El regreso de la moda gótica y el legado de Alexander McQueen

El regreso de la moda gótica y el legado de Alexander McQueen

El regreso de la moda gótica y el legado de Alexander McQueen

El regreso de la moda gótica y el legado de Alexander McQueen

El regreso de la moda gótica y el legado de Alexander McQueen

Por Gabriela NavaEl mes de la moda terminó pero nos llenó de momentos memorables. Mientras hablábamos del impactante cierre de Coperni con Bella Hadid, la inevitable crítica a Riccardo Tisci en su colección para Burberry o lo cuestionable que fue la ropa arrugada en el desfile de Versace (Ya se que fue intencional). A la par también se hablaba del regreso de una tendencia en particular; el estilo gótico.

Es verdad, los momentos más oscuros y románticos de la moda volverán a verse en las vitrinas, aparadores y hauls de Shein. La cosa es que el gótico realmente nunca se fue, en parte por no ser solo una tendencia sino un completo período artístico, que involucra a la literatura, el arte y la arquitectura, el cual ha inspirado a muchísimos artistas más modernos.

Mucho antes de aparecer en las pasarelas, esta tendencia ya venía haciendo eco. Se veía presente en prendas que crecieron en popularidad estos últimos 2 años, como las botas con mega plataformas, los corsets y el uso de encajes.

Esto me llevó a pensar también en Alexander McQueen y el indudable legado que ha dejado en la industria de la moda y también en el estilo gótico.

Alexander McQueen

Pocas veces podemos hablar de mentes como las de Alexander McQueen. Su paso por la industria de la moda es sin duda una de las más memorables y su trabajo continuamente se sigue referenciando.

Cuando mencionamos sus creaciones hay un montón de adjetivos que no pueden faltar; creativo, transgresor, adelantado a su tiempo, pero yo lo prefiero describir como el ver una película de terror, pero no de esas que te dan miedo y te llenan de jumpscares. Me refiero al otro tipo de terror, de esas películas que pasan semanas después de verlas y sigues pensando en ellas; analizando y deshebrando su historia mientras que debido a su composición, historia y drama siguen impregnadas en tu mente haciéndote la pregunta ¿Qué es lo que vi?

Alexander McQueen y su legado sobre la pasarela | Vogue

Alexander McQueen, Otoño Invierno 1998

No podemos hablar de terror sin pensar en la colección Otoño-Invierno de 1998. Inspirada en la historia de la Santa francesa Juana de Arco. Se cuenta que Juana de Arco tenía fuertes visiones divinas que le hablaban sobre cómo llevaría a las tropas francesas a la victoria de una guerra que mantenían con Inglaterra desde hace muchísimos años.
Es la historia de una mujer que tomó la vestimenta masculina de la época y dirigió las estrategias de un ejército para terminar siendo quemada en la hoguera. La colección es tan intensa y espeluznante como la misma historia de Juana de Arco.

Toda la colección -que se componia de elaboradas prendas en colores rojo, negro y plateado y en distintos textiles como crochet, cuero, rejilla, tartán y lentejuelas- se complementaba con un maquillaje y peinado fuera de este mundo. Las modelos utilizaban grandes pupilentes rojos, sin casi nada de color en la cara y con peinados que comenzaban muy alto en la linea del cabello, creando así una semblante casi humana.

El gran final de esta colección culmina como la propia historia de Juana de Arco, rodeado de un fuego abrasador que simboliza la muerte de la Santa en la hoguera, acusada de ser una bruja.

Otro de los momentos más inolvidables fue el famoso cierre de colección Primavera Verano de 1999. El performance estaba inspirado el arte de Rebecca Horn titulado High Moon.

La modelo Shalom Harlow desfilaba un hermoso vestido blanco con un cinturón que ajustaba en el pecho y a la espalda. Al terminar se detuvo sobre una plataforma giratoria de madera, donde unos brazos robóticos la rociaron de pintura negra y amarilla, corrompiendo así la pureza de su vestido. Con una intensa música acompañando el espectáculo, veíamos un obra completarse pasando por un inicio, tensión y conclusión.

Gods and Kings,' by Dana Thomas - The New York Times

Alexander McQueen, Primavera Verano 1999

La colección, titulada N°13, constaba de múltiples prendas esculturales elaboradas de madera que tomaban la forma de hermosos ornamentos como alas y faldas. Así mismo se elaboraron botas de madera prostéticos que modeló la atleta paralímpica Aimee Mullins.

Aunque claramente estos no son los únicos trabajos dignos de ser mencionados de Alexander McQueen los elegí porque siguen siendo constantemente referenciados.

Algunos compararon el show de Coperni con el cierre de McQueen, mientras que las prendas finales del desfile Joane bien pudieron ser parte del vestuario en el remake de la película Suspiria.

Suspiria (2018) crítica: una imperfecta y arriesgada obra de arte

Suspiria, 2018

La moda sigue tomando elementos pasados, modificándolos y reconstruyéndolos para así crear algo nuevo. Es importante conocer la historia porque nos permite disfrutar más a profundidad de todo lo que vemos y consumimos. Nos brina las herramientas para elaborar un análisis más completo y tener una mirada crítica. Muchas de las creaciones más interesantes siempre tienen un contexto bien definido.

Es verdad que lo gótico está de regreso, pero dando una revisión al pasado podemos darnos cuenta de que en realidad nunca se fue, solo se estuvo renovando, como todo en la moda siempre lo hace.

Referencias

https://www.youtube.com/watch?v=ErE7O5NceGQ

https://www.vogue.com/article/past-present-alexander-mcqueen-spring-1999-rtw-shalom-harlow

https://www.vogue.com/fashion-shows/spring-1999-ready-to-wear/alexander-mcqueen

https://www.vogue.com/fashion-shows/fall-1998-ready-to-wear/alexander-mcqueen

https://www.vam.ac.uk/museumofsavagebeauty/rel/encyclopedia-of-collections-no-13/

Instagram: @gobynh

¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts