Cómo dejar de comprar en Zara y no morir en el intento

Cómo dejar de comprar en Zara y no morir en el intento

Cómo dejar de comprar en Zara y no morir en el intento

Cómo dejar de comprar en Zara y no morir en el intento

Cómo dejar de comprar en Zara y no morir en el intento

Por Gabriela Nava

Hace ya algunos años que tomé la decisión de dejar de comprar en tiendas de fast fashion. No fue fácil y en más de una ocasión he caído en viejos patrones, porque muchas veces elegir consumir diferente en un mundo que está está hecho para seguir lo establecido se convierte en una tarea difícil. 

Pero esto no quiere decir que sea imposible, la realidad es que hay más de una alternativa y que son mucho más amigables con el medio ambiente y lo mejor de todo con tu cartera. 

Es por eso que hoy te traigo esta guía básica para dejar de comprar en Zara y no morir en el intento.

 

Desarrolla un clóset funcional usando lo que ya tienes

 

Siempre lo voy a decir, un guardarropa funcional es un guardarropa amigable con el ambiente.  Un closet con ropa bien pensada en el que las prendas encajen unas con otras nos da muchísimas opciones para crear combinaciones de ropa. 

Muchas veces queremos estar al pendiente de todas las tendencias, pero estas son fugaces y pasan de moda rápido, lo mejor es tomar lo que nos gusta, hacerlo parte de nuestro estilo personal que siempre será algo atemporal. 

Toma un día para revisar tu clóset, saca toda tu ropa e intenta varias combinaciones verás que encontrarás más de una nueva forma de hacer brillar lo que ya tienes. 

 

Repara la ropa que ya tienes 

 

Hay que dejar de pensar en las prendas como cosas para un rato y entenderlas como objetos que pueden durar toda una vida. Y sí, incluso nuestra prenda que compramos en Zara hace mil años y que ya no se ve con tanta forma como en sus primeros días también puede ser reparada o utilizada para otro propósito. 

Reparar las cosas nos permite cambiar esa mentalidad de comprar y tirar, al final del día el planeta no es desechable. Lo ideal es contar con piezas de calidad que duren muchos años y puedan ser reparadas constantemente. Hace algunos días arregle una gabardina de piel (que de hecho mi mamá había comprado en Zara) con unos consejos que encontré en un canal de YouTube, todo lo que necesitaba lo tenía en mi casa y una de mis prendas favoritas seguirá conmigo muchos años más. 

 

Intercambia o préstate ropa con tus amigas o conocidos 

 

Es verdad que algunas ocasiones requieren de algo más especial. De vez en cuando tenemos esos eventos que nos toman por sorpresa y para los que no tenemos ni presupuesto, ni nada que ponernos. Pero así como recurrimos a nuestros seres queridos cuando más los necesitamos también podemos buscar con ellos una extensión de nuestro closet en un momento de apuro. 

No tienes que forzosamente cambiar prendas con tus amigas, pero definitivamente un préstamo temporal te sacará del problema en más de una ocasión. 

No tiene nada de malo prestarse ropa entre amigos y conocidos, hay que cambiar esa mentalidad porque  mientras cuidemos las cosas no hay nada que pueda salir mal. 

 

Compra segunda mano 

 

¿Ya agotaste todas las opciones anteriores? Es momento de pensar en dónde comprar. 

Comprar ropa de segunda mano sigue siendo un tema delicado para muchos. Que si las vibras, que “el asco”, “antes muerto que usar algo usado” lo he escuchado en muchas ocasiones, hay muchos pensamientos negativos que llegan a la mente cuando se piensa en comprar ropa usada, pero realmente estos provienen de estigmas sociales. 

A mi parecer la ropa más única la encontramos en las tiendas de segunda mano y muchas veces son prendas de muchísima mejor calidad que las que encontramos en las tiendas de fast fashion. 

Pero entonces ¿Dónde comprar ropa de segunda mano? 

Existen muchísimas opciones

Si te gustan la ropa de diseñador y de lujo puedes adquirir estas prendas en páginas como real real.Pero si solo quieres ropa vintage o simplemente algo para complementar tu guardarropa sin importar la marca hay distintas opciones.  Existen aplicaciones como Trendier, grupos de Facebook y bazares de Instagram. Otra opción es ir a los bazares presenciales donde hay muchísimos puestos y obvio también puedes ir solita a la paca. 

 

Compra en una marca local 

 

“Bueno pero a mí no me gusta la ropa de segunda mano y no se donde comprar, se me complica mucho salir de mi casa y solo ubico Zara.”  

Bueno si ese es tu caso siempre puedes comprar local, hay muchísimas marcas nacionales de ropa y accesorios que tienen precios super accesibles, con prendas de calidad y que además hacen envíos, entonces puedes comprar sin salir de casa.

Para darte una idea de cuántas son puedes revisar las publicaciones de  #MartesDeMarcas que están disponibles en el perfil de Noise.  O simplemente hacer una búsqueda rápida en Instagram, Facebook o Google. 

What happened to department stores? - Vox

¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts