaboraciones. 

Nunca eres demasiado “grande” para colaborar con alguien, solamente hay que ser inteligentes y estratégicos con la decisión y los resultados llegarán.

Sal a buscar tus oportunidades, las cosas no caen del cielo

Mi mamá me ha dado dos consejos que han marcado mi vida laboral desde hace años, uno de ellos es cada una de las veces que me ha dicho: “Tu mandales un mail, no pierdes nada, lo peor que te pueden decir es que no y ya.”. Esto cada vez que buscaba oportunidad de prácticas, trabajo, becas o entrevistas, obteniendo increíbles resultados en la mayoría de las veces, y en otras, solamente un “no” y ya. Tal vez suene algo sencillo y lógico, pero para mí este consejo ha significado el perderle miedo al rechazo y a buscar mis propias oportunidades, a tocar puertas y acercarme a las personas indicadas en búsqueda de crecimiento o consejos. 

Con miedo o sin miedo, el tocar puertas es una de las mejores lecciones de vida que serán tus aliadas en la travesía de emprender.

Prepárate para los haters

Una reacción inevitable ante el éxito de un proyecto y algo que me hubiese encantado saber antes de iniciar la revista, sin embargo, el saber lidiar con el odio o las críticas no tan constructivas que algunos seres del internet deciden arrojar al mundo, es clave para el crecimiento y la paz mental de tí como creador. Por ello hoy te digo, prepárate para que te cuestionen, para que te critiquen, para que te señalen, eventualmente pasará y lo único que te puedo aconsejar es: siempre existirá un botón de bloquear.

Y con ello no me refiero a ser un tirano y bloquear a cuanta crítica se nos cruce en el camino, sino más bien ser conscientes de qué tanta paz nos está robando esa persona y qué tan objetiva en realidad es su opinión, si su trip es tirar mala onda por el simple hecho de tener boca, pues: gracias, siguiente.

Mantén buenas relaciones

Probablemente para este momento ya le están zumbando los oídos a mi mamá, pero el segundo mejor consejo que esta mujer me ha dado en la vida es: “siempre mantén buenas relaciones, se amable con todos y evita conflictos, que todo se te resbale.”, y vaya que ha tenido razón.

A lo largo de este tiempo he tratado de predicar con el ejemplo las palabras que mi mamá me inculcaría desde la infancia, y lo único que puedo decir al respecto es que mis buenas relaciones laborales han sido clave para el desarrollo de Noise. El mantener una actitud positiva, pies en la tierra y espíritu de colaboración son la mejor carta de presentación para que seas conocida como “la persona con la que todos quieren trabajar”, y no sé, tal vez es solo mi arrogancia hablando pero, ¿qué podría salir mal solamente tratando de ser buena onda?. 

Y por último, para acabar con esta carta ancestral, lo mejor que te puedo decir es que en cada cosa que hagas, por más mínima que sea, pongas todo tu amor, pasión y trabajo, dalo todo sin esperar dinero rápido o resultados inmediatos, los tiempos cada persona y proyecto son distintos y por ello lo peor que podemos hacer es comparar nuestro camino con el de otros, por otro lado, es importante redefinir nuestra concepción del éxito a lo largo del camino, lo que para unos es dinero, para otros es paz o libertad, redefine tu concepto y guía tu proyecto bajo tus propias reglas.

¡Pero comienza  ya!

Instagram: @Kasstorress

Share on facebook
Share on twitter