NOISE MAG

Pláticamos con una sexóloga educativa para entender mejor qué es el sangrado libre o “free bleeding”

Por Claudia Aguilar

Share on facebook
Share on twitter

Ayer te conté un poco sobre mi experiencia practicando el sangrado libre. Hoy, te comparto la plática que tuve con Celeste Campos. Ella es una buenaza en el tema de menstruación consciente, (también en diversidad sexogenérica, salud sexual y reproductiva, modelos relacionales y placer y erotismo). 

“Piña” o “Pine”, como se le conoce en el mundo del Internet, es psicóloga, sexóloga educativa y se está formando como psicoterapeuta sexual. Da talleres, conferencias, clases, asesorías y sesiones terapéuticas. 

Pásale con confianza y conoce más de qué va esta práctica relacionada a cómo vivimos nuestro sangrado menstrual las mujeres y personas menstruantes.

¿Cómo funciona el sangrado libre?, ¿todas podemos aplicarlo a nuestra vida?

El sangrado libre o free bleeding tiene distintas vertientes. De manera general significa menstruar sin barreras, o dejar de utilizar métodos de recolección de sangrado como toallas, tampones o copas menstruales. Es simplemente soltar la sangre. Ello conlleva también una perspectiva de activismo o visibilización de la menstruación como algo que no es sucio, pues ya mucho se ha estigmatizado socialmente. 

También se relaciona con la práctica del reconocimiento corporal, identificación de fluidos y poder regular su salida o evacuación a través del ejercicio de la musculatura pélvica. En este sentido, todas las personas menstruantes podemos adquirir conocimientos para ponerlos en práctica con un entrenamiento, introspección y comprensión de nuestros ciclos menstruales.

¿Hay diferentes formas de llevarlo a cabo?, ¿cuáles son?

Sí, depende de la vivencia del sangrado y ciclo menstrual, incluyendo las condiciones culturales, sociales en que una mujer y persona menstruante se encuentra. 

Hay personas que nos vinculamos con esta práctica sin saber que se llamaba de esta manera, pues ante la falta de métodos de recolección o el no poder costear estos productos en algunas zonas y lugares de México, decidimos vivirlo libre y con ello reconocer el poder de conocer nuestras cuerpas.

El sangrado libre no solo consiste en controlar el flujo dentro de la vagina hasta que nos encontremos en un sanitario y podamos soltarlo. Sino el reconocimiento, escuchar y observar nuestra anatomía, la relación con el cuello uterino y el suelo pélvico y los mensajes que se viven de cada ciclo. Es también revindicar la sangre como posición política y reconciliarnos con las manchas que muchas pudimos tener cuando iniciamos.

Sangrado libre: tener la regla y no ponerte nada - Yasss

¿Cuáles dirías que son los pros y contras, si los hay, del sangrado libre?

Pros como menciono se trata de mayor observación, reconocimiento y reconciliación con un aspecto de nosotras que nos ha limitado. Entender la naturaleza y fuerza de cada ciclo, no sólo durante el sangrado. Creo que es algo que nos acerca mucho más a nosotras. 

Contras, aunque si bien el sangrado libre ha significado una manera de desestigmatizar la sangre menstrual en prendas y lugares públicos, quizás llega a convertirse en parte de aquellas exigencias que nosotras nos ponemos. Como por ejemplo la eyaculación femenina.

Si bien es algo que nos acerca a nuestros derechos de sabernos libres, si no se aprende con este acercamiento y conexión, es probable se empiece a mirar como obsesión y no parte de un camino. Es como cuando muchas hablamos maravillas de la copa menstrual y puede que alguna no se sienta a gusto con ella. Hablar de libertad es elegir y sabernos en procesos y no como algo que siempre debe estar terminado.

¿Nos podrías dar algunos consejos para empezar?

1-Conocer los procesos involucrados en la menstruación. Es un tema que aún no conocemos del todo, saber que es un ciclo, la interacción hormonal, la conexión con tus emociones y hasta un plano espiritual.

2-Reconocer la vivencia de tus propios ciclos. El cómo miramos la menstruación depende de las primeras experiencias que tuvimos con ella. Detrás de todos los prejuicios, mitos y estigma están también las experiencias. Hablarlas también nos ayuda a reconciliarnos. Pero anotarlos mediante nuestros registros en papel o ahora en aplicaciones nos ayuda a entender nuestra ciclicidad.

3-Acepta tu sangre, tus manchas. Durante las pláticas y talleres que brindo siempre es momento de mancharnos y jugar con la sangre. El lavar a mano las toallas de tela, tocar mirar y oler nuestra sangre forma parte de la reconciliación. Aquí podemos tomarla de la copa o algún otro producto que utilicemos. En este proceso mancharse es parte de la vivencia. Si dejamos de temer al manchado, nos ayuda a escuchar nuestro cuerpo.

4-Reconocimiento anatómico, mirar tu vulva, tu cuerpo, saber la relación de vagina, cuello uterino y útero es parte de este conocimiento.

5-Contactar con suelo pélvico y respiración. Aquí es hacer una serie de ejercicios que incluyen los Kegel para contactar con esta área. Son diferentes en cada caso y los profesionales fisioterapeutas pueden dar una serie indicada. Pero si hay algunos que puedes hacer en casa y fuera de ella.

Vi que hay también ejercicios para aprender a controlar el sangrado. ¿Es esto posible?

Sí claro, pero los ejercicios de suelo pélvico personalizados deben estar acompañados por fisioterapeutas de esta área. Si hay varios ejercicios que se pueden aplicar y hacer para el reconocimiento del suelo pélvico. Y si nos ayudaran a ejercitarnos para también prevenir y tratar problemas de incontinencia urinaria, o fortalecerlo después de un embarazo o parto e incluso reconocer estimulaciones que nos ayudan en el disfrute y goce de orgasmos.

¿Cuál dirías que es la importancia de reconectarnos con nuestro ciclo menstrual?

Es comprender que nuestra ciclicidad es poder. Aprovechar que hay momentos de nuestro ciclo que requieren descanso e introspección. Pero también otros donde la creatividad, energía y brillo forma parte de nosotras. El ciclo es renovación. Y no solo es un tema biológico y fisiológico, sino también emocional, mental y espiritual.

Period Periodthebook Sticker by Natalie Byrne for iOS & Android | GIPHY

¿Por qué cada día más y más mujeres se suman a este método?

Porque también significa tomar el control de nuestras cuerpas, la autonomía de conocernos y sabernos libres. No temer a un proceso que forma parte de nuestra esencia y sabernos nuestras. 

¿Cuáles son los mitos más comunes que has escuchado alrededor del sangrado libre?, ¿tú lo has practicado?

Al ser una práctica que apenas se empieza a dar a conocer no hay mucha información que se conozca en una plática diaria. Yo lo practico desde hace unos años y quizás los comentarios más frecuentes de personas que se acercan a mí y con quienes platico o educo en menstruación consciente y alternativa son:

– Se cree que el sangrado libre implica que nunca más tengas manchados o fugas. Es falso, mancharte es parte de vivirlo libre. Sí, puedes controlar la evacuación, pero no significa que debas hacerlo todo el tiempo. Dejar correr nuestra sangre es lo que nos apoya en dicha autonomía.

– Se cree que si lo practicas no es necesario usar otro método o producto. Falso, yo todavía uso mi copa menstrual cuando debo hacer caminos largos o porque no podré vaciarlo fácilmente en algún lugar. También me apoyo con toallas de tela, y sí, a veces he tenido que usar desechables por alguna emergencia. No somos menos libres, ecológicas o conscientes si pasa una que otra vez. Dejemos de buscar la perfección e imponernos exigencias.

¡Es momento de reconocer nuestra sabiduría y poder!

¿Quieres saber más sobre el tema?  A Celeste la puedes encontrar en Instagram como @pineandsex y en el correo sexologa.celeste@gmail.com

Instagram: @ladamitadelosperros

Share on facebook
Share on twitter