NOISE MAG

¿Cómo crear un clóset cápsula?

Por Lú Almaguer

Share on facebook
Share on twitter

Si el término “Clóset cápsula” apareciera en el diccionario se vería de la siguiente manera: 

Clóset cápsula:

Del Ing. closet; del lat. capsŭla, dim. de capsa ‘caja’.

  1. 1.El armario más perfecto del universo
  2. 2.Método de organización en el que el armario consta de 40 prendas

Si amiga, has leído bien 40 prendas. Voy a ser muy sincera, cuando escuche por primera vez este concepto, la verdad es que me encontraba muy escéptica a la idea. Pero cuando lo piensas de manera práctica la verdad es que tiene mucho sentido. Ahora, en la vida real, la cantidad de prendas pueden realmente ser 40 como puede que no. Leandra Medine sostiene que el número bien puede ser 15 y en los años 70 Donna Karan demostró que con 7 prendas se podía sobrevivir. Sin embargo, el punto de partida es el mismo: las prendas que elijas deberán ser básicos atemporales que te pueden servir sin importar la fecha del año en la que te encuentres.

Y aunque me podría poner hablar de sus orígenes británicos, de Susie Faux y de cómo su boutique Wardrobe cambiaron la idea de “vestir bien”. Porque, explicado de manera  rápida y sencilla, un clóset cápsula es una selección de prendas básicas que nunca pasan de moda y que después podemos ‘elevar’ con piezas más apegadas a las tendencias. No obstante, aquí lo más importante es CÓMO se crea este armario y QUÉ prendas son los que la conforman. 

Projet 1 by Valéry Rand | Dribbble

Para crearlo, hay que pensar un poquito como Marie Kondo, si la prenda no te da felicidad, es momento de decirle bye, bye, bye… Porque la cosa va de pensar en la funcionalidad y la facilidad de combinar de las piezas que tendrás colgando en tu armario. El truquito más fácil del sombrero que yo utilizo para depurar el clóset es pensar en AL MENOS 15 maneras diferentes de llevar una prenda en un minuto o menos. Si se logra la misión, bienvenida.

Ahora, cuando se trata de qué conforma un buen clóset cápsula, lo cierto es que la cantidad es relativa porque depende del estilo y la vida de cada una. En mi caso, la selección de los números básicos quedarían así:

Ya que tengas “los huesos” del clóset, es decir, los imprescindibles que jamás en la vida de fallaran, sumaremos lo que nos gusta llamar “básicos secundarios” o, las piezas que sufren pequeñas variaciones en función de cuál sea tu estilo y tienen la función de complementar los estilismos y que lograrán apegarlos a las tendencias del momento.

Ahora, te preguntarás, ¿y por qué debería adoptar este método? o ¿por qué es tan importante? Pues de primeras, porque es la mejor manera de evitar todos esos “no tengo nada que ponerme” o “qué me pongo hoy” que te surgen a lo largo del año. Pero sobre todo, porque tener un mejor orden dentro de tu clóset, se traduce en un mejor estilo.

Meepl Outfit Change by Lydia Hill on Dribbble

Instagram: @Marilu_ac

Share on facebook
Share on twitter