NOISE MAGAZINE

¿Qué tanto han cambiado los hábitos de compra durante la cuarentena?

Por Marcela Guevara

Share on facebook
Share on twitter

El COVID-19 no logró frenar el consumo de marcas de lujo, al contrario, a pesar de la situación salieron adelante. Sorprendente, ¿no? Porque ¿quién va a comprar una bolsa de $900 o zapatos de $850 dólares si la mayor parte del día usamos ropa cómoda o incluso estamos en pijamas todo el día? ¡Oh sorpresa!, varias personas con dicho poder adquisitivo.

El comprador de lujo es todo un personaje

Pensaríamos que, por el freno en la economía, este comprador estaría buscando dentro de la página de descuentos, pero no. Resulta que sí está pagando por el precio completo. Un reporte realizado por la plataforma Moda Operandi, muestra que sus principales compradores optan por pagar el precio completo y más, cuando se trata de apoyar una causa – Moda Opreandi realizó varias ventas de las que cierto porcentaje se destinó a grupos de beneficencia–. Con ello, también se vio que el 73% de estos compradores prefieren comprar calidad sobre cantidad.  Fun fact, estas inversiones son accesorios para el hogar, ropa atemporal y pants.

Sin embargo, esto no quiere decir que éstas marcas vayan al alza pues, este mismo reporte también muestra cómo es que a partir de abril, todas sus ventas se vieron afectadas por la actual situación económica.

El 70% de las compras de bienes lujosos lo realizan turistas provenientes de China, según un estudio realizado por la firma de investigación Bernstein, y es por ello que , en los últimos 15 años el mercado asiático es el principal consumidor de bienes de lujo.

Por otra parte, gran parte de la caída del mercado de lujo se debe a que estas marcas se enfocaron tanto en el presente que se desviaron del camino que los llevaría al futuro, algo que también afirma el estudio de Bernstein.

Esto, también me hizo pensar en que los conglomerados de medios tradicionales como Conde Nast pasaron por lo mismo, enfocaron todos sus esfuerzos en el que supuestamente era su consumidor potencial que no pensaron en los grandes que cambios que se avecinaban. 

Joseph DeAcetis, escritor de lifestyle para Forbes menciona que otra de las razones por las que estos minoristas de moda tradicionales no lograron salir a flote es porque no cuentan con el expertise, financiación o visión para hacer este cambio sustancial. 

Hacia dónde va el consumidor

Estar en casa incrementó el número de horas que pasamos frente a la computadora o celular, aproximadamente 4 o más horas al día, según informa un estudio hecho por el grupo de investigación Nielson.

Esto marca una nueva característica a del consumidor a la que todas las marcas deben prestar atención, ya que sus clientes ahora querrán encontrarlos en sitios web y redes sociales a las que puedan acceder desde su celular más que en la computadora.

Algunas marcas hicieron caso a las recomendaciones de los analistas de moda de lujo, por ejemplo , Far Fetch y MyTheresa; Louis Vuitton y Chanel también saltaron al mundo del internet y por supuesto, las marcas de moda o joyería local. 

El e-commerce tuvo una evolución lenta pero exitosa ya que, desde el año pasado las tiendas departamentales comenzaron a cerrar debido a una menor demandar de asistentes. El comprar moda en tiendas físicas pasó de ser una actividad de ocio a ser una actividad práctica.

Ahora, los consumidores ya no buscamos marcas solo por su nombre, buscamos adentrarnos en su historia e identificarnos con su creatividad y contenido. Así que solo queda ver qué marcas darán ese gran salto y harán explotar su creatividad, tanto online como offline para convencernos y conectar.  El comportamiento del principal consumidor de lujo, cambió durante este tiempo, entonces, ¿quiénes serán los siguientes en liderar la pirámide de compradores de lujo?

Instagram: @Marceguevaram

Share on facebook
Share on twitter