NOISE MAGAZINE

¿Por qué necesitamos un sentido de responsabilidad social en la industria de la moda?

Por Kassandra Torres

Share on facebook
Share on twitter

Responsabilidad social: Es la conciencia sobre el impacto que nuestras decisiones tendrán en la sociedad en el futuro.

Cuando pensamos en responsabilidad social es fácil pensar en un bombero, un maestro, un político, e incluso un policía, ya saben, esas personas que en nuestro imaginario colectivo pertenecen a las ramas que tienen un deber con la sociedad, sin embargo, cuando hablamos de moda nos damos cuenta que existe este cierto sentido de ajenidad a esta responsabilidad básica que todo ser humano tiene y que pareciera que la industria de la moda ha pasado por alto. Así es, lo que durante décadas había parecido un concepto ajeno a la moda, hoy en día es una necesidad y obligación que crece a pasos agigantados en la industria, esto en consecuencia a la falta de empatía y consciencia que ha gobernado a la moda durante los últimos años.

Desde una campaña de Sears bastante desafortunada, hasta marcas haciendo blackface en sus editoriales, el mensaje es claro, a las cabezas de antaño de la industria de la moda no les podría importar menos el mundo si esto no va de la mano de unos drinks, contratos de 7 cifras y fotos en los front rows de la pasarela de su preferencia. Esto siendo un resultado de años donde la industria se regía por una idea falsa de glamour, fiestas, glitter y todo el cliché que evoca a The Devil Wears Prada que hoy sabemos, es una fantasía que no tiene lugar en el escenario actual.

Tras críticas, Sears se disculpa por campaña y promete retirar fotos

Para la desgracia de todxs nosotrxs, para muchxs esto sigue siendo su realidad, que como consecuente ha forjado a la industria con base en una fantasía que lejos de quedarse únicamente en sus propios imaginarios, plaga de racismo, clasismo y una lucha eterna de egos a la industria de la moda, creando un eterno efecto mariposa que nos ha traído casos desde apropiación cultural, hasta abusos, explotación, discriminación y racismo.

“La moda es sólo moda”

Que daño nos ha hecho esta idea. Pensar que la moda es sólo ropa y glamour es ignorar años de historia, cambio, revolución e impacto social. No podemos ignorar el hecho de que la moda más allá de una forma de expresión, es también un fenómeno social que durante siglos nos ha hablado de nosotros como sociedad y que en la actualidad además de ser una de principales economías a nivel global, es uno de los medios de comunicación con mayor impacto en la población. Por lo que el seguir considerando a la moda como el área de juegos de unxs cuantxs consagrados de la industria, es bastante preocupante considerando el impacto que sus decisiones en torno al contenido que producen (desde editoriales, hasta campañas) puede llegar a tener en la sociedad en general.

Un arma de doble filo

Desde la revolución sexual con la minifalda, hasta la liberación femenina con los pantalones. La moda siempre ha sido un reflejo de los cambios y revoluciones de la sociedad que la viven, sin embargo, es también un motor de cambio que ha servido como bandera en distintas luchas sociales a lo largo de la historia, ¿el problema? tanto puede fungir como eco de mensajes y luchas revolucionarias, como también lo puede ser de problemáticas sociales, es por ello que hoy más que nunca, cada unx de nosotrxs creativos dentro y fuera de la industria, tenemos el deber de comprometernos con nuestra responsabilidad social como creadores, hoy más que nunca tenemos que estar alerta, tenemos que cuestionarnos todo, tenemos que aprender a ver más allá de nuestras propias realidades. La empatía, es más importante que nunca.

No podemos seguir replicando conductas racistas, clasistas o sexistas, no podemos  permanecer negligentes ante un mundo en constante revolución. Es hora de sacarnos de la mente la idea de que la moda no es política y entender que cada decisión nuestra lo es, y nosotrxs, quienes estamos detrás de las pantallas, cámaras o celulares, tenemos el poder y la responsabilidad de cambiar cada uno de los patrones que los medios, la moda y el sistema han establecido durante décadas.

Cada toma de decisión cuenta y somos nosotrxs, los creativos del hoy y del mañana, a quienes nos toca acabar con el sistema de unos cuantos. Hoy tenemos la responsabilidad de cuestionarnos todo con el fin de darle vida a la industria de la moda que realmente necesitamos.

Una industria empática.

Una industria consciente.

Una industria diversa.

Una industria incluyente.

Una industria de cambio.

Ignorar las problemáticas sociales y pretender vivir en una burbuja donde la moda se resume únicamente a glamour, pasarelas y fiestas, es también formar parte del problema. Cambiemos el sistema, cada quien desde nuestras propias trincheras, en la medida que podamos, es importante entender que ningún esfuerzo es pequeño y cada decisión es importante.

Instagram: @Kasstorress

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 8