NOISE MAGAZINE

Cosas que la universidad no me enseñó sobre la industria de la moda

Por Kassandra Torres

Share on facebook
Share on twitter

Me cuesta mucho creer que hace 3 años me encontraba recibiendo el diploma que marcaba el término de mi vida como estudiante universitaria, al mismo tiempo que daba inicio mi vida adulta, un proceso que como egresada de la carrera de moda, representó mucha introspección y cuestionamiento que eventualmente me llevarían a cambiar mi perspectiva de la moda, esa que durante 4 años y medio fue forjada por mis experiencias dentro de una institución educativa.

Sin embargo el tiempo, la vida y cientos de circunstancias inesperadas traen aprendizajes igual de sorprendentes, es por ello que hoy, 3 años más tarde, las cosas han cambiado y esas ideas  que durante años fueron alimentadas en las aulas de clases, hoy son reemplazadas por conocimientos basados en la experiencia real, esa que estos últimos y caóticos años han aportado aventura y realidad a mi vida. Hoy te quiero compartir esas lecciones que lejos de la teoría han ayudado a forjar mi camino en esta cambiante industria.

Beauty Fashion GIF - Beauty Fashion MakeUp - Descubre & Comparte GIFs

La colaboración es clave

Durante años fui testigo de proyectos enteros dedicados a la competencia entre alumnxs de carreras afines, así como generaciones enteras creciendo con la idea de que la moda es un campo de batalla donde tendrás que enfrentarte en contra de decenas de creativxs por una oportunidad. Si bien la competencia es sana, la realidad es que la colaboración entre creadorxs es clave en la industria de la moda de la actualidad, la cual exige proyectos multidisciplinarios, así como la creación de alianzas que logren fomentar a la moda local y nacional. 

Al final del día el famoso dicho tenía razón: “La unión hace la fuerza”.

No inventes mercados, diseña para un consumidor real

Uno de los errores más frecuentes que cometía cursando la carrera, sucedía cada semestre cuando se nos presentaban los proyectos a trabajar. Comúnmente estos constaban de colecciones con temáticas definidas, las cuales teníamos que desarrollar y justificar en base a nuestro usuario meta.

Dicho usuario comúnmente era una mujer de 20 a 25 años, independiente, que viaja por el mundo, que ve Sex and the city, tiene un alto poder adquisitivo y que -de forma idónea- iba a consumir la colección de unx estudiantx de tercer semestre. Dicha usuaria ficticia se repetía semestre tras semestre, y es así como durante más de 4 años nos encontrábamos diseñando para un usuario inexistente, ignorando los cientos de miles de usuarios reales con necesidades reales, que se pueden convertir en negocios reales en nuestro país. 

Es por ello que es importante dejar de definir planes de negocio en base a usuarios aspiracionales, y más bien llevar a cabo una buena investigación de mercado que nos ayude a identificar las áreas de oportunidad reales en el mercado actual.

El conocimiento no es nada si este no está acompañado de experiencia

El conocimiento es importante, de hecho, muchas veces se ha dicho que el conocimiento es poder, sin embargo, al hablar de moda -como en otras áreas- dicho conocimiento se puede quedar estancado si este no se complementa con experiencias reales, por ello la colaboración y participación en proyectos externos a tu institución educativa, siempre son importantes.

Aprovecha las convocatorias que se abren para cubrir backstage, asistir a fotógrafxs o estilistas y sé partícipe de colaboraciones en la industria. Dichas experiencias te darán conocimientos de gran valor para tu carrera en la industria.

Hacer diseño mexicano no significa hacer uso de elementos de culturas a las cuales no perteneces

Desde hace años las universidades de moda en México han buscado fomentar el diseño, consumo y creación de moda mexicana, sin embargo, en dicho camino los mensajes se han tergiversado y lejos de fomentar la creación de una industria de la moda justa y mexicana, se ha abierto camino a la apropiación cultural en nuestro país. Esto a través de proyectos que plantean la “colaboración” entre artesanos y estudiantes, así como clases que fomentan el uso de símbolos y técnicas propias de pueblos originarios para proyectos escolares.

Gracias al internet, libros y plataformas dedicadas a la preservación y reconocimiento de la cultura artesanal, hoy sabemos que existen mil y una formas de crear moda mexicana sin plagiar, robar y apropiarse de elementos pertenecientes a culturas ajenas a nosotrxs. La empatía, investigación y reconocimiento es vital para todx creadxr mexicanx.

La moda es mucho más que el diseño y está bien explorar cada una de sus áreas

La industria de la moda se ha englobado en la imagen del diseñador de moda excéntrico, glamouroso y calculador, esa caricatura que la industria del cine y televisión han forjado en nuestro inconsciente colectivo durante décadas, debido a ello es fácil encontrarnos con una oferta educativa mayormente centrada en dicha profesión, sin embargo, la realidad está lejos de dicho escenario y nos encontramos con un panorama profesional tan diverso como el mundo en cuestión.

Hoy en día la industria de la moda se divide en ramas que van desde la producción y creación, hasta la venta y comunicación. Cada una de las profesiones dentro de ellas son igual de vitales entre sí y ofrecen oportunidades infinitas para el desarrollo de lxs futurxs actorxs de la moda.

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 32