A fuerza ni los zapatos: Hablemos de la falta de diversidad de tallas en el calzado

A fuerza ni los zapatos: Hablemos de la falta de diversidad de tallas en el calzado

A fuerza ni los zapatos: Hablemos de la falta de diversidad de tallas en el calzado

A fuerza ni los zapatos: Hablemos de la falta de diversidad de tallas en el calzado

A fuerza ni los zapatos: Hablemos de la falta de diversidad de tallas en el calzado

Por Gabriela NavaRecuerdan la película In her shoes. Sobre dos hermanas que son polos opuestos en la vida, desde lo físico hasta la personalidad. La más joven interpretada por Cameron Díaz es bonita, delgada y con una personalidad encantadora que cautiva a todos.  A la hermana mayor la interpreta Toni Collete, su personaje es muy inteligente, pero poco extrovertido, todo el tiempo ha sufrido por su peso y vivido a la sombra de la belleza de su hermana menor. Entre todas sus diferencias lo único que comparten es la talla de los zapatos. 

The Overlooked Triumphs of Curtis Hanson's 'In Her Shoes' – Screen Queens

La hermana mayor tiene una gran obsesión con los zapatos, compra muchos y de lujosas marcas. Una de las escenas más importantes de la película es cuando le preguntan ¿por qué zapatos? y ella responde 

When I feel bad I like to treat myself. Clothes never look any good, food just makes me fatter… shoes always fit”

Los zapatos siempre te quedan, siempre son de la misma talla.

Desde que vi esa película esa frase no me soltó, quizá en un aspecto inconsciente estaba repitiendo los patrones de la hermana mayor. Tal vez al igual que ella siempre me consideré la fea, la que no tiene derecho a usar ropa bonita porque no es delgada y entonces recurrí a los zapatos como la forma con la cual expresar mi estilo personal.

La verdad es que amo los zapatos, siempre he pensado que son la prenda perfecta, duran mucho tiempo y pueden cambiar por completo tu outfit, y como decían en esa película no importa cuanto cambies siempre serán de la misma talla. 

Supongo que ya saben para dónde va esto.  Esa afirmación no es del todo cierta, en realidad los zapatos no son tan confiables y es bastante complicado encontrar el fit ideal por eso siempre debemos de probarlos. 

Yo -como dirían los papás- tengo pie de tamal, es decir gordito y aplastado, sumado a esto tengo unas piernas chamorrudas.Casi siempre tengo que usar zapatos más grandes de mi talla porque no me quedan de ancho, y me es muy complicado encontrar tacones y sandalias por lo que uso mayormente calzado cerrado, es decir botas y tenis.

A mitad de la pandemia se puso de moda un zapato muy particular, las botas Naked Wolf. Que belleza de calzado, daban altura, comodidad y estilo. Todos queríamos unas y por eso rápidamente fueron replicados por todas las marcas y los dupes se dejaron ver. 

Botas Naked Wolfe: Así son los zapatos con plataforma en tendencia de 2022 | Vogue

Tanto se produjo el mismo producto y ninguna pudo ver un problema general que afectaría a un tipo de consumidor. Las botas no son chamorrudefriendly, es decir que no te quedan si tienes pantorrillas anchas. No se si es porque tiktok me lee la mente, pero mi fyp estaba llena de mujeres que probaban las botas y trataban de hacerlas más grandes de las pantorrillas porque no les quedaban.

Desistí de comprarlas después de darme cuenta que nunca me quedarían.  Pero me quedé pensando en algo. Es el momento de que hablemos de pies gordos porque aunque se cansen de escucharlo existimos personas con caderas, piernas, muslos, glúteos, pies y en general cuerpos grandes. 

Hablando con otras personas me di cuenta que no era la única que sufría de este problema. 

A Paulina por ejemplo  a veces se le complica encontrar zapatos de su talla, ya que la mayoría del calzado está diseñado bajo la idea del pie delgado y tiene que buscar zapatos que sean más anchos para que su pie se vea estilizado. Los Zapatos con tiras o botas que lleguen a la pantorrilla los suele pasar por alto  ya que muchas veces no están diseñados para otras complexiones. 

Marilú por otra parte afirma que encontrar zapatos es complejo para ella, muchas veces le da miedo tener que alterarlos para que le queden correctamente debido a que se corre el riesgo de que el calzado se arruine. Siendo una persona plus size el usar botas altas puede llegar a ser incómodo, la mayoría no cierran a la altura de las pantorrillas y las que sí lo hacen suelen quedar muy apretadas haciendo el caminar incómodo.

Carla y Luz Alvarez son hermanas dueñas de Begonias una tienda de zapatos en mi ciudad, en el último año su negocio ha crecido mucho y esto les ha permitido aprender sobre el pie de sus clientas. “Cada cliente es diferente y buscan cualidades diferentes al comprar un zapato, por lo que es muy complicado que un solo modelo le quede a esta diversidad de tallas y formas, es por eso que intentamos tener mucha variedad, para que cuando alguien llegue a la tienda encuentren algo que les guste y les acomode” Uno de los cambios más recientes que han hecho dentro de su catálogo fue descontinuar el modelo de las botas Carlota, cambiándolas por otras que tuvieran una pantorrilla más ancha para que un mayor rango de personas las pudieran usar. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por BEGONIAS calzado (@begonias.mx)

Lo que pasa con los pies, pasa con los brazos, con las piernas, las panzas, la espalda y en general el cuerpo. No existe un molde igual como el de los pasteles del que todos salimos y por eso seremos iguales.  Es por eso que les pregunto ¿El diseño se tiene que ajustar al cuerpo o el cuerpo tiene que adaptarse a lo diseñado? 

El diseño diverso, el hacer de la moda más inclusiva es más que agregar un par de centímetros a cada lado para hacerlo más grande. Sino tomar en cuenta las diferentes formas, tamaños y proporciones para que todos nos podamos vestir como queremos sin importar nuestra talla.

Instagram:  @gobynh

¡COMPARTE!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Related Posts