NOISE MAG

"La depresión no es real"

Por Sam Lacayo

Share on facebook
Share on twitter

El título de este artículo hace referencia a una de las frases más escuchadas por personas que nunca han experimentado lo que es la depresión, o nunca la han visto representada en alguien cercano. Gente que piensa que depresión solamente significa estar profundamente triste, y se cura con una buena actitud.

La verdad me cuesta mucho hablar de éste tema; hace tiempo descubrí lo que era la ansiedad y cómo es vivir con ella en una realidad donde las enfermedades mentales se piensan invisibles. De hecho, escribí un artículo sobre eso, redactando mi historia en el camino de la recuperación psicológica… click aquí si les interesa leerlo.

Sabía que llegaría el momento en que sentiría escribir sobre la depresión, aunque  por alguna razón me quise negar a ello. Personalmente, he tenido terribles experiencias con referencia a la depresión y me es difícil explicarlo, porque aunque quisiera describirla la mayoría del tiempo no tiene explicación lógica. En su mayoría la depresión es desgastante, adhieran el tener que pretender no tenerla para evadir las miradas preocupadas o incómodas de la gente, los comentarios de “no estés triste” y “sonríe un poco” como intento pasivo de mejorar tu situación cuando en realidad tal vez ni siquiera haya una situación de por medio. 

Algunas veces la depresión no tiene una razón de existir, simplemente es. Cuando te levantas por la mañana, o al continuar tu día como normalmente lo haces. Usualmente es un mal silencioso, y se caracteriza por cambios de ánimo extremos, cambios en el apetito, fatiga excesiva y sentimientos de insatisfacción o culpa. Hay muchísimos tipos de depresión, no sólo se trata de un sentimiento o una base circunstancial, la depresión puede ser atemporal, clínica, o atípica, y puede estar presente en un momento e irse por mucho tiempo.

No todos entienden que la depresión no solamente influye en el estado de ánimo, sino que cambia tu vida de manera sigilosa. Un día ya no puedes levantarte de la cama porque te sientes sin fuerzas y la mente te pesa incomprensiblemente, sabes que debes comer algo pero no tienes hambre y pierdes todo apetito; o tal vez es lo contrario, siempre tienes hambre y sientes como si nunca fueras a llenar, duermes la mayoría del tiempo y cuando no estás dormido te sientes cansado en extremo. La depresión es una enfermedad que te abraza y no te suelta, eres tú el que debe dejarla ir.

Toda enfermedad mental, al ser detectada o diagnosticada, se vuelve un problema personal con el cual es necesario lidiar día con día. Las pequeñas batallas que se sienten gigantescas a veces necesitan ganarse a medias. Levantándose de la cama sin importar que tan tarde sea, tomando una ducha, comer tan siquiera una vez en tu día, cepillarse los dientes, salir de casa; enfrentar lo que se siente difícil de completar es un paso adelante a una mejor salud mental.

Personalmente sé que no es algo sencillo de seguir. Nadie sale de una depresión momentáneamente o sin antes esforzarse, hay muchos intentos fallidos y esfuerzos que te llevan a paredes cerradas. Lo importante es buscar ayuda profesional, y claro, algo que te sirva y ayude a sentirte mejor. El camino a una mente saludable se empieza día con día.

Instagram: @Obscurelookbook

Share on facebook
Share on twitter