Les niñes y la importancia de su vestimenta

Les niñes y la importancia de su vestimenta

Les niñes y la importancia de su vestimenta

Les niñes y la importancia de su vestimenta

Les niñes y la importancia de su vestimenta

Por Alina Tijerina

Si alguna vez has acudido a la parte de ropa infantil en Zara te habrás dado cuenta que es como una versión reducida del área de hombres y mujeres. Pareciera juego el que todas las prendas simplemente se redujeron unas 5 tallas para crear mini señorites. Está curioso, ¿no? Porque, como siempre, debe haber cierto mensaje detrás de la razón de ser de los mini adultos; en mi opinión, es un error vestir a les niñes como adultes pequeñes. Considero que es una forma de adelantar sus etapas de vida sin realmente permitirles vivir el presente al cien. Sin embargo, entiendo el atractivo, ¿une bebecite vestido con traje? Precioso. Pero más allá de cómo se ve, está el cómo esto le afecta. Según la psicóloga Júlia Pascual Guiteras, representante del Colegio Oficial de Psicología de Catalunya, la edad “correcta” para que une niñe comience a escoger su propia ropa sería entre los 9 y 12 años. Pero antes, desde los 2 o 3 años de edad, se le debe estar educando sobre las decisiones personales en su vida, así como se le educa en la escuela de español y matemáticas, lo conveniente es darle la libertad de elegir lo que se va a poner para poder ir generando la habilidad de toma de decisión. Estas elecciones son usualmente controladas por los padres ya que lo ideal es darle tres opciones de vestimenta y que el pequeñe escoja. Así se le hace pensar que fue una decisión personal, pero en realidad esta viene acompañada por la de sus padres. La elección de lo que nos pondremos en el día a día tiene una liga directa con nuestra identidad; es una forma en la que comunicamos quiénes somos a los demás y es justo por eso que es algo que debe ser aprendido desde pequeñes. 

Llámenme old school, pero ahora, de adulta, entiendo el por qué mis papás me decían que no me adelantara a mi edad. Había cierta urgencia por crecer de mi parte que, a mis 26 años, desearía haberlo atrasado lo más posible. Siento que me faltó disfrazarme más, no absorber desde pequeña que lo que pensaran los demás de mí podría afectar y que yo era solo una niña, las posibilidades de prendas por usar eran infinitas. De hecho, la psicóloga de Catalunya menciona que es importante permitir a los niños disfrazarse y vestirse como sus personajes favoritos, pero que siempre es necesario señalar que estos eventos son excepciones y que es solo eso, un disfraz. Como mencioné anteriormente, la ropa es parte de la identidad, es por esto que es muy importante reiterar que ellos realmente no son parte de los Backyardigans (o lo que sea que vean los niños estos días). 

Pero más allá de la diversión de vestirse como un personaje de una serie de caricaturas, está lo que el decidir sobre su propia vestimenta le brinda a les niñes. Un artículo del periódico ABC de Madrid menciona cómo es que les niñes, al decidir sobre su propia ropa, pueden desarrollar mejor su capacidad de juicio, autoestima, expresión y responsabilidad. Son muchos más los beneficios sobre las desventajas de que el niñe se vea descombinade en una reunión familiar.

Al final del día, hay que dejar a les niñes ser niñes. Dejarles disfrazarse, usar calcetines que no combinen con sus vestidos, que las usen con sandalias, con tenis que tengan luces para que corran más rápido y, simplemente, dejarles. Porque esa etapa tan maravillosa de no sufrir juicios y no tener estándares de belleza marcados en sus cabezas es lo que hace la vida más hermosa. Son esos momentos de libertad plena los que, con los años, se irán desapareciendo y difícilmente se repetirán. Porque si la moda es para divertirse, en los niños se goza plenamente y a través de ella es que generamos recuerdos preciosos que llevamos con nosotros a la adultez. Entonces tratemos de ignorar las tiendas de fast fashion que nos venden mini adultes y acudamos a aquellas que ofrecen la fantasía de ser niñe usando un tutú relleno de pompones. Por esas decisiones de compra podemos cambiarle el mundo entero al niñe y, admitiéndolo un poco, al niñe que todes llevamos dentro.

Kinder enfants GIF - Find on GIFER

IG: @alinatijerina

¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts