El origen de los desfiles de moda y su papel en la actualidad

El origen de los desfiles de moda y su papel en la actualidad

El origen de los desfiles de moda y su papel en la actualidad

El origen de los desfiles de moda y su papel en la actualidad

El origen de los desfiles de moda y su papel en la actualidad

Por Kassandra Torres

Las revistas doblan su tamaño, los fotógrafos tienen agenda llena y el olor a laca y seda está más presente que nunca, es oficial: El mes más importante para la industria de la moda está a la vuelta de la esquina.

Es por ello que hoy, previo al caos de los desfiles y ediciones de septiembre de las revistas más famosas de la industria, quiero que nos adentremos en los orígenes de lo que más tarde se convertiría en el gran circo de la moda: las fashion weeks, los shows y prácticamente los principales pilares de la industria en la actualidad, que aunque muchas veces es fácil darlos por sentado, en ocasiones es importante cuestionar sus orígenes para entender la relevancia de tan sagrada tradición que puede llegar a sentirse como un capricho en un escenario como el nuestro, pero que sin embargo, tiene un origen que nos hace poner en perspectiva su papel en la actualidad.

Todo comienza a finales del siglo XIX cuando un joven Charles Frederick Worth llega a París, una ciudad que vivía momentos de cambio político y social, en la cual Charles decide establecerse y firmar sus prendas bajo la leyenda “House of Worth”, una decisión que lo convertiría en el primer “Couturier” de la historia, ya que previo a este significativo momento, los modistos eran personas que vivían en el anonimato y que creaban piezas 100% a petición del cliente. Worth cambia dicha narrativa y toma las riendas de su marca siendo él quien diseñaba para sus clientas dejando de ser solamente la mano de obra, para convertirse en el primer gran diseñador.

Charles Frederick Worth
Charles Frederick Worth

Sería en 1858 cuando Charles establece su casa de moda en la Rue de la Paix en París, con ello comienza a llevar a cabo una serie de ideas que años más tarde se convertirían en los primeros pilares del sistema de la moda moderno. 

Una de esas ideas que cambiaron el rumbo de la moda, fue la decisión que Charles tomó al establecer el lanzamiento de una colección al año, la cual se presentaba en un evento privado hecho para sus clientas más importantes, utilizando por primera vez a mujeres de carne y hueso para exhibir sus piezas, cuestión bastante innovadora ya que previo a esto se utilizaban muñecas y versiones en miniatura de los diseños para dar a los clientes una idea más cercana del producto final.

La moda parisina adoptó las presentaciones como estrategia de venta, de forma que dichos eventos continuaron durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX en París, donde los mismos se mantuvieron privados y reservados únicamente para una clientela de élite. 

Más tarde esto evolucionaría a los desfiles de moda, en los cuales las modelos, acompañadas de un número indicador, se pavoneaban con las piezas más exclusivas ante la clientela más selecta, sí, como si se tratase de un certamen de belleza, sin embargo en este caso el concretar una venta era el objetivo ganador.

Dichos eventos se centraron mucho más en el proceso de venta, sin embargo, personajes como Paul Poiret ayudaron a convertir a estos desfiles en los espectáculos de moda que conocemos hoy en día.

Para la década de los 40 los desfiles de moda serían una fuerte tendencia en la industria parisina, la cual se colocaba como la principal capital de la moda a nivel internacional, sin embargo para 1943 las cosas se complicarían, el ejercito nazi había llegado a ocupar París y con ello la industria que vivía una efervescencia prometedora, se vería obligada a parar por completo.

Lo que sería una desgracia para la industria parisina, sería una oportunidad para la moda estadounidense, oportunidad que Eleanor Lambert, publicista de moda, aprovecharía para poner en el foco a la moda de Estados Unidos, esto a través de la “Semana de la Prensa de Nueva York” iniciativa que años más tarde se convertiría en lo que hoy conocemos como la Semana de la Moda de Nueva York

Eleanor Lambert
Eleanor Lambert

El nacimiento de la primer semana de la moda abriría paso al establecimiento de dicho evento como una de las tradiciones más sagradas de la moda, que desde 1943, hasta la actualidad, ha sido testigo de cientos de talentos que han marcado la historia de la moda global a través de sus propuestas, triunfos, fallos y ¿Por qué no?, espectáculos. Espectáculos que en ocasiones nos orillan a pensar del desfile como una pieza del circo de la moda, una distracción más que alimenta el ego de quienes pertenecemos a ella, o tal vez solo otro eslabón que va perdiendo sentido conforme pasa el tiempo. Sin embargo, el remontarnos a su historia nos hace recordar que el fin principal del desfile de moda es ser una plataforma de exposición que amplifique la audiencia, que comparta un mensaje y que finalmente complete una venta.

Reducir una semana de la moda en ventas tal vez suene poco romántico, sin embargo recordemos que además del romance, la industria de la moda, así como cada una de las personas que trabajan en ella, dependen de las ventas del producto final, por ello cuando nos damos cuenta que las semanas de la moda digitales están teniendo mucho menor impacto en el crecimiento de las marcas en la actualidad, es difícil imaginar esta alternativa tecnológica como el verdadero futuro de la moda.

Así es, como se menciona en el artículo “How Impactful Were the Digital Fashion Week Shows, Really?” de la plataforma Business Of Fashion, casos como el de Hermès, que obtuvó únicamente 28% del valor mediático promedio, o el de la semana de la moda de Londres, que obtuvó 55% menos de participación en redes sociales, nos demuestran que al final del día el desfile de moda presencial no es tan obsoleto como creíamos, y al contrario, la moda, y sobretodo el consumidor, sigue haciendo de la experiencia presencial un engranaje vital en el sistema de la moda.

Chanel Primavera Verano 2019 París - RUNWAY Oficial de MAGAZINE ®

Así que ahora, a semanas del comienzo del mes más importante de la moda, con marcas retomando los formatos presenciales y otras apegándose a lo digital, será la perfecta oportunidad para reevaluar la importancia de estas plataformas en un mundo tan incierto pero nostálgico como el nuestro. 

¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

POPULARES

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER!

No spam, sólo moda y mucho amor.

On Key

Related Posts

EDITORIAL: Fiesta para uno

EDITORIAL: Fiesta para uno Fotografía: Regina Bucio Modelo: Grisell Lagunes Makeup Artist: Ale Galicia Styling y dirección: Kassandra Torres Logística: Dana Rangel Asistente de producción: