NOISE MAG

Personas que no son Harry Styles y nos demuestran que la ropa no tiene género

Por Caro Carvajal

Share on facebook
Share on twitter

Los últimos años, la tendencia de la ropa sin género ha ganado popularidad y visibilidad, sobre todo en redes sociales, grandes casas de moda como Yohji Yamamoto, Issey Miyake, Gucci, Maison Margiela, Rick Owens, Louis Vuitton y Thom Browne y poco a poco ha ido permeando en tiendas en línea con sus propios apartados de venta como Amazon y Mercadolibre. Su fácil apropiación se debe a que es una invitación a un estilo de vida que celebra la diversidad y la exploración de la libertad de expresión e individualismo.

Pero ¿A qué nos referimos con ropa sin género o genderless?

Se le denomina así a aquellas producciones de ropa que no hacen diferencia en colores, tallas o siluetas, ni van dirigidas a un clóset u otro. 

Más allá de las colecciones diseñadas bajo este concepto y a pesar de que haya prendas con adecuaciones a la fisiología masculina o femenina, las piezas per sé no cuentan con un “género”; tal vez en su concepción fueron pensadas para cierto público, pero no son exclusivas ni determinantes. Pienso que si te gusta y te sientes cómodo o poderoso en esa prenda, de ahí es. 

Esto sumado al erróneo uso de las palabras y la poca apertura a temas complejos relacionados con sexo, personalidad y roles sociales, es fácil caer en ideas mal fundamentadas. Para empezar, me gustaría exponer de manera simple las definiciones de los siguientes términos:

Sexo: “Condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas.” (RAE)

Género: “Grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, desde un punto de vista sociocultural y no sólo biológico.” (RAE)

Identidad de género: “La identidad de género refleja un sentido profundo y experimentado del propio género de la persona. La identidad de género no es lo mismo que la orientación sexual o las características sexuales.”(Glosario ONU)

Orientación sexual: “La atracción física, romántica o emocional de una persona por otras personas.” (Glosario ONU)

Expresión de género: “Es la forma en que manifestamos nuestro género mediante nuestro comportamiento y nuestra apariencia. La expresión de género puede ser masculina, femenina, andrógina o cualquier combinación de las tres.” (Glosario ONU)

Lo que puede parecer confuso para algunos es que estos conceptos no están estrictamente ligados entre sí y que hay más géneros y orientaciones sexuales que las que nos enseñan en la escuela.

¿Pero por qué presentar toda esta teoría primero?

Me pareció importante refrescar estas definiciones de manera textual, porque creo que el cómo percibimos a los demás y cómo los interpretamos a través de su vestir se da en cuestión de segundos (porque así estamos programados,  para captar y analizar demasiada información en un parpadeo) y muchas veces eso nos lleva a asumir o cuestionar la orientación sexual de la persona, su biología, si se identifica como mujer o como hombre (como si sólo existieran esas identidades de género) y después de eso, decidir si aplaudimos o rechazamos esas “decisiones ajenas” (como si nos correspondiera opinar al respecto).

Y quizá solo deberíamos entender que la ropa que utilizamos va más por el lado de la expresión, (no sólo de género) la experimentación, las sensaciones y los sentimientos provocados por sus colores y texturas; el poder que te otorga tu prenda favorita y lo bien que te hace sentir al acompañarte en la incertidumbre que conlleva pisar otro día más este planeta.

Género vs. ropa

Con anterioridad hemos podido ser testigos de casos donde se escandaliza gran parte de la población por lo que “refleja” la ropa de una figura pública, unos a favor, otros tantos en contra; pero la gran mayoría cuestionando lo que comentaba antes: su sexualidad. Claro, porque el sexo vende, supongo. Olvidando que detrás de ello hay un humano con el derecho a ser quién es y expresarlo de la forma que mejor le vaya. 

También es común que a los individuos heterosexuales cisgénero se les acepte/aplauda con más facilidad cuando empujan los límites establecidos al experimentar con su imagen; cuando la comunidad queer lleva décadas haciéndolo y son constantemente agredidos por ello. Es por eso que, en esta ocasión les traemos una lista variada de personas que nos presentan el hecho de que la moda no tiene género, pero de una manera más orgánica/ auténtica y que influyen en sus alrededores y audiencias:

Muro

(Aguascalientes, México)

Creador de contenido, apasionado de la ropa, fundador y curador de Muro Clothing: tienda de ropa vintage, segunda mano, americana y de marcas, misma que documenta de manera creativa y cercana en redes como Instagram y TikTok.  “Uno de mis únicos mecanismos de defensa es la ropa, es de las pocas cosas en las que tengo control. Hace mis días más llevaderos y menos mierda.”

Alok

-Género no conforme-

“Escritorx, intérprete y orador público de renombre internacional. Como artista de medios mixtos, su trabajo explora temas de trauma, pertenencia y la condición humana. Autora de Femme in Public (2017) y Beyond the Gender Binary (2020). Creador de #DeGenderFashion: un movimiento que pretende neutralizar el tema de género en las industrias de belleza y moda y que ha sido honrado como uno de los HuffPo’s Culture Shifters, NBC’s Pride 50, y Business Insider’s Doers.” (https://www.alokvmenon.com/about)

Mark Bryan

– Él / Ellos, heterosexual, cisgénero –
(Estadounidense viviendo en Alemania) 

Padre, esposo y abuelo, ingeniero en robótica y entrenador de fútbol con afinidad por las faldas y los zapatos de tacón (mismos que utiliza a diario).

‘La gente mira mis fotos e instantáneamente asumen que soy gay o algo así. Creo que lo que realmente me inspira son las personas que dicen que les estoy ayudando a ver las cosas de la manera en que siempre han querido verlas, pero tenían miedo.” (Interview magazine)

“La ropa y los zapatos no deberían dictar la orientación sexual o el género de las personas.” (@markbryan911)

Young Emperors

(Franceses viviendo en Nueva York)

Matching couple, creadores de contenido y directores creativos que exploran constantemente y de manera creativa el performance, la fotografía y el vídeo de moda dando como resultado campañas y documentación de outfits impresionantes donde gracias a una fina edición de vídeo, cambian de looks entre ellos y nos muestran como ambos rockean a su modo un mismo styling.

Bruses

– Ella / Elle –

(Tijuana) 

Amalia Ramirez, cantante y compositora que se ve influenciada por la mezcla cultural, de moda y música que conlleva crecer en el noroeste del país. “El Nuevo Pop Alternativo” es como se denomina a Bruses en su bio de Spotify y su estilo podría describirlo como un grunge romántico oversized con la dosis perfecta de rosa y brillantina.

José Antonio Badia

(Ciudad Juárez)

Host y escritor de Leyendas Legendarias, que de manera auténtica y orgánica ha contagiado a su culto-no culto, el gusto de las uñas pintadas de negro y las faldas largas con t-shirts y botas vaqueras. 

Y tú, ¿A quién agregarías a esta lista?

Instagram: @Voodoo.aep

Share on facebook
Share on twitter