NOISE MAGAZINE

¿Qué pensaría mi yo del pasado de mi yo del presente?

Por Cinthya Roura

Share on facebook
Share on twitter

A lo largo de mis 24 años de edad – que a veces se sienten como una eternidad y otras como que apenas voy empezando a vivir – he escrito una cantidad considerable de cartas hacia una futura versión de mi: A mis 15 le escribí a mi yo de 18, a mis 17 le escribí a mi yo de 37, a los 18 me escribí una carta para abrir a mis 23, a mis 23 escribí una más para abrir en algo así como 10 o 15 años.

Hoy, con 24 años estoy 100% segura que mi yo de 15, 17, 18 o 23 no pudo haber imaginado lo que yo estaría haciendo, pensando, soñando o trabajando en el 2021. En medio de todo ese divagar me di cuenta que he pasado la mayor parte de mi vida imaginando lo que una futura versión de mí estará haciendo en lugar de ver quien soy en tiempo presente y todo lo que he aprendido en casi una década desde la primer carta.

A mis 15 años jamás había escuchado la palabra feminismo, por ejemplo. No fue hasta los 17 que escuché sobre la “paridad” y el “feminismo” y desde ese momento no hubo punto de retorno: me di cuenta que así como Isabel Allende, yo también tenía a “Mujeres del Alma Mía”. Mujeres que me introdujeron al feminismo, mujeres que me enseñaron a creer en mí, mujeres que me confiaron sus historias, mujeres que me demostraron que sí podemos lograr cosas increíbles, mujeres que me hicieron sentir un nudo en la garganta con cada una de sus expresiones de sororidad.

A mis 18 empecé a estudiar mi carrera y estaba casi segura que iba a graduarme con un trabajo increíble en un corporativo importante: me imaginaba algo así como Andy Sacks en El Diablo Viste a la Moda o Jenna Rink en Si Tuviera 30. Pero a mis 23 me gradué de la universidad confiando en que todo iba a fluir para continuar mi vida de freelancer.  Fue en ese momento que empecé a crear mi propio camino profesional sin importarme lo que otras personas pudieran pensar.

Ahora me doy cuenta que mi yo del pasado estaría orgullosa de ver que cada vez soy más vocal ante las injusticias, estaría feliz de ver la cantidad de mujeres con las que he trabajado, colaborado, formado equipos y transformado en amistades. Estaría sorprendida del crecimiento profesional que he tenido en los últimos meses y claro que estaría con la boca abierta al ver que el mundo esta pasando por una pandemia digna de película.

No tiene nada de malo voltear atrás para darnos cuenta lo mucho que hemos aprendido y crecido. Estoy segura de que la próxima vez que escriba una carta para mi misma, en lugar  de soñar con lo que podría estar haciendo o sentirme mal por decisiones del pasado, voy a enfocarme más en mi presente y lo que he aprendido, voy a ser más consciente de mi evolución como persona. Como lo dijo Frantz Fanon: “I’m endlessly creating  myself.”

Instagram: @cinthya.roura

Share on facebook
Share on twitter

Impactos: 14