NOISE MAGAZINE

Paremos el slut shaming

Por Pame Clynes

Share on facebook
Share on twitter

“Zorra”, “puta”, “calienta huevos”, “fácil”… palabras que sin duda me dijeron en algún momento de mi vida, así como a la mayoría de nosotras, tanto por hombres como por mismas mujeres. Palabras que sin duda yo he usado para referirme hacia otras mujeres. ¿Por qué lo hice? Por el simple hecho de que estamos acostumbrados a decir estas palabras negativas con naturalidad. Son parte de nuestro slang para criticar y juzgar a una mujer por la forma de expresar su sexualidad, pues no es la “adecuada” según la sociedad. Lo que más deseo es que cuando yo tenga hijos estas palabras ya no estén en su vocabulario.

Nenia Campbell's Blog - Slut-Shaming and Rape Culture: A PSA in .GIF Form -  February 23, 2014 19:36

ESTUVE BUSCANDO DEFINICIONES DE SLUT-SHAME EN ESTOS DÍAS, Y ME SORPRENDIÓ MUCHÍSIMO LEER LOS SIGNIFICADOS:

Slut-shame es la práctica de criticar a mujeres y a niñas adolescentes por violar las expectativas de conducta y apariencia en relación a su sexualidad”.

Slut-shame: criticar a una mujer por no cumplir con los códigos sexuales que son aceptados en la sociedad.”

“Slut-shame es criticar a una mujer por su conducta, forma de vestir y deseo sexual, los cuales no son aceptados por la sociedad”.  Y, así más y más definiciones.

Creo que no hemos dimensionado el poder que poseen estas palabras, sobre todo por el daño físico y emocional que han ocasionado en millones de mujeres. Aunque no necesariamente han sido noticia viral, pero han sido muchas las niñas que se han suicidado por el acoso y abuso sexual que vivieron, del cual se detonó en slut-shame. 

*Les recomiendo ver el documental en Netflix Audrie & Daisy.

Muchos crecimos con la idea de que las “niñas bien” deben de comportarse de cierta forma, y las “niñas bien” no hablan con groserías, y las “niñas bien” no se visten con escotes o faldas cortas, y sobre todo las “niñas bien” no tienen relaciones sexuales antes del matrimonio. Muchos psicólogos han mencionando que la mayoría de las mujeres que no logran “cumplir” con estos códigos morales, crecen con una culpabilidad enorme, rechazando sus cuerpos, y todo lo que tenga que ver con su sexualidad.

Me impresiona que las mujeres seguimos recibiendo juicio por nuestra actividad sexual, o por el número de parejas sexuales que tenemos. En cambio, los hombres son premiados, y son alabados como los héroes del sexo. ¿Cómo paramos esto? ¿Cómo cambiamos esta doble moral que ha definido la sexualidad femenina por siglos? No está fácil. Obviamente no tengo la respuesta en este momento.

Creo que para las mujeres, aprender a eliminar la misoginia de nuestros cerebros es complicado, porque son ideas que tenemos muy plantadas, ya que crecimos con ellas y las adoptamos también como una forma de pertenecer en el mundo de los hombres. Históricamente, crecimos con tanto miedo de llevarle la contraria a los hombres, y de expresar diferentes opiniones a ellos, que mejor permanecimos calladas, y nos unimos a su narrativa. Aunque estemos cambiando y evolucionando hacia la equidad entre hombres y mujeres, sabemos que nos falta todavía mucho camino por recorrer. Seguimos siendo víctimas de este slut-shame.

El mejor ejemplo que tengo en este momento es del show de medio tiempo que dieron J. Lo y Shakira este año en el Super Bowl. De los mejores que he visto para mi gusto. No hablo por los demás, pero a mí me encantó ver a dos mujeres latinas, una de 50 y otra de 43, bailando y dándolo todo en la cancha. Proyectando muchísima energía, celebrando a la cultura latina, y radiando un poder femenino con orgullo. Terminaron con un statement político sobre la crisis migratoria entre México y Estados Unidos, el cual me pareció muy poderoso.

What's the boy word for slut?" Clever little girl... - GIF on Imgur

De pronto, como si nada de esto fuera relevante. Empiezo a leer en redes sociales miles de críticas de otras personas, en especial mamás, que dijeron que el show fue denigrante, abominable y vulgar. Aparentemente porque dos mujeres enseñaron mucha piel, y bailaron de una forma muy sexual y obscena. Hubo mucha indignación por los hijos chiquitos que vieron el medio tiempo, pues para los ojos de los papás fue totalmente inapropiado. Sin embargo, el año pasado Adam Levine hizo su performance sin camisa, enseñando el mismo porcentaje de piel que J. Lo y Shakira, usó unos pantalones de piel embarrados, y sus dance moves también fueron bastante sensuales, como lo han sido siempre en su performance. Aún así, nadie comentó absolutamente nada.

Primero quiero decir que hoy en día me parece imposible limitar o prohibirles a los niños y/o adolescentes cualquier connotación sexual. El acceso que tienen está literal en sus propias manos. Lo que necesitan es una buena educación sexual positiva.

Y, segundo, me queda claro que esta doble moral sexista sigue formando parte de nuestras vidas. Por lo que tenemos que continuar luchando por romper con estos estereotipos, y el status quo que representa de manera negativa a la sexualidad femenina. Las mujeres somos seres sexuales y tenemos el derecho de expresarlo como queramos. Creo que empieza por nosotras mismas. Dejemos de juzgarnos unas a las otras, dejemos estas horribles palabras atrás, y empecemos a expresarnos sin miedo ante los hombres que hagan comentarios negativos, así sean nuestros amigos, esposos, novios, hermanos, papás, etc. Es cuestión de evolucionar, de educarnos mejor entre todos y de hacer el bien. Hombres sean nuestros aliados. #StopSlutShaming

Instagram: @Peacewithpain

@Pameclynes

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 10