Reflexión: ¿Para quiénes son las Fashion Week?

Reflexión: ¿Para quiénes son las Fashion Week?

Reflexión: ¿Para quiénes son las Fashion Week?

Reflexión: ¿Para quiénes son las Fashion Week?

Reflexión: ¿Para quiénes son las Fashion Week?

Por Paulina JiménezSi hay algo que he aprendido sobre las últimas semanas de la moda es que ya no son lo que solían ser. No quiero que suene en un sentido Boomer de “todo era mejor en mi época” (porque además sólo tengo 25) si no en el sentido de lo que antes era, ya no es.

El pasado fashion month, que sabemos que es un maratón de la moda a nivel internacional, regresó con tal fuerza después de la pandemia que se notó mucho más el cómo han evolucionado los fashion weeks. No sólo nos dio momentos que pasarán a la historia como Bella Hadid en Coperni o el show enlodado de Balenciaga, sino también lo que parece una asistencia y atención sin precedentes para muchos de los shows.

Gracias a la viralidad de redes sociales como Tiktok y Twitter, se siente como si las semanas de la moda del 2022 hubieran estado en esteroides. Con todo mundo queriendo asistir, comentarlas, crear contenido, compartir, criticar y todas estas cosas propias de redes sociales se ha despertado una conversación que es muy frecuente en el mundo de la moda: ¿Quién tiene derecho de estar ahí?

Gatekeepear la moda

Siempre que se habla de moda es casi imposible llegar a un consenso, porque la moda es muchas cosas diferentes para todas las personas y eso incluye quién tiene “derecho” de tener voz y voto en cuánto a ella. Si nos guiamos únicamente por lo que en su origen representaban los eventos de moda, diríamos que sólo la prensa y compradores actuales tienen razón para estar ahí, pero estaríamos rechazando el valor de la moda en la actualidad.

En el mundo actual, estar en un fashion show supone que tu presencia aportará de alguna forma a la marca. Para los más ortodoxos del mundo de la moda esto significa que sólo estás aportando si “eres comprador o prensa”, pero en realidad el “aporte” de alguien también puede provenir de las redes sociales, de iniciar una conversación en torno a la colección, de crear contenido y publicidad orgánica.

Esto lo podemos ver en el tipo de invitados que muchos diseñadores llegan a tener, como influencers y celebridades que en un sentido estricto poco se relacionan con la moda. Por ejemplo, seguro te tocó ver en Tiktok a influencers que por vivir en Nueva York y tener una gran cantidad de seguidores fueron invitadxs a algunas pasarelas. No se relacionan directamente con el mundo de la moda, pero de alguna forma llegan a reflejar el estilo de vida que busca la marca.

A pesar de esto, tristemente las ideas más anticuadas de la moda continúan teniendo peso en las personas que pertenecen o recién entraron al medio. Repiten patrones de crítica que poco tienen que ver con el mundo actual como: “si tú no tienes una bolsa o prenda de esta marca entonces no puedes criticar”, “¿quién eres tú para hablar de tal y cual diseñador?” y ni se diga del elitismo y racismo tan arraigado en las personas que más poder tienen en la industria.

Sabemos que la moda siempre se ha relacionado con un estilo de vida “aspiracional” (entiéndase aspiracional como querer tener objetos de valor, dinero y reconocimiento de los pares), y esto también se ve reflejado en la evolución de las pasarelas. Ahora, ir a una pasarela y/o fashion week es un evento social del que mucha gente quiere formar parte. De hecho una mujer en Tiktok se hizo viral por compartir tips para ser invitadx al NYFW.

En un artículo de The Cut, explicaban cómo gracias a este video de Tiktok, la gente estaba “estafando” a los relacionistas públicos de las marcas para ser invitados a los shows y after parties. Explicaban cómo se inundaron sus correos de peticiones y distintas explicaciones del por qué querían – y sentían que merecían- asistir.

Al mismo tiempo, la mismísima empresa NYFW en conjunto con Afterpay crearon 5 llaves NFT que “abrían” la experiencia de esta semana de la moda y daban acceso a shows y beneficios exclusivos.

¿Por qué una persona “normal” no puede intentar acceder a uno de estos eventos? ¿Quién sería el juez para decidir si alguien tiene la importancia o conocimiento suficiente para merecer estar entre las filas? ¿O será que nos recuerdan que para entrar al mundo de la moda es a través de la cartera?

Democratizar la moda

Algunos diseñadores vislumbran un futuro diferente en cuanto a shows se refiere. Por ejemplo, pudimos ver el evento de Vogue World, en el que se podían comprar boletos y se transmitió en vivo, la pasarela de Diesel con 5000 asistentes de los cuales 1600 eran estudiantes en Milán o el show de Balmain que fue dirigido por Olivier Rousteing y quien ha comentado en varias ocasiones que le gusta abrir la moda para todo el mundo.

Read Diesel News & Analysis | The Business of Fashion

Diesel SS23, Milán Fashion Week

Es muy probable que asistir a una semana de la moda esté totalmente romantizado, e incluso que haya gente que se pregunte “si existen todas esas cosas negativas dentro de ellas, ¿para qué querría alguien ir?”

Personalmente, opino que no hay que huirle a las cosas malas, hay que enfrentarlas y cambiarlas, generar nuevos espacios, ser mejores que quiénes estuvieron antes que nosotros y cuestionarnos todo. ¿Para quién están hechos los fashion week? ¿Para quienes lo dan por sentado desde dentro, o para quienes aspiran a tenerlo?

Instagram: @malamoda.mx

¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts