NOISE MAGAZINE

Una nueva y vegana alternativa para las prendas de cuero

Por Marcela Guevara

Share on facebook
Share on twitter

Hemos sido testigos de grandes injusticias que han golpeado factores fundamentales a lo largo de la historia. Uno de ellos es la violencia animal y ambiental. Llegamos a la extremidad de la explotación de los recursos naturales en casi todos los aspectos y ahora, pagamos por ello.

El uso de pieles animales es un tema bastante controversial dentro de la industria de la moda y más ahora, con grandes avances en la innovación de materiales y el comportamiento ético del consumidor. Sin embargo, las prendas de piel son casi un básico para cualquier persona y al parecer una necesidad.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el sector es responsable de aproximadamente el 14% de todas las emisiones de efecto invernadero procedentes de la actividad humana. La cría de ganado por sí sola representa alrededor del 65% de esas emisiones.

Cada año, 20 millones de animales son capturados con trampas y 40 millones se crían en granjas para crear los famosos leather goods, llevando a varias especies al borde de su desaparición o incluso extinción. Una investigación publicada en Nature Sustainability, indaga en cómo no sólo extermina a los animales, sino que involucra procesos químicos que dañan más a la tierra, sin dejar de lado los grandes costos que éste involucra.

Aquí es donde entra la innovación de materiales y la nueva forma de ver a la industria de la moda.

En la búsqueda de reducir el daño a la violencia animal, se crearon algunas alternativas de cuero sintético producidas a partir de polímeros que son mejores en términos de sostenibilidad ambiental y han logrado establecerse de forma positiva en el mercado.

Sin embargo, la sostenibilidad ha cobrado gran importancia dentro de las empresas que algunas se vieron en la necesidad de indagar más allá y encontrar nuevas innovaciones. La novedad más reciente, un hongo o champiñón. Sorprendente ¿no? Quien retomó la investigación fue el investigador Michael P. Jones ya que, este tipo de tecnología fue patentada por primera vez en Estados Unidos hace unos cinco años, por las empresas MycoWorks y Ecovative Design.

Sostenibilidad: You can now buy a bag made from this mushroom “leather” | América Retail

Pero, ¿cómo funciona?

Lo que hace este tipo de tecnología es que, se aprovecha la estructura similar a la raíz de los hongos, llamada micelio, que contiene el mismo polímero que el que está en las conchas de cangrejo.

Cuando las raíces del hongo se cultivan en aserrín o residuos agrícolas, forman una gruesa esfera que después se puede tratar para asemejarse al cuero. Ya que se usan las raíces y no los hongos, este proceso biológico se puede lograr en cualquier parte. No necesita luz, convierte los residuos en materiales útiles y almacena carbono al acumularse en el hongo en crecimiento.

Este procedimiento, al parecer, solo toma un par de semanas en comparación con los años que se necesitan para lograr la madurez de una piel de vaca. En cuanto al uso de químicos, alcoholes y tintes, éstos solo se utilizan para modificar el material proveniente del hongo, logrando un acabado muy similar al del cuero. Y dicen que hasta se siente igual.

PERO… aunque lleve varios años en investigación y desarrollo, este proceso aún está en una primera etapa. Se encontraron algunos problemas técnicos y por más que su fabricación y tratamiento sean altamente sustentables, no es el milagro que estábamos esperando. Sin embargo, ya es un primer paso, y uno muy grande dentro de la innovación de materiales.

Sí, ya sé que tenemos una mano en la cartera y otra en el mousse para darle clic a “comprar” pero, la venta de productos hechos con cuero derivado de hongos aún no es tan pública, sin embargo, lo será pronto.Y sí, sí serán una alternativa más económica que la del cuero tradicional, una vez que se fabrique a mayor escala.

The Best Lifestyle Bags From Men's Fashion Week. ⋆ The Fashion Plate

Ojalá que existan más esfuerzos de este tipo para dar con ese milagro sostenible que estamos esperando.

¿Sabes de otras alternativas para el cuero tradicional? Cuéntanos en los comentarios.

Instagram: @Marceguevara1

Share on facebook
Share on twitter