NOISE MAGAZINE

Gordofobia en tiempos de cuarentena

Por Pame Clynes

Share on facebook
Share on twitter

En estos días he pensado mucho en cómo puedo distanciarme de todo el contenido gordofóbico que vemos en redes sociales, o en los chats de amigos y familia. Para los que no saben la gordofobia es un sentimiento de repulsión o desagrado hacia personas que consideran “gordas”, porque no siguen el prototipo de belleza de delgadez; esto se transforma en rechazo, burlas, violencia física y verbal.

Para mí, ha sido muy frustrante ver la cantidad de mujeres haciendo sus workouts caseros, y compartiendo tips de “dietas”, de qué sí y no “debemos” comer, etc. Me frustra aún más saber que cuando esto acabe, todo va a estar enfocado en tener que bajar los kilos que subiste durante el encerrón.

Lo que nuestra sociedad no se da cuenta es que esos chistes y memes sobre el subir de peso, en especial durante la cuarentena, pueden detonar conductas de riesgo alimentarias. Entiendo que es válido y sano reírse en estos momentos difíciles. Y, es aún más divertido cuando nos reímos de uno mismo, pero hay que tener mucho cuidado con lo que compartimos.

Sin duda, el humor negro en el mundo está teniendo un nuevo significado. Por ejemplo, yo no puedo dejar de hablar/reír/llorar/ sobre Joe Exotic, y la serie documental Tiger King en Netflix. Pero bueno, esa es otra historia. El punto es que todos estamos haciendo lo mejor que podemos, con lo que tenemos. (Reconozco que estoy hablando desde un lugar privilegiado).

Ojo: no necesitas tener anorexia o bulimia para padecer de un desorden alimenticio. La combinación de aislamiento, soledad, miedo, incertidumbre, cambio de estructuras, rutinas… justo son un detonador en una persona con conductas alimenticias.

Animated gif about love in You're incredible by whymigbg

En mi caso personal, desde mi pre-adolescencia he tenido muchísimos issues con mi cuerpo. En estos momentos de estrés, me es muy fácil saltarme las comidas, o dejar de desayunar por ejemplo. Lo que resulta después en atracones, de total descontrol, como cuando te zampas un bote de Nutella en una sentada, y ni cuenta te das de lo que está pasando. En esos momentos no existe un mindful eating, es decir, comemos sin pensar y nos vale madres. Seguido a esto aparece esa voz interna que te recuerda las culpas y la vergüenza. Y, la reacción que tenemos después es de una conducta compensatoria (saltar comidas, dejar de comer por completo, hacer tres horas de ejercicio, tomar un diurético…).

Daniela Corcuera, una de mis mejores amigas quién es psicóloga Gestalt, y justo se está especializando en desórdenes alimenticios, nos platica que ahora más que nunca dejemos de preocuparnos por el tema del peso, y enfoquémonos mejor en la auto compasión. Diciéndote estas frases todos los días es como puedes empezar:

  • No pasa nada si como de más en estos momentos
  • Si como de más, sí merezco comer mañana
  • No seas tan dura contigo misma
  • No eres una mala persona por comer de más
  • No te tiene que dar vergüenza comer
  • No somos perfectos
  • No merezco un auto castigo con la comida

Lo más valioso en estos momentos es priorizar nuestra salud mental, y de darnos el permiso de comer lo que queramos. De por sí estamos viviendo mucha ansiedad, como para todavía tener una regla con la comida. Aunado a esta situación que genera muchos sentimientos negativos, no te sumes al “deberías de”.

Health At Every Size

Con Daniela también platico mucho sobre el cuestionarnos la mentalidad de “dieta” con la que crecimos. Justa las “dietas” fomentan los trastornos alimenticios. Como sociedad aprendimos desde muy niños a creer que subir de peso es “malo”, y bajar de peso es “bueno”. Este discurso es muy tóxico, y lo tenemos que empezar a cambiar. Health At Every Size, de la Dra. Linda Bacon, es un movimiento que tiene como premisa aceptar y reconocer que el bienestar, y los hábitos de salud son más importantes que cualquier número en una báscula.

“Como sociedad estamos más cómodos con la gente que es flaca pero está enferma, que con la gente gorda que está sana. Ahí es cuando el estigma del peso sale a la luz”. Kristina Bruce, Body Acceptance Coach.

Merecemos comer. Hay que confiar en la sabiduría de nuestro cuerpo. 

Recordatorio del día:

Cualquier cosa que decidas comer, no cambia lo que vales como persona.

Otros tips esenciales:

  1. Disminuye o evita lo que ves en redes sociales en relación a esto.
  2. Deja de seguir cuentas tóxicas. Los memes en relación a la gordofobia son muy dañinos. 

3.  Apaga las noticias y prende tu switch de self-care.

4. Además de la comida, enfócate en otros recursos como escribir, meditar, hablar con alguien…

Si estas buscando una red de acompañamiento de comida con enfoque de salud en todas las tallas, sigue la cuenta en Instagram @comamosjuntxs.

Instagram: @Peacewithpain

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 12