3 morras nos cuenta cómo el ejercicio las ayudó a entender el amor propio

3 morras nos cuenta cómo el ejercicio las ayudó a entender el amor propio

3 morras nos cuenta cómo el ejercicio las ayudó a entender el amor propio

3 morras nos cuenta cómo el ejercicio las ayudó a entender el amor propio

3 morras nos cuenta cómo el ejercicio las ayudó a entender el amor propio

Por Gabriela Nava

Fotografía por Cinthya Roura

Maquillaje por Melissa Acosta

Looks de Nike

Despierta. Actívate. Corre. Arréglate. Trabaja. Se perfecta. Femenina. Única. 

A lo largo de nuestras vidas las reglas para ser mujer abundan, normas que no elegimos, simplemente ya estaban impuestas desde el momento en el que nacemos. Lo mismo para todas, como si fuéramos salidas de un molde con el cual se cumplirían todas las expectativas. 

A pesar de todo la sociedad está cambiando, es momento de tomarnos un tiempo y preguntarnos ¿Cuándo fue la última vez que dijiste basta? Basta de culpa, de castigos, de limitaciones, de excusas. Basta de seguir una serie de reglas que no queremos y que solo nos hacen daño. 

Es por ello que hoy nos unimos con Nike y su campaña #HazAlgoNuevo para platicar con 3 mujeres que nos cuentan cómo han desaprendido y reconstruido la idea del cuerpo perfecto, el ejercicio y el movimiento.

Linda Ramos

 

 

“Ahora entiendo que puedo hacer  ejercicio porque amo a mi cuerpo y no porque lo odio lo quiero cambiar”

Al ritmo de Lizzo Linda corre. Este momento es solo para ella, mientras se impulsa todo se conecta; el cuerpo, la mente, el mundo. Un espacio del día el cual a pesar del sudor se disfruta. Ha sido difícil llegar hasta aquí. “Antes mi relación con el ejercicio era igual a castigo, igual a algo negativo, algo que tenía que hacer para quemar calorías, para quemar ciertas comidas”. 

A las mujeres nos enseñan a ver el ejercicio como algo para perfeccionar el cuerpo, en la búsqueda de esa belleza inalcanzable. Entonces la actividad física se convierte en una forma de modificar nuestra silueta. De pequeñxs veíamos el ejercicio como un juego, se disfrutaba. Hoy se ve como una obligación, una tarea que hacemos más de fuerza que de ganas. 

Para Linda esto mismo era lo que complicaba su relación con el ejercicio y su cuerpo:  “Desde muy chiquita intenté distintos ejercicios pero ninguno me gustaba ya sea Taekwondo,  gimnasia y después tuve una temporada donde iba al gimnasio creía que era la única alternativa. Pero con este boom de spinning, yoga y pilates, descubrí que hay cosas que te permiten mover tu cuerpo y mover también tu espíritu, me di cuenta que eso es lo que más se acomodaba para mi.”

Hoy Linda ha cambiado su discurso y agradece a su cuerpo todo lo que hace por ella. Ve el ejercicio como una forma de agradecer a su cuerpo todo lo que hace por ella. El spinning, yoga y pilates se han convertido en un espacio de autocuidado y amor donde se permite conectar con cada membrana de sí misma.

Marcela Ibarra 

 

“Tuve que aprenderlo todo desde cero y desde ese momento me cambió toda la vida”

Dejar de ver a las otras como competencia es sumamente complicado. Desde que Marcela era pequeña siempre practicó la danza, un arte que requiere de mucha disciplina y constancia. Aunque esta actividad es bellísima en los escenarios, tras bambalinas el ambiente puede ser bastante competitivo. 

Crecí en un ambiente de mucha comparación de ser mejor que la otra, de que nunca es suficiente en el lugar en el que estás”

No siempre terminar la relación con algo que amas es malo. Nos ayuda a hacer las paces con nosotros mismos y entendernos como uno fuera de lo que creíamos nos define. Nuestra identidad va más allá de lo que hacemos o de con quién nos relacionamos. 

Para Marcela alejarse de la danza fue dejar de lado una parte de ella, reaprender su personalidad. Entender al ejercicio como algo para ella y no como una competencia. 

“Lo que empecé a retomar fue el yoga, que para mi ese tipo de ejercicio es solamente competir contigo y ser mejor que lo que tu eras ayer”

Hoy Marcela ve el ejercicio como un espacio de relajación que la ayuda a liberarse del peso del día. Disfruta la actividad física y el progreso que ha logrado desde que comenzó a interesarse por el yoga. Aunque ya no se dedica a bailar más que las canciones de reggaeton que pueden llegar a salir en su playlist, toda la disciplina, fuerza y concentración que le dedicó a la danza la siguen acompañando. 

Xitlali Carreón

 

“La verdad dentro del campo se me olvida todo, solo me enfoco en las jugadas, lo que tengo que hacer, en hacer bien el trabajo, apoyar a mi equipo y a mis compañeras”

Más que un juego, un equipo. Xitlali siempre le ha interesado el deporte, desde niña salía a jugar a la calle con sus primos y vecinos, participaba en los distintos equipos de fútbol, volleyball y ahora tochito. Para ella el deporte siempre lo ha visto como un espacio terapéutico donde trabaja en conjunto con otras personas para lograr un objetivo.

“Yo lo veo como la terapia, o un espacio donde me puedo desenvolver, donde puedo aprender, en donde pues compartes muchas cosas ya que son deportes donde no solo te manejas tú individualmente, si no con un equipo, todas trabajan en conjunto

Lo que más disfruta Xitlali de realizar deporte, es el aprendizaje y la familia que ha formado dentro del campo.  “Aparte de mantener esa condición y aprender, disfruto de trabajar en equipo, algo que me deja mucho en mi persona es que en americano haces una familia (…) siempre tratamos de orientarnos y apoyarnos, de brindar ese apoyo y amor que tal vez no tienes en otro lado.”

Si pudiera decirle algo a las mujeres que comienzan a hacer ejercicio es que “Todas batallamos para empezar”  pero a la larga el resultado es placentero, comienzas a darte cuenta de todo lo que has logrado y eso te motiva más. Ves cambios en tu cuerpo que es algo con lo que Xitlali batalló mucho al comienzo, pero el ver cómo ella misma se ha transformado de adentro hacia fuera es gratificante.  

Hoy Xitlali está feliz de hacer este deporte, de desempeñarlo de la mejor manera, de haber logrado ser parte no solo de un equipo, sino de una familia, de inspirar a sus seres queridos. Porque nuestras acciones logran cambios y cada vez que ella se entrega en sus partidos sabe que está mejorando para sí misma y para los demás.

Después de escuchar estas increíbles historias, tú también #HazAlgoNuevo y comienza a desaprender toda idea negativa en torno al ejercicio, la actividad física y el deporte. 

Dejemos de lado todo lo que se ha impuesto y entendamos estas actividades como una herramienta de amor propio, autoconocimiento y autocuidado. ¿Te atreves a intentarlo? 

¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts

El colorismo en México

El colorismo en México Por Brenda Arroyo Las telenovelas en México han existido desde el origen de la televisión, algo así como sesenta años. Y