NOISE MAGAZINE

Twiggy: La modelo que revolucionó a la moda en los años 60

Por Daniela González

Share on facebook
Share on twitter

Las mujeres reconocidas como iconos de moda son las responsables de la apariencia en general, así como de la inspiración y los estándares de belleza, hoy les quiero hablar de una de mis modelos favoritas quien cambió radicalmente el estereotipo de la mujer en la década de los 60´s.

Su relevancia la llevó a convertirse en la primer gran supermodelo en la industria de la moda.

Twiggy o Leslie Lawson, nació en Londres, Inglaterra el 19 de septiembre de 1949, además de supermodelo, es actriz y cantante.

Ella no cumplía con los requisitos para ser modelo en aquellos años, en donde lo ideal eran las mujeres curvilíneas como Jean Shrimpton, era muy delgada y media 1.68, cuando las modelos de esa época debían medir mínimo 1,70, e incluso actualmente están entre los 1,75 y 1,80.

Con antepasados como Marilyn Monroe, quien murió en 1962, era extraño pensar que una chica con piernas delgadas y con mediana estatura, pudiera incursionar en ese mundo, sin embargo, su suerte cambió gracias a una fotografía.

The Famous Haircut | The Year of Twiggy | Purple Clover

De acuerdo a Swindle Magazine Icons issue, una conocida le insistió en probar suerte como modelo y tras recomendaciones fue enviada con un estilista llamado Leonard.

Ahí Leonard le vio potencial, pero primero quería ver si la chica era fotogénica por lo que llamó a Barry Lategan, un fotógrafo conocido a quien le dijo:

“Tengo aquí a una chica con una apariencia muy interesante, pero nunca se ha tomado una foto, quiero hacer mi nuevo corte de cabello en ella, si la envío ¿Podrías ponerla frente a la cámara y decirme si es fotogénica?”.

Luego de unas horas Lategan llamó a Leonard para decirle que, en efecto, Twiggy era muy fotogénica, por lo que Leonard le hizo su nuevo corte con el que duró 8 horas.

Posteriormente la fotografía de Lategan fue puesta en el salón de Leonard, en donde la vio Deirdre McSharry, quien trabajaba en el periódico nacional “Daily Express”, e inmediatamente quiso conocer a la chica.

Cuando se reunieron, Deirdre le dijo “Quiero hacer un reportaje sobre ti”.

Posterior a esto, el padre de Twiggy se dedicó a comprar cada día durante dos semanas el periódico, pero no salía nada sobre ella, “Pensábamos que sería una pequeña columna. Dos semanas después mi papá llegó. Estaba en las páginas centrales”.

El titular era “Twiggy: la cara del ’66“, y enseguida una de las imágenes faciales de Lategan.

Twiggy, la primera supermodelo de la historia, reveló un secreto sobre su mítico corte de pelo de los '60 - Clarín

Su look en general consistía en:

  • -Cabello rubio platino, muy corto y engominado, con raya a un lado.
  • -Vestidos cortos, minifaldas de Mary Quant.
  • -Gafas grandes.
  • -Ojos exageradamente maquillados y pestañas postizas.
  • -Medias a la rodilla de llamativos colores.

Aquí puedes ver su portafolio completo: Twiggy

De ahí en adelante su carrera fue en ascenso hasta convertirse en un referente y aunque a finales de los 70’s dejó su carrera como modelo, continuo en el foco ya que se dedicó a cantar y actuar, motivo por el cual ganó el Globo de Oro “Mejor actriz” y como “Promesa Revelación”, entre sus destacados trabajos está Club Paradise (1986) y The Blues Brothers (1980).

Todo el desarrollo de Twiggy es importante porque sin querer fue el inicio del cambio, su inclusión a la moda fue el parteaguas para poder darle más valor a los diferentes tipos de cuerpos y formas de admirar la belleza.

Comenzó a notarse algo que no era lo típico en ese entonces, un cuerpo delgado.

El nuevo estándar marcó a modelos como Kate Moss y Audrey Manray, quienes revivieron su estilo.

A pesar de que lo reconozco como el inicio, de ahí todo se quedó bastante estancado y simplemente al revés, ha sido un proceso lento, en donde por décadas se ha presionado a la mujer para ser de tallas chicas, cuando en décadas anteriores a los 60´s, lo mejor era tener curvas y evitar la delgadez.

Twiggy, la modelo que se

La industria discrimina a su conveniencia y junto con ella nosotros como consumidores, sin querer nos vamos adentrando en un juego que poco tiene que ver con la realidad, somos diferentes y eso es lo que nos hace interesantes y relevantes.

Esto solo nos demuestra que los gustos en general son manipulables y lo que es considerado bello, suele responder más a intereses comerciales que a cánones de belleza.

Ahora podemos decir que, aunque aún falte mucho camino por recorrer en cuanto a salud física y mental de la mujer, durante los últimos años el concepto de belleza ya adquirió diversidad gracias a cada mujer que sale del molde, tenemos mayor apreciación y hay mucha más libertad junto con opciones para ver, admirar e inspirarnos.

Instagram: @dlgge

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 13