NOISE MAGAZINE

Quiero ser científica…pero también quiero dedicarme a la moda ¿Estoy loca?

Por Isla Lizett Rodríguez Banda

Share on facebook
Share on twitter

Siempre he disfrutado de las matemáticas, la física, la química y las ciencias en general, además desde que tengo memoria me encanta todo lo relacionado a la moda y conforme fui creciendo, estos intereses sumamente diferentes, me fueron generando un debate interno que durante muchos años me hacía cuestionarme cuál de esas áreas me gustaba más, porque al ser muy buena en matemáticas las personas esperaban que formara una carrera científica e incluso yo también lo soñaba, peeeeero, en el fondo sabía que me gustaba por igual la moda y no quería renunciar a ninguno de mis intereses. Cuando llego la hora de elegir carrera tenía frente a mí dos opciones DEMASIADO diferentes: ingeniería física o diseño de modas, ufff.

Eventualmente terminé eligiendo ingeniería física pero nunca me sentí “completa”, y creo que eligiendo diseño de modas tampoco me hubiera sentido así porque yo necesitaba cosas de ambas, las matemáticas y los problemas de una y los procesos creativos y artísticos de la otra. Por muchos años me sentí incomprendida, me la pasé toda la carrera googleando “Relación de la física con la moda”, “La ciencia detrás de la moda”, “La moda e ingeniería”, esperando encontrar alguna respuesta hacia dónde dirigirme en este camino tan poco transitado de alguien que se quiere adentrar a la industria de la moda siendo una científica.

Pero poco transitado no significa que el camino sea imposible, de hecho es demasiado posible pero no muchas veces nos hablan de ello, por alguna razón a los estudiantes de carreras de ingeniería o carreras científicas nunca nos mencionan (o pocas veces lo hacen) de las aplicaciones de la ciencia detrás de la industria de la moda.

La moda 'científica' de Iris Van Herpen | Modaes.es

Materiales que eran teóricos hace años, hoy ya son una realidad gracias a la ciencia. Empresas de ropa deportiva como Nike y Adidas siempre están incorporando nuevos y mejores materiales con ayuda de ciencia verdaderamente de vanguardia. Claro que no sólo desarrollando materiales te puedes involucrar en esta industria, hay más caminos y uno de ellos es trabajar directamente en los procesos creativos con los diseñadores, por ejemplo, el caso de la diseñadora Iris Van Herpen quien hace un uso liberal de materiales de alta tecnología como telas magnéticas, cortadores láser y termoplásticos desarrollados a medida que se imprimen en 3D.

El trabajo de Van Herpen requiere de la colaboración con científicos y artistas de otras disciplinas. En sus propias palabras nos dice: “No soy una científica. La inspiración me viene de diferentes campos, pero realmente me veo a mí misma como una diseñadora que está introduciendo varios de esos aspectos en la moda. Y ese es mi objetivo. No es hablar de forma separada del arte o la ciencia, se trata de tomar inspiración de diferentes campos y trasladarlos a mi trabajo”. Y como dato curioso Iris en el 2014 visitó el CERN (The European Organization for Nuclear Research), uno de los centros de investigación científica más grandes y respetados del mundo, para encontrar inspiración para su trabajo y procesos, y a través de esa experiencia y contacto con físicos e ingenieros, descubrió el uso de imanes para sus experimentos.

A beautiful gathering of two worlds' | symmetry magazine

Otro ejemplo de pasarela es la colaboración del diseñador Dai Fujiwara con el legendario matemático ganador de la Medalla Fields en 1982, William Thurston, para crear prendas radicalmente diferentes inspiradas en la geometría y la topología.

Y bueno creo que todos recordamos ese vestido icónico diseñado por Zac Posen que usó Claire Danes en el Met Gala del 2016, pues guess what?, that’s right: SCIENCE. Los diseñadores de moda llevaban años intentando incorporar fibra óptica en los vestidos, debido a su flexibilidad, peso y capacidad para cambiar de color. Los problemas eran que las fibras no eran necesariamente lo suficientemente flexibles o resistentes para hacer un vestido funcional y finalmente para este vestido se obtuvo la organza tejida de fibra óptica junto con 30 mini paquetes de baterías cosidos en la estructura inferior del vestido.

Zac Posen anuncia el cierre de su casa de moda LIFE STYLE

El futuro de la industria de la moda ahora más que nunca requiere de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (o STEM en inglés).

Damos por sentado el poder usar nuestro celular para ver un desfile de moda en YouTube o buscar en Google una prenda en línea y no estamos conectando la relación que tiene la tecnología con la moda y más en estos tiempos, en donde por la pandemia, la industria depende 100% de los avances tecnológicos. Un ejemplo muy evidente de esto es la colección de la diseñadora Anifa Mvuemba, “Pink Label Congo” presentada en un fashion show virtual que fue transmitido en vivo en su perfil de Instagram; en este espectáculo, cada prenda se renderizó en 3D sobre un fondo negro, sin ninguna persona a su alrededor.

El desfile en 3D sin modelos: El futuro de la moda y la pasarela de Anifa  Mvuemba | Vogue México y Latinoamérica

Y en cuanto a temas de sustentabilidad en la moda, considero que los principales aliados de los diseñadores deberían ser ingenieros y científicos para que trabajen en conjunto ayudando a desarrollar telas más sustentables, menos contaminantes, optimizar los recursos, etc.

Estos son algunos de los caminos por los que alguien de ciencias puede incursionar en la industria de la moda y la verdad es que es un campo bastante amplio, y seguramente habrá más caminos, pero lo importante aquí es darnos cuenta que SÍ existe una relación entre las ciencias y la moda. Muchas veces la sociedad nos ha dicho que o eres científica y estás en un laboratorio o eres diseñadora y haces ropa, (¿te suena la frase “el que mucho abarca poco aprieta”?) pero what if I want to do both?

Así que no, no estás loca si te gustan las ciencias y la moda, yo desde hace tiempo ya acepté que no soy una persona de una sola vocación y eso me ha liberado para poder disfrutar por completo de todas mis vocaciones y no enfocarme en sólo una como la mayoría te dice que debes de hacer. Además, me ha permitido encontrar estas conexiones y fusiones entre áreas que aparentemente parecerían que no tienen nada en común.

Uno de los principales desmotivantes para mí cuando comencé a investigar hace unos años sobre estos temas era que no encontraba a personas que estudiaran alguna carrera científica y que se dedicaran a la industria de la moda pero ahora me doy cuenta que cada vez son más personas las que combinan sus intereses para crear su propio camino y esto se me hace importantísimo, porque así poco a poco vamos siendo el ejemplo de otras personas que tienen estas mismas dudas en cuanto a su carrera profesional. Podemos ser el ejemplo de alguna joven que quiera ser astronauta y diseñadora de modas para que sepa que no necesariamente tiene que escoger una opción y que la ciencia y la moda van de la mano.

Instagram: @Islardz

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 6