NOISE MAGAZINE

Virginidad: Todo lo que no te dijeron sobre tu primera vez

Por Sam Lacayo

Share on facebook
Share on twitter

Seguramente todos crecimos escuchando la trillada historia de la abeja en la flor, lo cual realmente no educa ni resuelve ninguna duda acerca de las interacciones sexuales, pero según nuestros padres era suficiente para mantener la curiosidad bajo control. 

Bastantes personas crecimos sin idea alguna de lo que realmente se lleva a cabo durante el sexo, mientras que otros tenían una imagen vaga y tal vez un poco difusa. Pero, ¿qué pasa cuando eres joven, inexperto, y estás listo para tirar la virginidad por la ventana? Muchos jóvenes recurren al porno; las revistas o columnas sexuales; y tal vez una que otra película erótica, con el fin de ganar un poco de conocimiento textual y usarlo en la práctica. Sin embargo, en la realidad una interacción sexual puede ser mucho más complicada y diferente a lo que las películas muestran, ¡en especial tu primera interacción sexual! 

 

¿Qué necesitas saber? …

 

 

Don’t expect too much 

El sexo es distinto para todos, en especial las primeras experiencias. Tenemos esta idea preconcebida de que el sexo es lo mejor de la vida todo el tiempo, y que si no lo disfrutas es porque hay algo mal contigo. ¡Esto no es verdad! Es difícil tener la mejor experiencia sexual en tu primera vez… véanlo como un trial, después de la prueba y el error viene la mejora y el conocimiento de lo que realmente funciona para ti. 

Lubricar correctamente

Si no estás lubricada correctamente puede que el coito no sea la mejor opción, tu experiencia puede ser poco placentera y hasta dolorosa. ¡Es por eso que tener un buen foreplay es necesario! También el uso de lubricantes externos. No es solamente para el inicio, sino la mejor manera de asegurarte que todo fluirá. 

Denle suave

Cada quien con sus preferencias. Lo rudo y cursi depende de cada gusto, pero consideren que al ser la primera vez es mejor llevarla tranquilos. En especial porque puede haber dolor e incomodidad si se hace de manera muy brusca. 

A veces hay sangrado

¡Y es completamente normal! Esto pasa por la ruptura del himen (la capa delgada que protege a la vagina del exterior), o por ruptura de tejido en el canal anal. Unas cuantas gotas de sangre salen cuando hay penetración, pero no hay que alarmarse. Mientras no parezca escena de película gore todo está bien. 

Puede terminar más rápido de lo que esperas

La televisión nos pinta la idea de que el sexo dura incontables horas, y eso es poco más de una exageración. La realidad es que la primera vez puede ser bastante rápida, en especial para los hombres. 

No te decepciones si no llegas al orgasmo 

Esto es más común en mujeres que en hombres. Llegar al orgasmo es bastante complicado para muchas mujeres (si necesitan pruebas por favor lean éste artículo), y llega a ser  normal no experimentarlo en la primera interacción sexual compartida. Pero es bueno tener en mente que la meta no siempre es el final, hay que disfrutar todo lo que viene en el paquete. 

Es bueno tomar agua 

Como cualquier actividad física lo requiere, el estar hidratados siempre es una buena idea. En especial para evitar calambres. 

Siempre, ¡siempre! Orina después 

Consejo más sabio no podría haber. La orina ayuda a eliminar bacterias dañinas que puedan estar en la uretra. Reduce el riesgo de contraer algunas infecciones, y es letal para espermas. Always good to know

Comunicación es la llave 

Ten por seguro que éste momento pueda ser más awkward que mágico, y eso también es muy normal. Sin embargo, para mejorar la experiencia siempre es buena la comunicación y confianza. De esta manera todo es claro para ambas personas y cien veces más fácil. 

Nunca olviden los preservativos

Puede que les ganen las ganas, o puede que no haya ningún condón cerca. No obstante, la regla número uno del sexo siempre debe ser el uso del preservativo. No es para fastidiar, sino para evitarles problemas … ¡tales como embarazos no deseados o enfermedades venéreas!

La primera vez puede ser diferente a como siempre lo han imaginado, pero eso no es tan importante. Al final del día es bueno asegurarse de que la decisión tomada no es por presión de tiempo o circunstancia, sino porque es algo que realmente quieren hacer. Si así es, entonces disfrútenlo y no piensen en cómo o qué debe ser. Solamente sean ustedes mismos, cuiden que haya respeto y reciprocidad; y todo será como deba ser. 

Instagram: @Thatgrlsam

Share on facebook
Share on twitter