NOISE MAG

¿Cuál ha sido el mejor consejo de moda que tú mamá te ha dicho?

Por Melissa Jauregui

Share on facebook
Share on twitter

Así estuve estos últimos días, dándole vueltas a esta pregunta en mi cabeza, sin embargo, no podía recordar un consejo en específico sobre la moda que mi mamá me haya dicho.

Si tuviera que describir el estilo de mi mamá, sería muy camaleónico, y es por eso, que no tengo un solo adjetivo para sintetizar en una sola palabra o incluso en una frase, su esencia y su manera de expresarse a través de la ropa que viste.

Hoy es un día especial, que honestamente todos los días deberíamos celebrar la existencia de mamá, ¿apoco mamá tenía días libres de nuestros berrinches o necedades?, pero bueno, siguiendo con la narrativa de la mercadotecnia, en este día solemos agradecer y celebrar las vidas de las mujeres que lo han dado todo por los demás, por sus hijos y por su familia.

Es agradecer a nuestras madres por todas lecciones y consejos que nos ha dado a través de nuestras vidas. Pero no son los momentos más emocionantes o esperados, es en la vida cotidiana cuando hemos aprendido, cuando hemos guardado recuerdos y enseñanzas que se quedan con nosotrxs para siempre. Las grandes enseñanzas se disfrazan en los mínimos detalles, en la rutina o en alguna anécdota que el día de hoy guardamos en nuestros corazones.

De pequeña amaba recorrer el clóset de mi mamá, incluso en varias ocasiones vistiendo sus prendas y sus zapatos, -aunque no me quedaran-, repasando una y otra vez con qué lo combinaría o en qué ocasión lo vestiría cuando ella me fuera a donar sus prendas adoradas. Muchas historias como esta me hicieron parte de lo que soy el día de hoy, puedo relacionar mucho mi gusto por la moda con la relación con mi Mamá, -aunque se escuche raro- Ella ha sido parte importante y esencial para mi desarrollo en la industria de la moda, y más que eso, por mi apego a la ropa. Es interesante cuando decidimos hacer introspección, que muchos de nosotros a veces no nos atrevemos a hacerlo, pero es muy revelador una vez que lo intentas.

Después de que 1,300 kilómetros de distancia nos hayan separado y la pandemia no nos permitiera vernos por más de 4 meses, así entonces una tarde como cualquier otra, me encontraba con mi mamá haciendo de comer, -que de hecho me estaba enseñando a hacer su famoso platillo “arroz chino”-, nos encontramos platicando sobre sus prendas favoritas y realmente podría decir que son icónicas dentro de su clóset, marcando momentos importantes en su vida. Un abrigo de piel espectacular que para su defensa lo compró hace más de 25 años, que la mantenía caliente mientras recorría las increíbles calles de la gran manzana, Nueva York. Una mujer de 30 años vistiendo así de elegante para conocer la ciudad que tanto añoramos por visitar, entre sus calles se respira moda, arte y uno que otro sueño perdido se puede encontrar para regresarlo a la vida. No existe un gran consejo de moda que mi Mamá me haya dado, sin embargo, la manera y estilo que tiene para vivir la vida, es la mayor enseñanza que me ha dado. No es el abrigo, sino la manera en cómo lo porta, la manera en cómo lo viste y las vivencias que tiene con esa prenda. Sus lecciones son ejemplos de momentos en la vida -que sí, por supuesto es importante tener fotografías de tus mejores prendas y outfits- pero son un énfasis de cómo vivir y disfrutar la vida. En abrigos o en su defecto en bikinis -que son mi máximo-, vivir la vida de la manera que quiero y entiendo mejor, es la lección más importante que sigue siendo recordatorio diario de estar presente y agradecida.

En retrospectiva, es interesante hacer este análisis de nuestra relación con la ropa, la moda y mamá, en lo personal descubrí cosas encantadoras, es por eso que invité a varias de mis queridas amigas y colegas de Noise Magazine para que también nos compartieran sus anécdotas más preciadas. Les pregunté, ¿cuál ha sido el mejor consejo de moda que tú Mamá te ha dicho?

Kassandra Torres

Es difícil resumir una vida de conversaciones (y discusiones) en torno a mis elecciones al vestir y mi mamá, sin embargo algo que a ella le encanta contar y que resume a la perfección nuestro día a día al vestir durante 25 años, fue la ocasión que con sólo 4 o 5 años, elegí un look que al parecer ante los ojos de mi mamá no tenía sentido, entonces me dijo: “Hija, pero esos zapatos cafés no combinan con nada de lo que traes puesto, vete a cambiar”, a lo que le respondí: “Claro que si mamá, combinan con la rayita de afuera de mi ojo”. Una anécdota que mi mamá ama y guarda con mucho amor al igual que yo, ya que resume lo que para ella fue lidiar con una niña que experimentaba a través de la ropa y lo que para mi fue crecer con alguien que me amara sin importar lo estridente que podía llegar a ser. Más que consejo -ya que nuestra visión y relación con la ropa siempre ha sido diferente para ambas-, me ha dado la libertad de divertirme a través de la ropa desde que tengo memoria (incluso durante mi fase emo y todas sus transformaciones). Lo cual valoro muchísimo. Mi mamá a través de mis ojos es icónica por las blusas con hombreras y sus coordinados de colores y estampados ochenteros que tanto la distinguían.

Marcela Guevara

Sin duda la anécdota que más recuerdo fue una vez que la acompañé a comprar ropa, las dos vimos una blusa blanca con mangas grandes y al mismo tiempo dijimos: “está hermosa”, y nos reímos tanto porque poco a poco las dos hemos desarrollado un gusto similar por las blusas con detalles estrafalarios. Otra anécdota que me llena el corazón es que ella siempre me apoya para encontrar mi outfit perfecto, me busca faldas, blusas, etc. con tal de dar con el look indicado para la ocasión. Es mi más dura crítica, pero a la vez, más grande fan porque dice que la motivo a salir de su zona de confort. Mi mamá es fan de una imagen limpia y elegante, pero a la vez, divertido. Le encanta usar color, aunque mi estilo a veces suele ser lo contrario a lo de ella, siempre me acuerdo de mantener esa elegancia, por lo cual diría que es el consejo que más me resuena a la hora de vestir.

Francelia Bahena

Image from Bang BabyMi mamá siempre trabajó, era profesora de secundaria y por lo tanto creo que la forma en que más la recuerdo era usando pantalones “de vestir”, así les decía ella, eran pantalones de diferentes colores hechos de una tela como poliéster, se sentía muy cómoda en ellos. Sin embargo, lo más icónico de ella no era la ropa como tal, eran sus zapatos, a sus zapatos sí que les ponía atención, siempre los trae limpios, de joven usaba muchas zapatillas que siempre trató de que fueran de colores neutros para que les sirvieran en muchas cosas, no le gustaban los zapatos bajitos porque dice que “siente que camina para atrás” es muy chistosa mi mamá. Después sufrió un accidente y su columna ya no aguantaba zapatos de tacón, pero eso no limitó a la señorita, que ahora usa zapatos de tacón en puente, por ejemplo, o con tacones súper bajos pero siempre con tacón, siento que para ella es una forma de sentirse arreglada y a mí me encanta ver su obsesión por los zapatos de tacón, hasta en tenis busca que tengan un poquito de plataforma. Aunque mi mamá nunca fue de darme consejos de moda como tal, ella me enseño a estar bien limpia y presentable, y eso vale más que traer ropa nueva, el estilo empieza con tu cuidado personal, nunca me dijo esa frase, pero definitivamente eso lo aprendí de ella y de sus ganas de vernos siempre presentables (a mí y a mis hermanos), no importa lo que trajera puesto.

Alina Tijerina

En lo personal no fue un consejo o anécdota como tal, pero recuerdo mucho cuándo mi mamá se arreglaba para salir y la acompañaba mientras se maquillaba, vistiendo y probándome sus tacones. Me contaba sobre su maquillaje y como es que unas sombras eran de gran importancia para ella, ya que se las había regalado mi abuela en un cumpleaños. Mi mamá aún conserva las sombras y el outfit que yo pudiera decir que es icónico en ella, es un conjunto de pantalón y blusa con un print floreado y pedrería bordada, acompañado de un top negro sin mangas, con un cuello alto bordado de pedrería. Más que un consejo, es una enseñanza que el día de hoy sigue muy presente en mi manera de vestir, y es que me enseñó que “a la hora de salir de la casa, siempre hay que verse bien y arreglada”.

www.melissajauregui.com

Instagram: @melissajauregui

Share on facebook
Share on twitter