NOISE MAG

La Merkada: Un movimiento para el trueque y resistencia entre mujeres

Por Claudia Aguilar

Share on facebook
Share on twitter

La pandemia de la COVID-19 echó abajo los planes de muchas mexicanas y agudizó la violencia de género. Las mujeres son sobrerrepresentadas en los sectores más afectados por la pérdida de empleo y se ven sobrecargadas por el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, por nombrar algunos de los impactos.

Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en 2020 la tasa de desocupación para las mujeres se ubicará alrededor del 15,2%, mientras que la de los hombres alcanzará el 12,3%. Ante la desigualdad en todos los ámbitos, sobre todo el económico, un grupo de artesanas, productoras y activistas se unieron para retomar el trueque como intercambio de productos y/o servicios entre mercadas y la ciudadanía.

Este año, especialmente, se plantaron en los pasillos de la línea azul del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la CDMX para realizar una protesta pacífica y exigir que se deje de criminalizar la entrega de productos dentro de las líneas. Más contexto: ante el desempleo, muchas mujeres recurrieron a las redes sociales para vender sus productos y artículos, que entregan en alguna estación. Los policías las han arrestado porque está prohibido el comercio ambulante en el Metro, pero… ¿y los vagoneros?

En una de las protestas, en el Metro Ermita, pude platicar con “Btt”, integrante de la Merkada Anarkofeminista. Conoce su movimiento y posicionamiento.

¿Qué es la Merkada?

Es un grupo de acción que está en constante movimiento y tiene como principal finalidad empoderar la economía de las mujeres a través de la venta de los productos que elaboran e intervienen.

“Surgió hace más de tres años, gracias a la activista Mar Cruz. Después, muchas compañeras nos fuimos uniendo para realizar la Merkada, tanto en casas de la mujer como en diferentes delegaciones. Ahorita estamos en esta resistencia a nivel nacional, la Merkada existe en Oaxaca, Nayarit, Guerrero, Guanajuato, Veracruz y Guadalajara”, cuenta Btt.

¿Qué actividades realizan como parte del movimiento?

Tienen el truque, la venta y la gratiferia. “El truque es parte de nuestra postura política y anticapitalista, es donde se realiza el intercambio de productos y/o servicios entre mercadas y la ciudadanía. Rescatamos nuestras usas y costumbres de las ancestras”.

La gratiferia es parte política de la sororidad de la resistencia. Btt explica que es donar lo que se tiene en buen estado, como despensa, accesorios, ropa, medicina, trastes o artículos de limpieza. Todo lo que se deje en la gratiferia se da gratis, sin pagar o truequear.

“Cuando vienen compañeras en situación de violencia o con problemas económicos les hacemos la invitación a tomar una bolsa y llevarse lo que necesiten. Las compañeras que son productoras y artesanas venden aquí su artesanía en una cooperación monetaria de 50 pesos. No venden sus cosas como allá afuera, solo piden esta cooperación. Por eso no permitimos que les regateen. También ellas promueven sus páginas, su chamba. Y otra vez empezamos a hacer esta movida del trueque”.

¿Y cómo es participar en un trueque?

“Yo tengo más de 11 años como truequera. El valor que le doy a mis truques, si es mi artesanía, tomo en cuenta horas de trabajo, material, etcétera. Digamos que por un collar que yo doy en 250 pesos, para truequear pido alimentos que sean proporcionales. También si a mí me gusta algo que tiene la compañera, yo se lo truequeo y ya.

Nosotras, las que somos anarquistas, nos posicionamos de esta manera. La anarquía para nosotras también es feminista, anticapitalista y empoderadora. Entonces, esto es lo que se hace”, me explica Btt mientras intercambia una de las prendas que tiene en su manta colocada en el piso por dos empanadas que ofrece una compañera.

¿Por qué hacer una protesta pacífica en el Metro?, ¿cómo pueden unirse otras chicas a la Merkada o replicarlo en sus comunidades?

La protesta pacífica de las productoras, artesanas y activistas tiene la finalidad de la no criminalización y la no violencia hacia las mujeres. Al evento al que asistí fue el quinto que organizaron, el cual llevaron a cabo en dos días.

Btt me dijo que seguirían tomando las líneas del metro. “Nosotras, las activistas, nos enteramos de que a muchas mujeres las estaban arrestando solo por entregar sus productos en las instalaciones del Metro, y les dimos apoyo. Al hacer esto la policía empezó a criminalizar más a las mujeres. A mí, por ejemplo, una vez casi me arrestan, me tuve que subir a los vagones con las compañeras e ir haciendo la entrega ahí. En lo que la ven y todo, ya estamos en otras estaciones y nos desviamos de nuestros puntos. Eso llega a ser peligroso”, cuenta.

“Es contradictorio e injusto que nos persigan a nosotras, cuando en el Metro hay vagoneros, acosadores y violentadores dentro de los espacios de las mujeres y de los espacios colectivos. Pero a las que criminalizan siempre son a las mujeres. Estamos hartas del acoso en los espacios públicos. Por esto nos reunimos. Somos artesanas y nos dedicamos al trueque. Por la pandemia nos vimos también afectadas. Una de las políticas de la Merkada es que toda mujer se pueda capitalizar y empoderar. Esto es un proceso diferente en cada mujer, pero esa es la tirada: que todas las mujeres estén libres de la violencia económica”.

Si quieres conocer más sobre la Merkada, visita su página de Facebook. Ahí puedes encontrar información sobre los acompañamientos, movilizaciones y protestas. 

“A nivel nacional tenemos contacto con otras compañeras, hacemos festivalas, reuniones de truequeras y de todos los proyectos que tenemos. Mujeres de diferentes estados pueden tener esta información, podemos estar en contacto directo”, finaliza.

Instagram: @Ladamitadelosperros

Share on facebook
Share on twitter