NOISE MAGAZINE

La moda como arte: ¿Cuándo sí y cuándo no?

Por Fernanda Rodríguez

Share on facebook
Share on twitter

Uno de mis dilemas favoritos surgió en una de las primeras clases de diseño que tomé en la carrera, después de que un profesor nos diera una lección de por qué el diseño no debía ser considerado arte. Nos explicó, en términos de negocios, que un diseñador no era un artista debido a que los productos que hace los hace para un cliente, en base a sus requerimientos y especificaciones y no de acuerdo a un gusto personal o a una expresión de inspiración. Debido a que, a mi parecer, muchas obras que hoy sí son consideradas arte, en su época fueron hechas de esa misma manera, nunca pude estar completamente de acuerdo con ese argumento. Sin embargo, aquella clase logró que desde entonces cuestione mucho más a fondo aquel lado artístico con el que se relaciona a la ropa y me encante analizar profundamente las ligas, conexiones, similitudes y diferencias de dos de mis cosas favoritas en la vida: La moda y el arte.

Si saben lo que son el Haute Couture o el Avant-garde, no hará falta explicar la facilidad con la que podemos comparar una prenda de ropa con cualquier otro medio de expresión artística. Hablamos de vestidos que requieren de la misma cantidad de horas de trabajo y que poseen las mismas cualidades ornamentales, estéticas y comunicativas que cualquier pintura clásica.  La moda puede decirte lo que la gente usaba en un periodo de la historia; nos otorga una visión del mundo y de la cultura humana, justo como el arte convencional.

Tour the fashion and architecture of the Met's "Heavenly Bodies" exhibit | 6sqft

Cada vez son más las constantes exhibiciones, galerías e incluso museos completamente dedicados a la ropa. Lugares como el Costume Center en el Metropolitan Museum of Art, el Muséé Galliera en París o el Bunka Gakuen en Tokio, están borrando las líneas entre arte y moda, dejándome todos los días más intrigada.

La ropa tiene un propósito esencialmente práctico, pero, ¿Y el arte no? Claro que tiene una finalidad de uso, mas descalificarla como arte por este argumento significaría descalificar también a los frescos bizantinos, a la arquitectura y a la cerámica. De forma similar a todas estas artes tradicionales, la moda cumple su función reflejando los cambios en la cultura contemporánea.

¿Es el rol del artista el mismo que el del diseñador? Muchos argumentarían, como mi profesor, que no. Que a pesar de que la moda es una industria creativa, también es un negocio, en donde el propósito del diseñador es vender. Bajo esta lógica, no queda mucha forma de defensa. El crecimiento de la producción en masa y el fast fashion, marcan una clara línea entre la moda y el arte. Ahora hablamos de ropa cuya única expresión es el precio. Prendas de materiales baratos, que se vendan rápido. Claramente, algo tan puramente comercial no puede ser arte.

Hilariously addictive fashion GIFs by Luca Mainini | Fashion & Beauty | HUNGER TV | Collage artists, Fashion collage, Collage

Pero todo esto se queda frívolamente estático debido a lo que considero, es uno de los mayores problemas en la industria: la ausencia de análisis. Hasta ahora, ha habido muy pocas críticas serias de la moda en comparación del arte. Y es que, francamente, cuando la moda es tomada muy en serio, la gente se molesta, no está acostumbrada a interpretarla.

Estamos en un momento óptimo para que artistas y críticos contemporáneos empiecen a hablar de moda y de su poder. Que la critiquen, la juzguen, la potencialicen. Que la usen para hacer declaraciones filosóficas, de género, de feminismo y más. A la moda le hacen falta sistemas que permitan que las personas se den el tiempo de ver más allá de la ropa, que piensen sobre ella, que la analicen, que la aprecien. Usualmente, el nivel de discurso dentro de la industria es corto, superficial y copiado. Modificar esto ayudaría a posicionar la moda como una forma de arte genuina, real, creíble.

Nuestra industria se ha creado una reputación de ser puramente superficial, cuando la realidad es que existe muchísimo arte involucrado. Entiendo que para muchos, el mundo de la moda y el mundo del arte sean dos sistemas muy distintos, sin embargo, existe una relación simbiótica entre ambos. La moda es una manifestación de arte y comunicación, una vía que nos ayuda a expresar quiénes somos en una comunidad y al mismo tiempo refleja nuestra individualidad. Tiene el poder de trascender culturas, lenguajes, tiempo. La moda, al igual que el arte, es pasión para muchos, es energía. Las dos son parte de la cultura visual de la humanidad y tienen la misma fuerza expresiva en la sociedad.

La moda es arte, pero es momento de empezar a examinarla como se merece.

Instagram: @ferrodriguezcal

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 10