NOISE MAGAZINE

El perreo hasta el suelo y el feminismo hasta el cielo

Por Elsa Cavazos

¿Cómo puedes llamarte feminista y escuchar esa música?” Me pregunto mi mamá un día mientras íbamos en el coche y yo escuchaba a Bad Bunny. Para mi mamá y para muchas otras mujeres, alguien como yo que defiende los derechos de la mujer y exige igualdad es «hipócrita» al escuchar canciones que hablan sobre “perrear” sucio y en muchas ocasiones sobre sexo. Entiendo totalmente él por qué de su pregunta y manera de pensar, sin embargo, en mi punto de vista el escuchar reggaetón está lejos de hacerme menos feminista, les cuento por qué.

Mis géneros favoritos desde que tengo memoria han sido el rap/hip-hop y el reggaetón, ¿la razón?, casi siempre el beat y el sonido de la música me inspira a querer levantarme en las mañanas, hacer ejercicio cuando no tengo ganas y mejorar mi estado de ánimo cuando mi día se siente gris y aburrido.

Yo veo a estos dos géneros como una liberación, física y mental. El reggaetón nos inspira a querer bailar. No creo que hablar de sexo en una canción tenga algo de malo cuando el contexto habla de que sea consensual, esto tomando en cuenta que en los últimos años las letras han cambiado mucho en comparación a los principios del género urbano. Hoy en día son menos los reggaetoneros que hablan de manera denigrante sobre las mujeres y mas bien celebran el empoderamiento femenino. Para mí, es música que me permite ser yo. Soy alguien que cree que puedes decir groserías y eso no te quita credibilidad. Puedes tener relaciones sexuales con quien quieras y eso no te hace más ni menos, y puedes bailar como quieras y a nadie le debería de importar.

Son más las mujeres raperas y reggaetoneras que vienen a expresarse y a decir “Yo te uso y no me importa” y lo celebro y lo festejo porque antes nunca se hubieran atrevido. Para mí el mundo de la música no es blanco y negro, enfocarte en lo “malo” de una canción no te permitirá disfrutar del ritmo. La liberación femenina para muchas trajo un empoderamiento que no se había visto antes.

El reggaetón y el hip-hop empezaron en las calles y era un mundo dominado por hombres. Las canciones de antes puede que sean más sucias de lo que hoy en día son pero pienso que hay cosas más importantes y violentas en otros medios o incluso en las calles y el gobierno en las cuales deberíamos enfocarnos. El feminismo no debería ser determinado por el tipo de música que escuchas especialmente cuando muchas veces la música es la que te brinda energía a seguir con tu día a día y patear el patriarcado.

Resultado de imagen para gif tusa

Me puse a pensar en mujeres como Ivy Queen, Nicki Minaj, Karol G, entre otras artistas nuevas como la chilena Paloma Mami. Sus canciones también tienen letras sugestivas que harían a más de uno sonrojar, pero precisamente ese es el punto. Artistas como ellas están tomando las riendas de una industria que antes era dominada por hombres.

Hay una canción que me gusta mucho llamada Mami por Paloma Mami y en una entrevista ella explica cómo el término mami es usado comúnmente por hombres para gritarle a las mujeres en la calle. En la canción ella dice “I like it when you call me mami” y a su manera, ella les está quitando el control y poder de la palabra.

Hoy en día los mismos reggaetoneros hombres al igual que los raperos y traperos, han tenido que cambiar sus canciones gracias a la concientización en temas de equidad y violencia de género. Bad Bunny, que normalmente es criticado por muchos, tiene una nueva canción que a mi ver es bastante empoderadora. “Yo perreo sola”  habla de una mujer que disfruta bailar pero no quiere que te le acerques. “Antes tú no querías, ahora yo no quiero” dice la canción, y creo que son muchas más las cuales no son tomadas en cuenta que celebran la libertad de la mujer y nos hacen sentir, sensuales, felices y poderosas.

Es un tema complicado ya que para algunos las letras de las canciones pueden ser demasiado controversiales pero pienso que lo más importante es no solamente escuchar la música que uno prefiera pero informarnos más y educarnos en el tema que defendemos y por el cual protestamos. No es la música que escuchas la que hace la diferencia, si no cómo te comportas hacia otras mujeres, cómo las aceptas y cómo cambias tus actitudes machistas. Yo perreo sola y también con ellas.

Resultado de imagen para yo perreo sola

Instagram: @Elsacavazos